Acusa regidora de Coyomeapan al presidente municipal de marginación y hostigamiento

Coyomeapan. Verónica Nieva Martínez, regidora de Industria y Comercio de este municipio, aseguró ser víctima de hostigamiento y marginación por parte del presidente municipal, David Celestino Rosas. Sostuvo que el alcalde le niega el ingreso al cabildo y ordenó la retención de su salario y la disminución del mismo.

Según expuso, desde el inicio de la administración, recibe malos tratos y no le pagaron los dos primeros meses, bajo el argumento de que no contaban con recursos económicos en el ayuntamiento, porque recién empezaban su trabajo.

A decir de la regidora, el problema es que ella decidió ponerse del lado de los tianguistas que ocupan la zona del centro de la cabecera municipal, a quienes el munícipe pretende reubicar el mercado que se encuentra frente a su clínica, lugar que es insuficiente y es inadecuado para albergar a todos los comerciantes.


Son alrededor de 120 comerciantes los que venden en la vía pública, manifestó, por lo cual no es posible que todos se ubiquen en el mercado, sobre todo porque ya en ese zoco se autorizaron lugares para otros vendedores foráneos, sostuvo.

La regidora recibió el respaldo del Movimiento de Autogestión Campesino Indígena Popular (Mascip), que pidió la inmediata reincorporación de la edil al Cabildo, ya que no se le convoca a las sesiones, lo cual es una muestra de la marginación que se ejerce contra ella dijo el líder de esa organización, José Luis Leyva Machuca.

Durante las dos quincenas de mayo, dijo la regidora, no le pagaron su salario; lo mismo ocurrió con la primera quincena de este mes, ante lo cual Leyva Machuca exigió que se le entregue el sueldo que por ley corresponde a Verónica Nieva.

Consideró que la actitud hacia la regidora, es un acto de revancha porque ella está del lado de los tianguistas, quienes son gente del mismo municipio, pero se trata de personas de escasos recursos que van a vender desde poblaciones alejadas de la cabecera y son quienes más necesitan de la solidaridad de sus gobernantes.

El ayuntamiento, por su parte, informó que en un cabildo extraordinario, al cual la regidora no asistió, se aprobó por mayoría de votos la donación de tres meses de salario por parte de todos los regidores, dinero que se utilizará para adquirir productos de primera necesidad que entregarán a los habitantes a fin de que sea menos difícil la cuarentena.