Transparentará nuevo auditor del estado las 32 obras más polémicas del morenovallismo: Olga Lucia Romero

FOTO: esimagen / Miguel Romero

El nuevo titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), Francisco Romero Serrano, dará a conocer el estado en el que se desarrollaron las 32 obras más polémicas del morenovallismo, aseguró Olga Lucia Romero Garci Crespo, presidente de la Comisión Inspectora del Congreso local.

En entrevista, explicó que la información fue ocultada por los dos responsables anteriores de la fiscalización de recursos públicos: el ex titular de la ASE, David Villanueva Lomelí, y el ex encargado de despacho Alberto Segovia Blumenkron.

 


Las 32 obras se construyeron en los gobiernos panistas de Rafael Moreno Valle Rosas y Antonio Gali Fayad. Del listado destaca la remodelación del Estadio Cuauhtémoc, el Museo Internacional del Barroco, las obras del segundo piso de la autopista México-Puebla, el Teleférico, los centros integrales de servicios y la Estrella de Puebla.

“El plan que tenemos es llegar al fondo, saber quién tuvo que ver en cada uno de los desfalcos que hubo, porque eso lo sabemos, que sí los hubo”, manifestó la diputada, miembro de la fracción legislativa de Morena.

Anunció que la información la solicitará a Serrano en la reunión que sostendrán mañana en el interior de la Comisión Inspectora, la primera tras la designación del nuevo auditor superior, aprobada por el Congreso el miércoles pasado.

“El plan que tenemos es llegar al fondo, saber quién tuvo que ver en cada uno de los desfalcos que hubo, porque eso lo sabemos, que sí los hubo”, manifestó.

Adelantó que también requerirá a Romero Serrano un informe del estado en el que recibió a la ASE, así como del proceso de fiscalización de las cuentas públicas correspondientes al ejercicio fiscal 2018.

Sobre la conducción de David Villanueva y Alberto Segovia en torno a la información requerida por la Comisión Inspectora, Olga Lucía Romero dijo que desconoce la razón por la cual se negaron a proporcionar los datos a detalle de las obras públicas y del proceso que siguieron para fiscalizarlas, pero consideró que faltaron a su deber de garantizar la correcta rendición de cuentas.