Martes, agosto 16, 2022

¡A defendernos del Estado feminicida! ¿Qué podemos hacer?

-

- Anuncio -

Yiria Escamilla

Ante el permanente estado de alerta por el alto índice de feminicidios, las mujeres, colectivas, grupas y organizaciones, además de manifestarnos por todas las vías posibles incluyendo la acción directa (sí señores, sí pintamos las paredes y rompemos vidrios), estamos extremando medidas de precaución (triste pero necesario ante la incompetencia gubernamental).

Nos queda claro que el Estado no nos cuida (sí señores, su amada 4T, su Peje y su papá-ejército tampoco), así que nos agrupamos para cuidarnos entre nosotras.

- Anuncio -

Aquí algunas medidas para iniciar la búsqueda desde el minuto cero (no a partir de las 72 horas como mandan las ineptas fiscalías) y con ello, aumentar las posibilidades de encontrarnos con vida:

  • Armar una carpeta con la información necesaria que ayude a tu familia en la búsqueda, conteniendo datos de complexión y descripción de tus señas particulares (tatuajes, lunares, cicatrices, registro dental, tipo de sangre, etc.). Puedes dejarla a la vista en tu domicilio o confiarla a alguna persona.
  • Datos telefónicos y correos electrónicos y redes sociales, con contraseñas
  • Fotografías de cuerpo entero, frente y vuelta, a color. Otras de solo cara a color y de frente (al llenar una ficha signaléctica, este es el formato que se incluye). Todas impresas y renovar cada dos meses, mínimo.
  • Si usa iphone la contraseña de Apple para poder rastrearlo. En Android puedes descargar aplicaciones para encontrar tu teléfono y checar dónde estuviste la última vez.
  • Contraseñas de tus aplicaciones y equipos.
  • Una lista de gente cercana como amigos, familia, colegxs, compañerxs, etc., que incluyen teléfonos.
  • Lista de lugares que frecuentas y de rutas.
  • Información sobre las tarjetas que usa o cuentas como pay pal. Esto para ver si haya movimientos bancarios, horarios y lugares de uso.
  • Datos de tratamientos y medicamentos, alergias, padecimientos y enfermedades.
  • Carta poder donde autorices a algún familiar o persona a acceder a tus datos, firmada y dirigida “A quien corresponda”.
  • Lista de a quién o quiénes notificar si desapareces.
  • Forma un grupo pequeño de WhatsApp para monitorearse entre sí, avisando salidas y llegadas y ubicación en tiempo real. Intercambiando directorios personales, teléfonos de emergencia y aviso a familiares.

Recuerda estar siempre alerta:

  • No te concentres en tus dispositivos móviles.
  • Si usas audífonos, libera un oído.
  • Lleva a la mano un gas pimienta, linternas deslumbrantes, llaveros –alarma, llaveros con puntas (gatos), taser, etc.
  • Usa calzado con el que puedas correr.
  • Si te encuentras en peligro implementa tu plan de emergencia, entra a algún lugar público y pide ayuda.
  • Grita, grita, golpea, golpea… sálvate.

En colectivo puedes formar grupos de apoyo y atención a víctimas, acercarte a colectivas feministas y agruparte para apoyarnos entre nosotras. ¡El Estado no nos cuida, me cuidan mis amigas!

- Anuncio -

(En las comunidades y barrios crece la participación de mujeres  en policías o guardias comunitarias y se aprende a impartir justicia sin machismo. El Zenzontle metiche)

 

LA FORMACIÓN  DE UNA MILITANTE

(Testimonio presentado por una compañera  trabajadora jubilada que se formó y  forma política y socialmente en la digna acción)

Es un proceso de la acción, en donde cada uno de los militantes vamos aprendiendo de forma colectiva.

1ª Etapa

En la primera organización que yo milité a la edad de 15 años, teníamos un método educativo que era tan sólo de tres conceptos: (VER, JUZGAR Y ACTUAR).

