Acusa bancada del PAN que Claudia Rivera impondrá sin planeación un proyecto de reorientación presupuestal

La bancada del Partido Acción Nacional (PAN) en el Cabildo de Puebla denunció este lunes que el gobierno de Claudia Rivera Vivanco busca imponer un proyecto de reorientación del presupuesto por 500 millones de pesos para hacer frente a la pandemia por Covid-19, sin contar con una planificación, lo cual –advirtió- pareciera indicar que la reingeniería servirá para posicionar a la alcalde electoralmente.

Así lo denunciaron a través de una conferencia virtual los regidores Augusta Díaz de Rivera y Enrique Guevara Montiel, quienes acusaron que en la reunión que sostuvieron este día en el Palacio Municipal con el resto de los integrantes del Cabildo resultó “una vacilada”.

Enrique Guevara aclaró que no hay ningún acuerdo con Claudia Rivera ni con el resto del Cabildo porque no les presentaron ningún documento.


Expuso que actualmente el subejercicio presupuestal supera los 2 mil millones de pesos que el gobierno tiene guardados en cuentas bancarias, de los cuales únicamente 500 millones serán utilizados para aminorar la crisis de la pandemia.

El panista lamentó que todo pareciera indicar que la reorientación del presupuesto va encaminado a ser utilizado para el proceso electoral que se avecina y en el que Rivera Vivanco buscará la reelección al cargo.

Reveló que sin un plan de por medio la alcalde informó que de los 500 millones de pesos, 390 o 400 millones de pesos serán enviados al Capítulo 6000 referente a Obra Pública, mientras que los 100 millones restantes para la recomposición del tejido social, que es el Capítulo 4000.

El coordinador de los regidores de Acción Nacional reclamó que el ayuntamiento ya trabaja para reorientar el presupuesto cuando aún no ha podido transparentar el uso de 105 millones de pesos que fueron destinados en un primer momento para enfrentar los estragos de la emergencia sanitaria.

Como ejemplo, citó el caso de las 27 mil despensas que fueron “mal distribuidas”, sin un padrón de beneficiarios, y en el que se utilizaron 12.5 millones de pesos.

Sobre este último punto, Guevara Montiel dijo que como panistas presentaron una propuesta en el que únicamente se utilizarían 10 millones de pesos para la compra de 50 mil despensas, es decir el doble de las entregadas por el gobierno de Claudia Rivera, pero condenó que no fueran tomados en cuenta por un asunto de revanchismo.

A la pregunta expresa de una reportera sobre cuáles son las propuestas que realizará Acción Nacional para la reorientación del presupuesto, el regidor respondió que aún no pueden proponer nada porque no cuentan con los documentos ni el plan, a fin de evaluar las posibilidades.

“Hoy a la reunión la presidenta llegó sin nada, solo nos dijo que serían reorientados los 500 millones de pesos. Al no contar con la información ni la documentación, literalmente estamos atados de manos”, respondió.

Continúo: “Pregunté a qué hora tendríamos el documento y la presidenta se comprometió a mandar tres documentos de Tesorería, el Instituto Municipal de Planeación y datos de salud para mañana martes, y con ello hacer la propuesta de reorientación”.

Adelantó que el próximo miércoles 5 de agosto sostendrán a las 17:30 horas una segunda reunión sobre la reorientación del presupuesto.

Sin embargo, advirtió que como ha ocurrido en las últimas sesiones de Cabildo la presidenta municipal tendrá que utilizar su voto de calidad para aprobar sus acuerdos, como primera minoría con 12 sufragios.

En tanto, Augusta Díaz de Rivera calificó de frustrante la reunión de este lunes entre los regidores, de la cual fueron excluidos quienes se encuentran en confinamiento total para salvaguardar sus familias.

A pesar del desarrollo tecnológico, dijo que no fue transmitida en vivo el encuentro entre regidores, el tesorero Armando Aparicio y el secretario de Gobernación, René Sánchez Galindo.

“Estoy preocupada porque la reunión resultó una vacilada porque no sustentaron la información, pero sí expusieron la salud de los regidores”, señaló.

En ese sentido, acusó que no les enviaron información electrónica con antelación para analizar el tema, a lo que consideró “maniobras para que no opinemos ni votemos, pues lo que se busca es que llegue a Cabildo un presupuesto que no va a ser consensado por todos los regidores”.