Lunes, junio 24, 2024

A tres años del Estallido Social del 28A

A tres años del Estallido Social del 28A 

Revista  Insurrección. Colombia.

Comando Central del ELN de Colombia

Después de tres años del estallido social, ejerce un nuevo gobierno que recibió el mandato de cambios enarbolado durante estas protestas del 2021. Hoy, los cambios enfrentan una firme oposición de los poderosos, que se siguen atravesando a que haya un mejor país para todos.

Tres años después del Estallido Social, cientos de personas continúan detenidas en las cárceles colombianas o perseguidas por haberse manifestado, otras sin ser condenadas, han sufrido juicios sin fundamento, junto a centenares que ya fueron liberadas pero continúan con causas penales ridículas.

La misma Fiscalía General que pidió cerrar el caso contra el expresidente Uribe, es la que acusa a cientos de personas de terrorismo, tortura, secuestro, homicidio, entre otros delitos, pero el verdadero trasfondo de su encarcelamiento y persecución penal es su participación en las protestas masivas, que visibilizaron la necesidad de cambios.

Estas personas encarceladas, han dado una batalla tras las rejas a pesar de la intención clara de silenciarlas, muestra de ello es su colectivización y organización, exigiendo al Gobierno de Petro un reconocimiento y la necesidad de buscar salidas a su situación jurídica, en el entendido que son Presos Políticos recluidos en las cárceles por haberse opuesto al régimen en las calles.

Una de las causas que motivaron las históricas protestas de hace tres años, entre otras muchas, fue la exigencia de democratizar al país. Hoy tres años después del Estallido, se hace evidente que el régimen político colombiano continúa con la persecución política, sin que haya muestras de voluntad para acabarla, en cambio la perfecciona para parecer oculta.

Hoy, sigue siendo una necesidad y una demanda del pueblo colombiano que la democracia se amplíe, para que el país pueda dar las transformaciones que requieren las mayorías para su Buen Vivir. La persecución política es una causa histórica del conflicto social en Colombia mantenida por el régimen, a pesar de ella el país ha persistido en la esperanza de cambios, buscando incesantemente transformar la realidad imperante.

Como causa estructural, la persecución política y el genocidio en curso debe ser superados para que Colombia pueda transitar hacia la solución política del conflicto, si el régimen deja de señalar y perseguir, creará las condiciones para que el pueblo colombiano deje de buscar los cambios por la fuerza.

Pueblo Mapuche. Nombre de lucha: Héctor Llaitul

Andrés Figueroa Cornejo

 «Este lugar fue la zona más rica en biodiversidad del mundo. Es la segunda región más desértica de Chile. El modelo de monocultivo forestal que defiende este Gobierno sólo ha dejado un suelo ácido e inútil. Pero el pueblo nación mapuche tiene una relación de equilibrio con la tierra y ella no se va a detener «, dijo Héctor Llaitul, prisionero político y vocero de la Coordinadora Arauco Malleco, antes del veredicto condenatorio de un Tribunal Oral Penal de Temuco, región de La Araucanía, este 22 de abril de 2024.

Y su palabra, por donde transitan las generaciones antiguas de su pueblo una y mil veces castigado y vuelto a amanecer, aclaró que «siempre nos dicen que tenemos que participar en la ‘vía política’, en los mecanismos que ofrece la institucionalidad. Pero para nosotros la realidad es la misma: comunidades carentes de vida, empobrecidas, con el clamor de recuperar su territorio. Nos obligan a existir en el antagonismo: la tierra para los poderosos o la tierra para los mapuche. Hablen sobre las pruebas de este juicio, pero no nos vengan a decir que el Estado chileno ha resuelto nuestros derechos fundamentales (…) si su naturaleza más profunda se trata de un Estado colonialista, racista, discriminador. Y no nos vengan a decir tampoco que la industria forestal que nos tiene sin afluentes de agua, es una alternativa de desarrollo para el pueblo nación mapuche».

