Incautan armas punzocortantes y 12 teléfonos celulares en celdas del Cereso de San Miguel

Un nuevo cateo en el Cereso de San Miguel arrojó la incautación de varias armas punzocortantes, un cargador y tres pipas para fumar, objetos prohibidos a los que tenían acceso algunos internos.

El operativo se realizó en los dormitorios en completo sigilo para evitar que los reos fueran alertados.

Cabe señalar que en otras movilizaciones al interior del centro penitenciario se han encontrado pantallas, televisiones e incluso drogas que eran comercializadas dentro del penal.


En el cateo más reciente fueron localizados 12 teléfonos celulares, a pesar de que los internos tienen prohibida la comunicación por esta vía con el exterior, un objeto punzo cortante, también conocido como “filero”, dos cuchillos, un cargador y las pipas para fumar.

Alrededor de 50 mil pesos en efectivo, droga y teléfonos celulares fue el saldo de un cateo al área femenil del penal de San Miguel el pasado 3 de agosto.

La supervisión se realizó en el área de dormitorios, áreas de trabajo y esparcimiento, donde se decomisaron teléfonos celulares y cuatro chips para teléfonos móbiles, así como marihuana.

La Secretaría de Seguridad Pública informó que los celulares se hallaron en la zona de dormitorios, donde también se decomisaron cinco gramos de marihuana.

Según la dependencia la movilización se apegó a los protocolos de la protección de derechos humanos de las personas privadas de su libertad.

El pasado 24 de marzo fue desmantelada la organización delictiva comandada por “El Cachibombo”, quien controlaba el tráfico de drogas, alcohol y de mujeres en el penal de San Miguel, informó el mandatario Miguel Barbosa.

A esto respondió la intensa movilización de 3 mil agentes estatales y de la Guardia Nacional durante la madrugada que terminó con un operativo de revisión en dicho centro de reclusión, en el que se hallaron estupefacientes, teléfonos celulares y armas de fabricación de los propios reos.