A través del cómic, Luis Ricardo expone una serie de símbolos de reconocidos por poblanos

Una serie de símbolos reconocidos, aceptados y compartidos por vecinos de esta ciudad son el motivo que guía el trabajo más reciente del caricaturista Luis Ricardo (Puebla, 1979) montado en el lobby del Teatro de la Ciudad.

Denominada Notables: cómics sobre Puebla, la exposición refiere a estos elementos de la cultura que dotan de identidad el habitar de la ciudad, a través de un formato cómico.

La muestra organizada por el Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla (IMACP), representa un esfuerzo por difundir la caricatura como una disciplina poco explorada desde su valor alegórico, o incluso artístico.


El dibujante Luis Ricardo –sobrenombre de Luis Ricardo Ramos Hernández que en las redes también se le conoce como Ramos Aparte– resaltó que esta exposición está motivada por su gran amor a Puebla y al mismo tiempo, llama a que los ciudadanos de Puebla reconozcan sus símbolos más destacados.

Al respecto, Miguel Ángel Andrade Torres, director del IMACP, señaló que la caricatura es una expresión notable que el hombre ha utilizado para describir el entorno en el que se encuentra.

Sobre el también guionista de cine y artista de internet, destacó que las principales herramientas utilizadas son el humor, el ingenio y la ironía, una de las maneras para entender la vida social.

Destaca que, en mayo pasado, con la invitación a “vivir la experiencia del horror vacui, la ansiedad del artista y la retorcida visión del arte mexicano del siglo XXI”, Luis Ricardo expuso en Filadelfia, Estados Unidos, en la galería experimental Philiput, un espacio hermano de Liliput, la galería dirigida en Puebla por Rebeca Martell y Devin Cohen.

En Philiput, Luis Ricardo presenta sietó obras realizadas bajo la técnica centenaria de temple al huevo, a la que se le suman crayones de niños y tinta fundida sobre papel. Todos estos elementos son añadidos, encimados, velados obsesivamente, uno sobre otro, apenas dejados libres en un apunte de lápiz de color sobre el amarillento papel libre de ácido y barnizados brillantes, como si fueran exvotos.

Son siete obras, escribieron Rebeca Martell y Devin Cohen, que provienen de la mente singular de Luis Ricardo, en una “retorcida visión del arte mexicano que se muerde la boca y el puño para no decir barroco ni neobarroco”. Su trabajo, apuntan, es extraño, obsesivo y podría decirse que sufre de horror vacui, es decir, “horror al vacío”.

Como dibujante recibió el tercer premio en el Salón Internacional del Humor en Santa Clara, Cuba, en diciembre de 2018. En 2005,su obra fue seleccionada en Berlinale Talents! De manera local ha expuesto en Capilla del Arte UDLAP y en la Alianza Francesa de Puebla.

En Liliput, aquí en la ciudad, montó Lo nuevo es lo olvidado, una serie integrada por dibujos, libretas originales e impresiones digitales de los dibujos coloreados y documentos íntimos de este artista.

En el caso de Notables: cómics sobre Puebla, la exposición estará disponible hasta el lunes 1 de julio en el lobby del Teatro de la Ciudad (Juan de Palafox y Mendoza 14, Centro), de lunes a domingo, de 10 a 19 horas. La entrada es gratuita.