Héctor Llaitul fue un luchador en contra de la dictadura civil y militar de Pinochet. En su vida se reúnen muchos combates, plazas y tiempo.

«La historia del pueblo mapuche es de resistencia desde que llegaron los españoles», recordó Llaitul, y su rostro recortado por la geometría de celda anticipada que tienen los tribunales cuando desploman sus leyes contra el oprimido. «Hoy existe resistencia porque está la cultura de la muerte sobre nosotros, la militarización, la injusticia repetida. No porque me condenen terminará el derecho profundo de las reclamaciones desde lo mapuche. Esta es una verdad que le duele al sistema colonial, al empresariado, sin embargo, no le duele al chileno consciente, porque nuestra lucha va mucho más allá: tiene que ver con la resistencia y sobrevivencia de los territorios, de buscar un mundo mejor para todos, para mapuche y chilenos», expresó Llaitul.

Las acusaciones de la Fiscalía y los abogados que encaró el werken de un pueblo que persigue la autonomía y la independencia, son hechas bajo la Ley de Seguridad del Estado por su presunto involucramiento en llamados a comunidades mapuche para emplear la violencia armada y atacar la infraestructura de las empresas forestales.

Las abogadas defensoras de Llaitul, Victoria Bórquez y Josefa Ainardi, señalaron posibles sesgos en el caso, algo que el fiscal Leiva y los representantes del Ministerio del Interior y la empresa Bosques Cautín, como era de esperar, negaron.

Llaitul ha estado en prisión preventiva durante dos años. Una de sus defensoras destacó las preocupaciones del Consejo de la ONU sobre el excesivo grado de militarización en la zona a través del estado de excepción constitucional, que implica la discriminación contra el pueblo mapuche.

La Fiscalía, tras obtener un veredicto condenatorio, solicitó una sentencia de 25 años de prisión, pena que todavía debe ser anunciada por el tribunal el próximo 7 de mayo, de manera virtual.

El Estado capitalista, autoritario, conservador, racista y excluyente de Chile, a través de su extensión judicial, uno de los aparatos represivos estratégicos, montó un proceso sobre el comunero mapuche Héctor Llaitul sin más pruebas que los dichos del vocero indígena. Cada una de las acusaciones que el Ministerio Público imputó a Llaitul carecen de prueba contundente. Ilegitimidad agravada por la utilización de los ‘testigos protegidos’, recurso que no permite defensa alguna. La Fiscalía llamó a cinco de ellos, pero únicamente se presentaron dos, e incluso uno declaró por escrito, texto que leyó el propio fiscal. Ello hace que el proceso entero se encuentre viciado y la condena sea injusta.

Las acusaciones contra Llaitul fueron compiladas por una unidad especial policial, con facultades jamás determinadas y que nunca fue detallada su proveniencia, atribuciones y constitución. En los hechos, el Estado utilizó un software propio de la inteligencia policial y política, denominado ‘sistema vigía’, que puede manipularse georeferencialmente y cuyo fin fue perseguir y plantar pruebas falsas a miembros específicos del pueblo mapuche.

Respecto del rol de los medios masivos y corporativos de comunicación, los titulares de la prensa del régimen dominante (prensa propiedad de las clases dominantes y formadora privilegiada del discurso político público) funcionan como armas atómicas contra la resistencia del pueblo nación mapuche y de su lucha por la recuperación del autogobierno y su territorio. Aquí unos ejemplos: «Descubierta conexión mapuche-canadiense»; «Poderosos grupos extranjeros ejercen influencia en mapuches, denuncia instituto»; «Identifican a agitadora mapuche conocida como La Chepa»; «Agricultores denuncian que líder mapuche violentista recibió preparación en Chiapas». Así se reproduce la propaganda contra la resistencia mapuche, mediante las cadenas del duopolio El Mercurio-La Tercera; todos los departamentos informativos de la televisión abierta; y los diarios noticiosos digitales y multimediales.

