Asegura Minera Gorrión que no contaminará con cianuro agua y tierra de Ixtacamaxtitlán

Asegura Minera Gorrión, filial de la canadiense Almaden Minerals, que no contaminará con cianuro agua y tierra de Ixtacamaxtitlán ■ Foto Jafet Moz / esimagen.com.mx

Directivos de la Minera Gorrión, filial de la canadiense Almaden Minerals, afirmaron ayer que, de aprobarse el Proyecto Ixtaca, no habrá contaminación por cianuro a mantos acuíferos ni el subsuelo de Ixtacamaxtitlán, porque utilizarán circuitos cerrados para lixivación, amén de que la mina no considera el uso de aguas subterráneas.

Agregaron que para la explotación del yacimiento de oro y plata, tampoco se aprovecharán los afluentes en la zona porque se construirá una presa para captar agua de lluvia y que el uso de explosivos no será en barras sino electrónicamente para no afectar a las viviendas y el medio ambiente.

El vicepresidente de Minera Gorrión, Daniel Santamaría Tovar, y la responsable de Gestión Social y Relaciones con las Comunidades de la empresa, Rosario Uscanga, presentaron ayer el proyecto y avances de la mina en Ixtacamaxtitlán.


Dejaron claro que en estos momentos no están utilizando cianuro, porque la mina ni siquiera existe y apenas está por presentarse el Manifiesto de Impacto Ambiental a las autoridades del ramo para su aprobación.

El proyecto

Explicaron que la concesión de Minera Gorrión en aquel municipio, ubicado en los límites con Tlaxcala, data de hace 17 años y abarca 14 mil hectáreas, de las cuales solo 120 son susceptibles de ser explotadas por sus yacimientos de oro y plata. En ese sentido, se refirieron al amparo que tramitaron pobladores de Tecoltemic para impedir la mina y señalaron al respecto que esta población se encuentra a 10 kilómetros lineales de distancia del área de extracción, están protegidos por montañas y por tanto no resultarían perjudicados. No obstante, advirtieron que para evitar problemas, simplemente excluirán a dicha comunidad del área concesionada.

Manifestaron estar dispuestos a dialogar con los grupos inconformes y que naturalmente se oponen a los proyectos mineros independientemente de las diferencias que puedan tener éstos.

De hecho, presentaron al Proyecto Ixtaca como “la primera mina moderna de oro y plata en Puebla”, pues cuenta con la Evaluación de Impacto Social (EVIS), cuando la legislación vigente no la considera para el sector minero. Aseguraron que tienen un plan de gestión social “consultado con las comunidades” que incorpora programas de “beneficios sociales y duraderos”.

Afirmaron que han brindado información sobre el proyecto a 6 mil personas en las oficinas que Grupo Gorrión tiene en la población de Santa María y han tenido contacto con otras 2 mil 700 a través de un módulo itinerante, amén de haberle brindado “atención a mil 85 personas en diálogos transversales mensuales”.

En ese sentido, dijeron que han tenido 8 “juntas informativas” en 35 comunidades en las cuales han participado 3 mil 105 personas.

También han efectado visitas a minas en las que han tomado parte 480 representantes de 35 comunidades de la zona y “se ha recibido en campo alrededor de mil estudiantes de distintas instituciones, entre ellas la UAP y la UNAM”.

Cuando se cuestionó los vicios periféricos que habitualmente han entrañado la instalación de minas en comunidades del todo el mundo, como la instalación de cantinas, antros y la prostitución, Santamaría Tovar y Uscanga repondieron que también se cuidará que esas prácticas no lleguen con la eventual actividad del proyecto Ixtaca.

A pregunta expresa, el vicepresidente de Minera Gorrión consideró que dado el EVIS y la gestión social que se han realizado desde 2012, en la consulta que obliga la ley para que las comunidades, congregadas en asamblea, acepten el proyecto, los intereses de la compañía se vean favorecidos.

De hecho, aseguraron que, entre otros organismos, las actividades de Minera Gorión son avaladas por la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas.

La mina

La mina en Ixtacamaxtitlán, revelaron sus promotores, tiene una vida útil de 14 años y según el tercer informe de prefactibilidad publicado el año pasado, cuenta con reservas “probadas y probables de 65 millones de toneladas de mineral con promedio 0.62 g/t de oro y 37.8 g7t de plata”.

La inversión inicial se calcula en 117 millones de dólares –unos 2 mil 165 millones de pesos y el estudio de evaluación económica de 2014 indica hasta un 90 por ciento de recuperaciones metalúrgicas de oro y plata y una tasade rentabilidad mayor al 20 por ciento”.

Santamnaría Tovar destacó que otro de los principios de su empresa es la transparencia y que la derrama económica en impuestos está considerada en 248 millones de dólares, de los cuales 55 son para el estado de Puebla, 35 para el municipio y el resto para la Federación.

Agregó que se han invertido 2 millones de pesos en responsabilidad social corporativa desde 2012 y generado 75 empleos locales, aunque se estiman 400 para la construcción de la mina y 430 para su operación.