Regidores reprochan al Congreso falta de voluntad política para discutir revocación de concesión del agua potable

Regidores cercanos a la presidente municipal Claudia Rivera Vivanco y del PAN reprocharon al Congreso del Estado que a siete años de haberse privatizado el agua potable en Puebla, los diputados no hayan tenido voluntad política para revocar o cancelar la concesión para el servicio de agua potable con la empresa Agua de Puebla. 

La discusión inició cuando la regidora del G5, Rosa Márquez Cabrera, propuso un exhorto para que el ayuntamiento remita al Congreso del estado el título de concesión firmado en septiembre de 2013 entre el SOAPAP y la firma privada, punto que fue votado a favor por mayoría de votos.   

“Es con conocimiento de causa. Se demostró que la concesión no ha sido autorizada por el Congreso del estado. Por eso el Congreso debe de asumir su facultad constitucional de revisar este convenio de concesión”.


En respuesta la regidora de Morena, Ana Laura Martínez Escobar, subrayó que el ayuntamiento no tiene facultades legales para revocar el convenio con Agua de Puebla sino que lo tiene que hacer el Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla. 

La regidora panista Augusta Valentina Díaz de Rivera justificó su voto en contra del exhorto debido a que en su opinión si el Congreso Local tuviera la voluntad política para revertir la concesión ya lo hubiera hecho sin necesidad de pedir el documento al ayuntamiento.  

“Este convenio ya lo venden hasta los puestos de periódicos. Si tuvieran voluntad en el Congreso ya lo hubieran hecho”, expuso.

El regidor de Morena Iván Herrera Villagomez votó en abstención del exhorto de los regidores del G5 ante la “omisión” hecha por el Congreso, cuyo líder, Gabriel Biestro Medinilla tiene mayoría emanada de su partido.

En tanto el regidor de Gobernación, Iván Camacho Mendoza, votó a favor del exhorto pero dejó en claro que lo hizo para que no se piense que la administración de Clauida Rivera “regatea” las propuestas por el tema.

“No puede ser posible que hasta este momento se quiera a través de la petición de los mismos diputados se solicite el título de Concesión para dar inicio y fijar una postura sobre este negocio de mil millones de pesos anuales. Si no se hace antes de que termine la legislatura los responsables serán los diputados, hay que recalcarlo”, subrayó.

La votación fue de nueve votos a favor, cinco en contra y ocho abstenciones, por lo que se avaló el llamado.