Se trata de los medios comunicativos y políticos que emplea la elite en Chile para intentar imponer sus intereses de clase en la visión de mundo de toda una sociedad, incluida la mapuche, y cuyos contenidos repiquetean inagotablemente a través de la educación formal, el trabajo y las formas predeterminadas de recreación y uso del tiempo libre. La maquinaria multiforme de la ampliación del sentido común de los grupos sociales privilegiados lleva varios siglos horadando la resistencia indígena. Ese mismo sentido común cuyo objetivo subyacente es la expropiación del suelo mapuche y sus riquezas, la subordinación de la población para su explotación productiva, y el exterminio de la disidencia política.

El lugar donde el capital colonial sitúa sus intereses y enclaves, rápidamente se convierte en reducciones de comunidades preexistentes, cárceles ampliadas, cuarteles de disciplinamiento social, corporal, mental. El supremacismo del colonizador transforma al otro en un objeto social vaciado de sí, dependiente, inferiorizado. El ocupante busca el sometimiento total y en el menor tiempo posible de la sociedad ocupada. Sin embargo, para ello es preciso ahorrar recursos a través de la sumisión consentida y de la interiorización en el oprimido de la imposibilidad de la resistencia y de la legitimidad de los propósitos del propio invasor.

También puedes leer: Territorio, disputa capitalista y defensa de los pueblos

En Chile, los medios masivos de comunicación son parte de la guerra antipopular prolongada para el sometimiento del mestizo y el originario. El poder mediático de una minoría social ha concentrado los males del mundo en Héctor Llaitul, ese mismo odio de clase, étnico y colonialista, crea su reverso. Multiplica la solidaridad con la causa mapuche, vuelve de papel las cárceles políticas, derrama sus razones en quienes se mantenían indiferentes, y dignifica la resistencia decorosa de un pueblo que va por lo suyo: tierra y libertad.

Días después de este texto el Estado chileno y su poder  judicial impuso 5 décadas de cárcel a Héctor Llaitul. ¡El pueblo mapuche no se rinde,  resiste!

Irán, ¿el eje de la resistencia al sionismo?

Los poderes dominantes mundiales,

difundiendo la utilización de las redes sociales

y el pensamiento globalizador,

 pretenden imponer su colonización

entronizando la cultura,

 la política y la economía liberales

en todos los países, aparentando hipócritamente

respeto por la ley y disfrazándose

con la retórica de los derechos humanos,

el establecimiento de la paz, la seguridad,

la democracia y la libertad.

Seyed Ali Jameneí 

Por Sinuhé.

La revolución Iraní de 1979 marcó un precedente histórico en el largo proceso de la resistencia en contra del imperialismo y el colonialismo, y desde entonces ha significado un desafío a la expansión del proyecto imperialista anglo-estadounidense y particularmente al sionismo en Medio Oriente. De inmediato al triunfo de esta revolución, el jurista y especialista en ley islámica el Ayatolah  Ruhola Jomeini,  líder espiritual de la revolución,  instauró el día mundial de al-Quds (nombre de la ciudad de Jerusalén en árabe) en oposición al sionismo y en solidaridad con la causa Palestina. El último viernes de cada ramadán en distintos países del orbe islámico como Turquía, Líbano, Indonesia, y Yemen, por mencionar algunos, se realizan manifestaciones en el marco del día internacional de al-Quds por la lucha palestina.

Su mayor aportación en la lucha antiimperialista y anti-sionista ha sido la articulación de distintos actores de Medio Oriente y de otras latitudes, que conforma un eje político-militar que ha cosechado una serie de triunfos a lo largo de las últimas décadas. Esta estrategia de la política internacional de Irán contempla el desarrollo de tecnología militar, entrenamiento, respaldo económico y militar a distintas organizaciones que conforman la lucha anti-sionista en países como Siria, Líbano, Iraq, Yemen, así como el desarrollo de relaciones diplomáticas con países como Cuba, Venezuela y Rusia.

