Activa el ayuntamiento de Puebla un número telefónico permanente para la atención de ansiedad

Conscientes de la alteración y la conmoción emocional que está causando la contingencia sanitaria por el virus Covid–19, así como el confinamiento voluntario derivado de la misma, el gobierno de la Ciudad de Puebla, a través del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia municipal (SMDIF), brindará atención médica las 24 horas del día a las personas que sufren de ansiedad o periodos de crisis, detonados por esta eventualidad.

Los habitantes de la capital que necesiten de un cuidado o apoyo psicológico podrán contar con consultas vía telefónica marcando al número 2223405089.

En un comunicado el ayuntamiento informó que todos y cada uno de los pacientes que deseen utilizar este servicio de atención médica integral contarán con un seguimiento terapéutico semanal, especificado por el psicólogo asignado, dependiendo de cada caso.


En estos tiempos de emergencia sanitaria, enfatizó que la ciudadanía puede estar segura de encontrar en las autoridades locales los recursos y a los profesionales que necesitan para poder superar esta crisis.

Ante una situación estresante o un momento de vulnerabilidad emocional, la autoridad pidió conocer técnicas de control de ansiedad puede ayudar a quien padece esta condición, a reducir el malestar y la inestabilidad física y psicológica de la ansiedad.

Recomendó algunos ejercicios útiles, como la respiración diafragmática lenta, la consiste en respirar en forma lenta y llevando el aire a la parte de abajo de los pulmones. Este tipo de respiración puede ayudar a relajarnos y a reducir la sensación de pánico.

Asimismo, sugirió poner una mano en el pecho y otra sobre el estómago para estar seguro de que llevas el aire a la parte de abajo de los pulmones, sin mover el pecho.

“Al tomar el aire, lentamente, lo llevas hacia abajo, hinchando un poco estómago y barriga, sin mover el pecho. Retienes un momento el aire en esa posición y sueltas lentamente, hundiendo un poco estómago y barriga, sin mover el pecho”, explicó.

La autoridad dijo que hay que procurar mantenerse relajado al soltar el aire, para bajar el alto ritmo de la respiración.

“Toma aire, tal como se indica en el párrafo anterior, lentamente y contando de uno a cinco. Retenlo, contando de uno a tres, suéltalo lentamente, mientras cuentas de uno a cinco”, se lee en el comunicado.

Como ejercicio habitual, también se recomendó estimular la glándula pituitaria, la cual tiene como una de sus funciones la producción de endorfinas.

Dichas endorfinas –se explicó– son neurotransmisores implicados en la regulación del dolor y la sensación de bienestar, por ello, la práctica de ejercicio físico tiene un efecto beneficioso sobre la ansiedad y mejora el estado de ánimo.

Al final se propuso reenfocar la atención de la mente hacia estímulos externos al propio cuerpo; charlar con alguien, limpiar profundamente tu recámara, reacomodar un sitio en casa, cantar o cualquier actividad del agrado de la persona puede ayudar.