Con este método realizábamos un informe de la realidad que vivíamos en ese momento, según nuestro ambiente de vida, trabajo, colonia etc. por ejemplo: problemas de la colonia, como la falta de servicios y la marginación, falta de drenaje, agua potable, alumbrado público etc. Las viviendas eran irregulares, pero además los habitantes  eran en su mayoría desempleados; los jóvenes y los más adultos eran albañiles mal pagados y a veces sin empleo. Los trabajos informales eran como hoy; pequeños talleres de costura, ayudantes en tortillerías y comercios. Muy pocos trabajaban en las fábricas, y todavía menos los que estudiábamos en escuelas nocturnas la secundaria.

Ya que teníamos nuestro listado de problemas, comenzábamos a reflexionar ¿por qué vivíamos esta situación? “Acaso porque no habíamos tenidos suerte como otros”, o porque éramos flojos, y porque no teníamos derecho a una vivienda digna, a un empleo seguro y mejor remunerado, ¿por qué tanta miseria?

Estas reflexiones las hacíamos a veces con la ayuda de algún adulto que acompañaba el trabajo, súper machos, los agachados,  la familia Burrón, realmente no contábamos con  instrumentos de formación, como libros o escritos de análisis para poder avanzar, a veces nos llegaba algún periódico y leíamos alguna noticia de forma colectiva en nuestros grupos.

A pesar de nuestras dificultades avanzamos en el actuar y a veces mal, porque no sabíamos cómo llevar a cabo una asamblea en la colonia, aunque si juntábamos a la gente, fuera de la iglesia para hablar de la regularización de los terrenos que habitábamos, y hacíamos comisiones de trabajo para ir a la delegación y preguntar acerca de nuestra situación irregular, y comenzamos a organizar a la comunidad en otras áreas como pequeñas cooperativas de consumo, pues los precios eran muy caros en las tiendas.

También nos relacionamos con otros grupos de jóvenes en otras colonias y organizábamos encuentros de jóvenes de hasta 3 días en alguna escuela o barrio y ahí tomábamos acuerdos para realizar algunas actividades juntos, como la creación de un periódico bastante sencillo, también apoyábamos luchas de otras colonias que luchaban por servicios básicos como el agua.

Después comenzaron a crecer los grupos de jóvenes y adultos, y comenzamos a separarnos los jóvenes del trabajo con adultos para hacer actividades con los jóvenes estudiantes y trabajadores de las fábricas cercanas a nuestras colonias, pues había una pequeña zona industrial con fábricas de costura de camisas y pantalones, ensambladoras de radios de transistores, de carnes frías. En las cuales logramos entrar a trabajar y comenzamos hacer el mismo trabajo y llamábamos a nuestro trabajo “la categoría de fábrica” y ahí nos coordinámos quienes trabajábamos y nos reuníamos a la salida para ver la problemática y pasamos a elaborar volantes de denuncia; los repartíamos a la salida, intercambiándonos para no ser fichados.

También se apoyaba el trabajo en la escuela secundaria nocturna, siendo representantes de los estudiantes, desarrollando actividades deportivas, de teatro, etc. Y de ahí surgían trabajos en otras colonias con jóvenes, llevábamos películas con contenido social, excursiones, ligas de futbol etc. Todo coordinado y con evaluaciones continúas para ver cómo avanzaba la consciencia y la organización, frente a los problemas. Muchas veces enfrentamos la represión en las colonias de parte de los caciques que había, incluso enfrentábamos a los militantes del PRI.