El 1 de abril de 2024 el ejército de Israel bombardeó una sede consular en Siria asesinando a siete mandos militares de Irán. En respuesta la guardia revolucionaria del país persa lanzó el 13 de abril un ataque con cohetes y drones  contra bases militares de Israel, esta acción demostró que la hegemonía militar de Israel, que desde 1948 se mostraba incuestionable, hoy se encuentra frente a un gran desafío. A pesar de haber anticipado el ataque, Irán destruyó la base Eliat, una de las bases militares de Israel más grande y custodiada de la entidad sionista. Diez países ayudaron a reducir el impacto de los cohetes y destruyeron varios drones que se dirigían a Israel, entre estos países se encontraban Estados Unidos, Inglaterra, Francia y Alemania por mencionar algunos. Los grupos de Iraq, Líbano y Yemen también dispararon cohetes y lanzaron drones a Israel durante esta ofensiva. Quedó claro que a diferencia de hace varias décadas, sin la ayuda militar del imperio norteamericano y de otros países, Israel estaría derrotado militarmente. Irán no empleó su poderío militar más moderno como el misil Fatah. Pero más importante aún, demostró que su poderío militar esta al mismo nivel que el de Israel y que no recibió apoyo de ninguna potencia militar para lanzar su ofensiva. Gracias a este ataque, desde que inició el genocidio en Gaza, por una noche los palestinos no estuvieron bajo el asedio de drones y de la aviación de las fuerzas de defensa civil de Israel. Este ataque, como dirían algunos especialistas, no tiene precedentes en la guerra moderna por su alcance como por la exactitud de sus impactos, lo que llamó la atención de las potencias occidentales.

Ahora el principal reto de Irán consiste en seguir desarrollando su política-militar anti-sionista y antiimperialista en la región bajo el asedio de la alianza anglo-estadounidense y de la entidad sionista.

“Se trata de cambiar todas las circunstancias en las que un ser humano sea degradado, avasallado, menospreciado”

 (Karl Marx)

www.elzenzontle.org

Zenzontle2004@gmail.com

[email protected]

Te podría interesar: Educación militante/ Reto actual

Temas

Más noticias

Llaman a capturar los paisajes, rituales y cosmovisiones de los volcanes de México

Los volcanes, sus paisajes, sus rituales y cosmovisiones serán el centro de las miradas fotográficas de un concurso que llama a capturar la presencia,...

Lobos Plateados jugará sus primeros partidos de pretemporada

Los Lobos Plateados anuncian sus primeros partidos de pretemporada de cara al inicio de su actividad dentro de la Liga Nacional de Basquetbol Profesional...

Últimas

Últimas

Relacionadas

No cede violencia en sur de Colombia

Bogotá. Cuando el eco de la explosión de un coche bomba en el poblado de Remolino aún atravesaba las montañas del sur de Colombia,...

Genes de familia colombiana ofrecen pista para retrasar alzhéimer

Washington. Los científicos que estudian a una familia afectada por la enfermedad de Alzheimer en etapas tempranas de la vida descubrieron que algunos de...
00:00:09

Tres muertos e incontables heridos, el saldo del violento desalojo de la Fuerza Civil al plantón frente a Granjas Carroll

Agentes de la Fuerza Civil Estatal del gobierno de Veracruz desalojaron el plantón indefinido que campesinos y ejidatarios, veracruzanos y poblanos, que mantenían frente...

Más noticias

Llaman a capturar los paisajes, rituales y cosmovisiones de los volcanes de México

Los volcanes, sus paisajes, sus rituales y cosmovisiones serán el centro de las miradas fotográficas de un concurso que llama a capturar la presencia,...

Lobos Plateados jugará sus primeros partidos de pretemporada

Los Lobos Plateados anuncian sus primeros partidos de pretemporada de cara al inicio de su actividad dentro de la Liga Nacional de Basquetbol Profesional...

Un avance del 75% lleva la transición del sistema de salud al IMSS-Bienestar en Puebla

El gobernador de Puebla, Salomón Céspedes Peregrina, informó que la transición del modelo IMSS-Bienestar lleva un avance del 75 por ciento en la entidad,...