Alcalde prófugo de Ajalpan rinde su segundo informe, de manera virtual ante el cabildo

Ajalpan. Pese a ser prófugo de la ley Ignacio Salvador Hernández, rindió su segundo informe de gobierno, como presidente de este municipio, ante un cabildo que permitió al edil enviar su mensaje de manera virtual y no emitió el más mínimo reclamo respecto al trabajo y la ausencia del alcalde.

Cómo si se tratase de algo normal, así como no tuvieron problema para que a través un foto montaje se incluyera a Ignacio Salvador en la foto del cabildo, un día antes; los regidores y la sindico tampoco se inmutaron cuando en el pase de lista, el secretario general indicó que el presidente se conectaría virtualmente, usando como pretexto las medidas preventivas del Covid-19.

Ante el anuncio, el delegado de Gobernación, Samuel Olivier, quien acudió como representante del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, pidió la palabra para informar su decisión de retirarse del recinto, al señalar que “el gobierno del estado no se va a prestar a este tipo de situaciones”.


De inmediato se anunció el mensaje de Salvador Hernández, en  la pantalla colocada frente a los regidores, apareció el alcalde, a quien los habitantes de Ajalpan no ven en persona desde abril pasado.

Con un fondo blanco a sus espaldas, Ignacio Salvador, expresó que de esa manera daba cumplimiento a la ley al rendir su informe; se dirigió después al gobernador, para decirle que “estamos trabajando juntos”.

Dijo ser un hombre trabajador, oriundo de la Sierra Negra e indígena. Aseguró que está trabajando con todas las juntas auxiliares y las inspectorías, a quienes les prometió que seguirá dando el apoyo durante el próximo año que resta al ayuntamiento.

No dio lectura al informe, en su lugar se proyectó un video sobre las obras y acciones del ayuntamiento. Mayor sorpresa provocó la respuesta de la síndico, Abril Martínez, quien lejos de cuestionar al alcalde y su ausencia al cabildo, dio como válido el informe de Ignacio Salvador y hasta le dijo que “se está trabajando en la dirección correcta, queda muy claro al ver cada obra pública terminada”.

En las redes sociales se dieron varios reclamos hacia los regidores a quienes los cibernautas calificaron de solapar y encubrir a un delincuente, calificativo dirigido al presidente municipal.

La razón de esos señalamientos obedecen a que desde abril, Ignacio Salvador se encuentra bajo investigación por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE) por supuestos vínculos con bandas delictivas. Es un proceso que se inició en abril.

Ese mismo mes se ejecutaron órdenes se cateo en sus propiedades de Tehuacán y Ajalpan; en agosto nuevamente la fiscalía aplicó cateos en sus negocios. Un hotel y la base de su línea de transporte público fueron clausurados, ahí la policía detuvo a seis personas z entre ellas una hija del munícipe.

Supuestamente ese mismo día en Coxolico, de donde es originario Salvador Hernández, se ejecutaría su aprehensión, pero los policías se encontraron con un grupo de gente, encabezada por familiares del edil, que los agredió,

Nadie sabe cuál es la relación que existe entre Ignacio Salvador y sus regidores, ni de qué manera logra que todos se mantengan fieles a él, ya que ni los de oposición han levantado la voz ante la prolongada ausencia.

Salvador Hernán sigue prófugo de la justicia y según su mensaje final, ayer, pretende continuar  así, pues dijo que “de aquí a un año vamos a seguir mostrando más trabajo” lo cual indica que se siente muy seguro de continuar evadiendo la acción de la ley.