Viernes, agosto 19, 2022
- Anuncio -

A expensas del arbitraje

- Anuncio -

Relacionadas

Gobierno de Atlixco inicia instalación de semáforos que la ciudadanía solicitaba desde hace años para prevenir accidentes

La presidente municipal Ariadna Ayala dio arranque a la instalación de semáforos en dos de los principales accesos del...

Cornada

En la aprobación/reprobación de cuentas públicas, el Congreso aplica la máxima juarista:  “a los amigos, justicia y gracia. A...

El próximo mes esperan concretar el Clúster de Agave región Tehuacán

Tehuacán. Se tiene un avance importante en la consolidación del Clúster de Agave en esta región, mismo que surgió a...

Destacadas

Presentan tres ONG internacionales un recurso para apoyar lucha del pueblo maseual

En apoyo a la demanda del pueblo maseual de no ser consultado sobre tres concesiones mineras que ya fueron...

Reitera el pueblo maseual rechazo a la consulta sobre tres concesiones mineras

El pueblo maseual reiteró su rechazo a ser consultado sobre las concesiones “Atexcaco I”, “Atexcaco II” del grupo Ferrominero...

Iniciarán investigaciones contra Mario Marín para frenar su excarcelación: Barbosa

Sobre el caso Lydia Cacho, el gobernador Miguel Barbosa Huerta dijo que su administración iniciará investigaciones contra el exmandatario...

Si las discusiones son la sal del futbol no cabe duda que el Azteca contenía, en la revancha sabatina entre América y Puebla, una buena reserva de bacalao. Ganaron las Águilas y dignificó la Franja el final de su campaña, fulgurante al principio y venida a menos posteriormente. La polémica iba a romper todos los diques a partir del segundo gol americanista: córner en contra, abrazo infractor de De Buen sobre Martín y el señalamiento del VAR que aclara que hay penalti. Inobjetable.

Lo que siguió entra de lleno en el terreno de la discusión. Por si –otra vez el VAR—Antony Silva, que desvió brillantemente el lanzamiento desde los once de Diego Valdés, sacó su suela de la raya una décima de segundo antes de que el fusilero hiciera contacto con la pelota. En estricto rigor, cosa de nada, se aplicó el reglamento, y en su segunda oportunidad no falló el ejecutor, pero, como bien lo expresara Silva en mensaje de red, habrá que preguntarse si no estamos ahogando en un mar de minucias la belleza técnica, estética y emocional de este deporte. Pues por ese camino habría que exigir que se marcaran con idéntica meticulosidad absolutamente todas las pequeñas y a menudo imperceptibles faltas que ocurren en cada partido. Y a ver, entonces, qué queda del juego y a qué agujero negro mandamos su indispensable continuidad. En fin…

Ida y vuelta. En medio de su racha adversa de las últimas semanas abordó la Franja los cuartos de final de liguilla. En el encuentro de ida registró el Cuauhtémoc el único lleno habido entre miércoles y jueves. Lástima que las expectativas de la entusiasta multitud hayan sido mal correspondidas por dos equipos faltos de chispa que se anularon casi permanentemente, atenidos a un choque de hueso contra hueso. Apenas dos ocasiones de gol pudo procurarse el Puebla, la primera resuelta apuradamente por Ochoa a remate cercano de Araújo (4´), y la segunda convertida en gol por el doble remate de Aristeguieta (55´). Alguna más tuvo el América, pero el tanto del empate se debió tanto al acierto rematador de Cáceres (80´) como a la pasividad de Maia para anticiparse y rechazar el lanzamiento aéreo sobre su área de una de tantas faltas cometidas por los hombres de la Franja, Israel Reyes en este caso.

- Anuncio -

Mejor espectáculo el sábado en el Azteca. Primer tiempo bastante parejo, igual que el marcador al finalizar los 45´ iniciales, gol abridor de Henry Martín aprovechando un centro bombeado de Fidalgo mal medido por el guardameta paraguayo (41´), e inmediata respuesta de la Franja a través de Israel, cuya vistosa chilena finiquitó una serie de rebotes en el área local tras córner desde la derecha (46´). Fue en el segundo tiempo cuando el América afianzó su dominio sin que por ello desmereciera un Puebla en permanente pie de lucha. Pronto llegó el penal de la polémica, convertido al fin por Valdés (57´), mas no se crea que quedó sin respuesta, hasta el punto de resultar decisiva la desviada de Ochoa a contrarremate de Aristeguieta que, tras la desviada del portero, dio en el vertical izquierdo de su marco (71´).  Y allí mismo se fraguó el contragolpe azulcrema que terminó con la fuga solitaria y el servicio al centro de Valdés que Zendejas empujó sin oposición al abierto portal (72´). Tras lo cual el local se replegó aún más, atento a cazar algún otro pelotazo largo. Alguno pudo cuajarle –Antony suplió con valor la ya franca ausencia de defensores–, hasta que se produjo el abrazo de Cáceres a Martínez en el área local y el consecuente penal, convertido por Aristeguieta cuando el tiempo de compensación se estaba agotando (90+7´). Lo cual dejó la eliminatoria en un decente 4-3 global certificando la calificación americanista.

