Agite y Sirva cumple 11 años de mostrar la práctica pedagógica y creativa de la videodanza

Agite y Sirva contiene 45 obras cine–coreográficas divididas en Imágenes sonoras, Poderes colectivos, Cuerpos: archivos vivos, Pertenencia–memoria–tiempo y conversaciones en juego ■ Foto Paula Carrizosa

Agite y Sirva, festival itinerante de videodanza cumple su edición número 11. Durante su recorrido en Puebla, será del 7 al 24 de noviembre en tres sedes: la Cinemateca Luis Buñuel de la Casa de la Cultura, el barrio de la Luz y San Manuel, con cinco proyecciones en sala de cine y tres exhibiciones más al aire libre de la selección oficial.

Esta vez, la selección oficial Agite y Sirva 2019–2020 está conformada por 45 obras cinecoreográficas de 19 países, entre ellos México, Brasil, Cuba, China e Irán. A la par se presentará el premier el cortometraje mexicano de creación colectiva Casa: memoria viva, el sábado 23 de noviembre.

Mediante un comunicado, las curadoras y fundadoras de dicho festival Ximena Monroy y Paulina Rucarba informan que el festival Agite y Sirva deviene en bienal y con ello propone expandir el alcance y la percepción de las prácticas curatorial, pedagógica y creativa en videodanza. Indican que la selección Agite y Sirva contiene 45 obras cine–coreográficas divididas en Imágenes sonoras, Poderes colectivos, Cuerpos: archivos vivos, Pertenencia–memoria–tiempo y conversaciones en juego.


Explican que en Imágenes sonoras “se expande el ser/estar cuerpo al entretejerse musicalidades, gestualidades, pasajes, densidades, visiones, sonoridades, sensibilidades y espacialidades vibrantes, conectadas con lo ritual”. Asimismo, que en Poderes colectivos “se hace homenaje a las memorias múltiples de los encuentros, lugares y ecos que resuenan en los cuerpos, en los caminos, en las desviaciones y en los territorios”. En Cuerpos: archivos vivos “se pregunta sobre el movimiento natural, el movimiento encontrado y las coreografías de las pasiones; expone una red de scores como escrituras vivas en el espacio–tiempo, en convivencia con cuerpospantalla y experiencias de realidad aumentada”.

Añaden que en Pertenencia– memoria–tiempo “poetizan las intimidades, los vacíos, los amores, los caminos, las pisadas, las búsquedas, los retornos y los reencuentros, las prácticas de hospitalidad y de cuidados”. Mientras que en Conversaciones en juego “se inscriben exploraciones en escucha y tránsito, al brincar límites y repensar lo que coquetea con ponerse serio; permite rupturas de expectativa, de tiempo fílmico y de autoría, desenvuelve puntos de partida como la fotografía y el origami”.

Indican que en su edición 11 en Puebla, ciudad que vio gestarse al festival, comenzarán este jueves 7 de noviembre de 20 a 21 horas en el barrio de la Luz, donde se proyectará al aire libre, el programa Imágenes sonoras de la selección oficial, mientras que los jueves 14 y 21 de noviembre en el mismo horario, pero en la colonia San Manuel, se proyectarán los programas Poderes colectivos y Cuerpos: archivos vivos.

En la Cinemateca Luis Buñuel de la Casa de la Cultura, en cambio, se exhibirán el viernes 22 de noviembre de 19 a 21 horas los programas Imágenes sonoras y Poderes colectivos; de igual forma, el sábado 23 de noviembre en el mismo horario se hará la premier en Puebla del cortometraje Casa: memoria viva y el programa Conversaciones en juego.

Destaca que dicho cortometraje fue realizado durante la residencia–laboratorio Diálogos intermediales en videodanza, que se cuestionó cómo a través de la danza y la videodanza se practica y revisita el lugar, el paisaje, la pantalla, la arquitectura, la historia, y cómo se construyen cuerpos arquitectónicos, sonoros y gestuales en videodanza.

Se explica que dichos Diálogos intermediales en videodanza fue una residencia y laboratorio internacional, un proyecto dirigido por Ximena Monroy y Paulina Ruiz Carballido con los artistas Claire Buisson, Jean–Baptiste Fave e Iván Ramírez, y llevado a cabo entre julio y agosto de este año, en el Centro de las Artes de San Agustín, en San Agustín Etla, Oaxaca.

Como clausura de la edición 11 del festival Agite y Sirva, el domingo 24 de noviembre de 19 a 21 horas se proyectarán los programas Cuerpos: archivos vivos y Permanencia, memoria y tiempo.

Agite y Sirva, festival itinerante de videodanza, fue fundado en 2008 como una red de difusión, formación, producción e investigación en torno a los cruces y tránsitos entre las artes del movimiento y las artes audio–visuales. En él, se comparte la idea de que la videodanza o el coreo–cinema toma forma en la exploración del movimiento en una pantalla, haciendo aparecer a través de diversos posicionamientos, recursos y concepciones, imágenes y acontecimientos en devenir.

“Servimos cortos, medios y largometrajes de videodanza y documental de danza, video–instalaciones y piezas performáticas. En Agite y Sirva se mueven cuerpos, objetos, conceptos”. Esta vez, además, agradecen al Programa de Apoyo a la Docencia, Investigación y Difusión de las Artes PADID 2018, el apoyo proporcionado para la realización de la presente edición.