60 por ciento de delitos cometidos no se denuncian, señala regidor de Gobernación

Tehuacán. La falta de denuncia lleva a que los delincuentes sean liberados, por lo que se buscan estrategias para que las víctimas acudan a la Fiscalía General del Estado (FGE) para así iniciar las carpetas de investigación y se pueda someter a proceso a los detenidos, señaló el regidor de Gobernación Municipal, Israel Nasta de la Torre.

Resaltó que el tema de la inseguridad y la aplicación de la justicia es un asunto que se trabaja también por parte del gobierno del estado, por lo que ayer se llevaron a cabo mesa de trabajo y talleres con presidentes de colonias de Tehuacán para que conozcan los mecanismos a seguir ante esa problemática.

Israel Nasta resaltó que se trabajó en los temas de seguridad pública, derechos humanos y cultura de la denuncia, así como prevención del delito, información que los líderes deberán después compartir con sus colonos para de esa manera abarcar a un mayor número de ciudadanos.


Reconoció el interés de los convocados, quienes no solo escucharon a las autoridades, sino también expusieron sus dudas sino también hicieron observaciones y sugerencias a los ponentes.

En cuanto al tema de la cultura de la denuncia, el regidor destacó que se trata de un asunto sobre el cual hay que trabajar arduamente ya que es en ese aspecto en el que se frustra el trabajo de las corporaciones policíacas que son las encargadas de ejecutar las detenciones de delincuentes.

Según cálculos Nasta de la Torre, el 60 por ciento de las víctimas de delitos desisten de denunciar, lo cual permite que los delincuentes alcancen su libertad a las pocas horas de haber sido detenidos, toda vez que la ley exige la existencia de una denuncia para remitirlos ante la FGE.

Confío en que con los talleres y encuentros promovidos desde el Gobierno Estatal, se pueda avanzar en la materia, para que los hampones no sigan cometiendo ilícitos con la facilidad actual.

También hizo hincapié en que la población adquiera la cultura de la prevención, lo cual es de gran valía porque de ese modo se puede evitar ser víctimas de la delincuencia, labor en la que igualmente deben participar autoridades y ciudadanos.