2ª Etapa

Al IMSS, entré a trabajar muy joven, pero comencé inmediatamente a trabajar con la gente en una clínica pequeña, y casi al año me nombraron representante sindical, nos sabía nada del Contrato Colectivo de Trabajo, pero asumí la responsabilidad y en ese trayecto me sorprendió un movimiento de los trabajadores del Seguro Social, lo cual me permitió conocer a militantes de organizaciones políticas con las cuales no coincidía en su forma de trabajo, pues no tenía representación en sus centros laborales; algunos si hacía algunas cosas, y las reuniones eran muy largas y agotadoras, a veces nos quedábamos a dormir en casa de compañeras hasta  agotar los temas, ahí aprendí también muchas cosas y me dí cuenta de las limitaciones teóricas que yo tenía y comencé a buscar información por mi cuenta y ponerme a estudiar acerca del sector que para mí era desconocido. Pero a pesar de todo yo siempre conté con un pequeño colectivo de personas que encontraba en el camino  y que nos reuníamos para organizarnos y poder estudiar el problema, y tenía que ser de forma rápida porque había muchas movilizaciones que nosotros promovíamos con el trabajo que hacíamos en cada lugar en el que trabajábamos.

Y así es que formamos, muchas organizaciones de acuerdo a los tiempos y las coincidencias que teníamos, pero creo que siempre nos falló la formación de nuevos trabajadores, que pudieran seguir adelante.

3ª Etapa, actual

Actualmente estoy en dos colectivos y  un pequeño frente.

1.En el frente aporto algunos trabajos, y participo en reuniones de coordinación.

  1. Un colectivo de jóvenes activos, yo soy la única jubilada, y estamos trabajando la formación en tres líneas de trabajo:

A)La formación sindical; retomando la historia y las diferentes experiencias de lucha para ir trabajando en los centros laborales en donde están ubicados. Yo como no tengo centro de trabajo, hago mi tarea en el centro de pago en donde veo a mis compañeras y compañeros cada mes y les reparto el boletín de jubiladas en lucha; también doy información y orientación, también tratamos de resolver algunos problemas propios de los jubilados, haciendo escritos algunas veces etc.

Esta formación es para hacernos de herramientas para poder llegar a otros jóvenes de los centros laborales y se pueda generar consciencia de clase  y organización para la lucha.

  1. B) La formación interna del colectivo con algunas lecturas acerca de la seguridad social, de la precarización del trabajo, de la explotación de los trabajadores. Hacemos lecturas y discutimos estos temas.

El objetivo de esta formación es ir generándonos claridad en un posición política  clara con una táctica y estrategia  y con la convicción de avanzar juntos como colectivo, para un trabajo a mediano y largo plazo, también para tener una visión de conjunto, tratando de romper una visión gremial.

  1. C)Elaboramos documentoscolectivamente, unos son denuncias, otros para difusión amplia.
  2. D) Tenemos un trabajo continuo de investigación de los grandes problemas nacionales, como las jurisprudencias, la precarización laboral, la reforma laboral, etc.
  3. E) Nos reunimos de manera permanente, y un tarea fundamental es el de realizar un trabajo de concientización en el centro laboral, y de propaganda.
  4. Un colectivo de jubilados y jóvenes.

En este  colectivo somos activos y jubilados, también ahí realizamos trabajo de investigación y de denuncia y estamos incorporando la formación en este colectivo. Las y los compañeros de este grupo fueron dirigentes sindicales y referentes en los  movimientos del IMSS, con mucha experiencia en el trabajo de  base, pero ahora la condición de jubilados los mantiene  alejados de los activos, y además  problemas de salud  de familiares, a pesar de todo el  trabajo continuo, permanente  pues no hemos  dejado de reunirnos y las tareas que nos dejamos se cumplen, publicamos material y contamos con algunos contactos, un Facebook que es alimentado continuamente. Además hay mucho entusiasmo para el trabajo que se realiza y  tratamos de ser  disciplinados: Rotación de mesa, se entregan minutas, se discuten los temas a fondo, etc..