Derrotado y todo, la actitud del Puebla, su entrega a la causa, resulta irreprochable. En cuanto al arbitraje, lo dicho dicho está, más allá de la actuación y las decisiones concretas de Fernando Guerrero y el mentado VAR.

Liga MX, cuartos de final. De los encuentros de ida el mejor fue el San Luis-Pachuca jugado en la capital potosina, un 2-2 justificado por el empuje del cuadro local frente a la superior clase y conjunción del líder del torneo. Aunque ya aquí el arbitraje empezó a mostrar su cara más discutible, y no sólo en relación con la falta dentro del área cobrada por Berterame para igualar a uno la contienda. Y en la devolución de visita, el sábado en Pachuca, el 3-2 final favorable al líder se produjo en medio de un montón de errores defensivos, denominador común no de esta eliminatoria en particular sino de casi todos los equipos a lo largo del torneo. Otro dato a tomar en cuenta es que la escuadra que encabezara la clasificación no exhibió mayor distancia sobre el número 11 de la tabla. Preocupante de veras, pese al triunfalismo falaz de la publicrónica.

Y además. Es verdad que el Cruz Azul pecó de timorato y contemplativo jugando en casa, pero lo que acabó de hundirlo fue ese gol tan estúpidamente concedido en el partido de ida, reflejo –uno más– de lo mal que están jugando en general los cuadros bajos, tal vez con la excepción del atlista; fallas de marcación, de coordinación, aderezadas de pifias inconcebibles en un profesional como la de Aldrete en la jugada de referencia –abanicó el centro lejano, rodado y flojito lanzado al azar por Dueñas, no se enteró Jurado y la pelota se coló mansamente al lado del poste contrario (44´)—. Lo demás fue una exhibición de impotencia cementera y de autocontención de Tigres, satisfecho al parecer con ese 0-1, que persistió hasta el final.

Del llamado clásico tapatío fue mucho más el ruido que las nueces, decepcionante el Guadalajara y justa victoria del Atlas en el Akron, partido de ida. Con la interesante novedad de dos magníficos goles de Jeremy Márquez (Guadalajara, 2000), producto neto de la cantera atlista. En el primero contrarremató con aplomo de veterano un forzado rechace del arquero a fusilamiento de Julián Quiñones (27´); luego resolvió con un toque sutil dentro del área, muy colocado, el servicio de Chalá tras magnífica habilitación de Furch jugando a espaldas del arco (43´).  Algo reaccionó Chivas en el complementario pero su alocado esfuerzo no fue más allá del infructuoso descuento marcado por Calderón (54´); después el juego se mantuvo donde lo quiso y puso al rojinegro.

Y algo similar mostró el primer tiempo del encuentro de vuelta, donde sitúo el corte de caja previo al envío de la presente columna. Planteamiento conservador de Diego Coca y manifiesta desorientación rojiblanca, pese a dos cañonazos devueltos por el larguero del marco de Camilo Vargas, castigado en el último suspiro de dicha primera parte por el gol de Chalá, que permanecía en el campo luego de una tarjeta amarilla recibida y otra perdonada, cortesía de Fernando Hernández, un árbitro probadamente incompetente.

Disculpará el lector que deje aquí mi relato d ellos cuartos de final, aunque me atrevo a suponer que, visto lo visto, Atlas y Tigres van a ser, con el Pachuca y el América, los otros dos semifinalistas.

- Anuncio -

Ultimas

Gobierno de Atlixco inicia instalación de semáforos que la ciudadanía solicitaba desde hace años para prevenir accidentes

La presidente municipal Ariadna Ayala dio arranque a la instalación de semáforos en dos de los principales accesos del...
- Anuncio -
- Anuncio -