Andrés Cerón Salas amenaza a La Jornada de Oriente tras desistir a su derecho de réplica por conflicto en el Mercado Zapata

La Jornada de Oriente buscó la tarde de este lunes al señor Andrés Cerón Salas, quien se presenta como líder del Mercado Zapata y trabajador de la Unidad de Normatividad del Ayuntamiento de Puebla, para escuchar su versión sobre el conflicto suscitado en dicho centro de abastos en contra de su persona y familia; sin embargo, optó por desistir de su derecho de réplica.

Cerón Salas pidió ver personalmente a esta reportera, quien le dijo que por motivo de la contingencia del virus Covid-19 la entrevista tendría que ser vía telefónica.

En respuesta, el también ex candidato por la presidencia auxiliar de San Baltazar Campeche amenazó con proceder legalmente con contra del periódico, cuando desde un inicio se le hizo la aclaración que la fuente de la noticia por la que alude “daño moral” es un señalamiento de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) “28 de Octubre”.


Por esta razón, se hace público el deslinde en relación a que este periódico buscó a Cerón Salas para que ejerciera su derecho como lo confiere el Artículo 6 de la Constitución Mexicana.

“Requiero entrevista personal sino acudiré a instancias mayores, ya que afectaron mi trabajo y a mí persona”, alcanzó a decir, antes de colgar el teléfono.

En redes sociales, Andrés Cerón aparece vistiendo un chaleco color guinda, por su militancia en Morena, y como presidente de la agrupación “Unidos por San Baltazar Campeche y sus Colonias AC”.

Esta casa editorial publicó este lunes que la UPVA “28 de Octubre” denunció que los hermanos Miguel Ángel y Andrés Cerón Salas, el primero Delegado de Gobernación del Distrito 19 y el segundo trabajador de la Unidad de Normatividad del Ayuntamiento de Puebla, montaron una provocación en el Mercado Zapata contra sus agremiados, buscando causar una confrontación física.

Incluso, reveló que crearían  un frente opositor a la organización, a fin de restaurar el viejo régimen que imperó durante el sexenio morenovallista de violentar con impunidad a los opositores y fabricar delitos con acusaciones falsas.

La organización aseveró que los hermanos Cerón Salas convocaron a varios comerciantes para engañarlos y asustarlos que si no aceptaban cerrar los accesos del centro de abastos, por la pandemia, “la Guardia Nacional cerraría en su totalidad el Mercado Zapata”, a pesar que la venta de alimentos es una actividad indispensable durante la contingencia.

Al final, la organización fundada hace casi medio siglo por Rubén Sarabia Sánchez Simitrio exigió a los Gobiernos Estatal y Municipal frenar los actos de provocación y agresión montados por estos grupos gobiernistas que de forma “camaleónica” se incrustaron en Morena en busca de su beneficio particular y el control total del Mercado Zapata.