A nivel general tenemos esta problemática:

Nos falta crecer en los centros laborales, el trabajo es lento, a veces logramos mover cuando se presenta coyunturas sindicales o alguna problemática que mueve a los trabajadores, y esto lo atribuimos a la falta de consciencia y las  enormes sobrecargas de trabajo; los trabajadores  llegan corriendo y se van corriendo, poco tiempo para platicar  Compañeros del colectivo  están en lugares claves y eso ayuda mucho porque tienen mucha relación con los trabajadores e incluso algunos pueden dar cursos que permitan conocer a más compañeros interesados en participar.

Tuvimos recientemente contacto con trabajadores de otro estado, incluso una reunión pero por la falta de tiempo y la pandemia no se pudo consolidar el trabajo con esos compañeros.

Los jubilados tenemos muchas limitaciones para poder trabajar como antes; enfermedades propias o la de familiares, no contamos con centros de trabajo y además ya perdimos muchos contactos desde que enviaron  a los jubilados a las tarjetas de débito ahora estamos más  aislados.

Conclusión

La formación nos ayuda, porque somos colectivos activos e informados, además de que aprendemos juntos, vamos construyendo una posición de clase  y nos levanta la moral y nos vuelve más creativos. Tenemos que vincularnos con otros sectores y artcular las luchas y la formación para vencer.

Matan en Guerrero al defensor Luis Donato Ortiz

El fundador del Consejo Ciudadano de Marquelia y defensor del pueblo afromexicano, Luis Donato Ortiz, fue asesinado el 28 de abril de 2022 a balazos en este lugar de la Costa Chica de Guerrero. Pese a que familiares intentaron llevarlo al hospital el defensor perdió la vida a causa de las heridas de muerte que le infligieron los agresores.

El asesinato de Luis Donato Ortiz, de 49 años, “se comete a unas semanas en que Luis había abanderado la lucha y movilización de la CRAC-PC contra la consulta amañada que realizaron los diputados y diputadas de la sexagésima legislatura del estado”, recuerdan las cinco organizaciones guerrerenses.

“Hemos perdido a otro compañero de lucha, valioso por su firmeza en sus convicciones; comprometido con la defensa de los derechos del pueblo Afromexicano”, por lo que exijen justicia, afirman en su comunicado el Tlachinollan, la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias – Policía Comunitaria (CRAC-PC), el Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa la Parota (CECOP), el Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad (CCTI) y el Centro de Derechos Humanos José María Morelos.

Por su parte, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) condenó el asesinato del defensor Luis Donato Ortiz y lamentó “el entorno de violencia que se vive en algunas regiones del país que ponen en grave riesgo la vida e integridad de personas defensoras de derechos humanos”, por lo que solicita a las autoridades garantizar la seguridad y protección de personas defensoras y población en general.

Boletín: Justicia para Luis Donato defensor del pueblo Afromexicano.

Lucha de clases*

Toda lucha de clases es un nido

de problemas nada superficiales

sea en las cumbres o en los arrabales

en la memoria como en el olvido

siempre hay un sueño que es más atrevido

y también otros que son más brutales

el corazón enfrenta esos puñales

pero no se da nunca por vencido

en la brega entre pillos y decentes

es bastante riesgoso ser sincero

hay sádicos de mierda y hay bufones

y en esta pugna de sobrevivientes

hay  buena gente que se aflige/ pero

en la lucha de clases no hay perdones

 

Mario Benedetti, libro: Canciones del que no canta

 

www.elzenzontle.org

[email protected]

[email protected]

- Anuncio -
- Anuncio -

Relacionadas

Presunto feminicida escapa de su casa en donde permanecía en arraigo; aprovechó cambio de turno de policías

Raúl N., un hombre de 32 años de edad que es investigado por el delito de feminicidio, escapó de su casa en donde permanecía...

Últimas

00:01:50

“Cancha pareja” en elecciones y no obstaculizar impugnaciones, ofrece la futura presidente del IEE Blanca Cruz

Blanca Yassahara Cruz García, quien llegó al Consejo General del INE como propuesta única para ocupar la presidencia del Instituto Electoral del Estado (IEE),...
- Anuncio -

Recomendamos

-