Jueves, junio 17, 2021

6 de junio y la reelección

Destacadas

Mantienen plantón pobladores de Coyomeapan; exigen voto por voto en la elección municipal

Tehuacán. Desde hace 10 días, pobladores de Coyomeapan, municipio enclavado en la Sierra Negra, mantienen un plantón para exigir...

Abre la FGE una investigación por la desaparición del director de seguridad de Petlalcingo

La Fiscalía de Investigación Regional de Acatlán de Osorio (FIRAO) abrió una carpeta de investigación por la desaparición de...

«La reelección de Juárez pone en peligro

 las instituciones nacionales, ya que el

Congreso y la Suprema Corte se convirtieron en

- Anuncio -

 nuevos instrumentos del Ejecutivo al igual

 que las autoridades de algunos estados; la ineptitud,

 el favoritismo y la corrupción han arruinado

 la prosperidad de México».

 Porfirio Díaz

 Las once reelecciones del presidente de México Antonio López de Santa Ana a principios del siglo xix, las reelecciones a la presidencia de Benito Juárez García a mediados del siglo XIX, las reelecciones del General Porfirio Díaz a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, después de promulgar el Plan de la Noria, en Oaxaca, con el que se opuso a las reelecciones de Juárez; todas son muestra de que siempre se presentaron movimientos bélicos a causa de los sucesos —dicen algunos— políticamente imprudentes de aquellos personajes , que, lejos de abonar a la consolidación de la nación, han hecho todo lo contrario. Parece que, con las reelecciones de una multiplicidad de servidores públicos que pretenden perpetuarse en el poder el mayor tiempo posible, en la piel mexicana se produce una especie de «herpes».

A más de cien años de los últimos sucesos que originaron esas reelecciones, no parece que entendamos que en México no es asequible la reelección; no lo entendemos, pues estamos a unos días, esto es, el 6 de junio de 2021, de la inminente reelección de una gran parte de diputados del Congreso de la Unión. En esta administración pública federal, paradójicamente, fue aprobada la reelección del presidente del Poder Judicial Federal en una penosa y triste reforma de una disposición legal meramente transitoria sin entender que ello contradice la propia Constitución. La reelección se está volviendo una realidad, pero, con tanta violencia en las calles de este país, se ha olvidado ese suceso tan penoso en nuestra nación y ante la comunidad nacional. Aún más lamentable es que, ahora, los legisladores, concretamente los diputados federales y locales, así como los presidentes municipales, puedan postularse para una reelección.

Pareciera que esta nuestra generación ha olvidado la historia de este país, de nuestros ancestros, de nuestra propia conciencia: que siempre se ha rechazado la reelección. Cuya insistencia en ella, gracias a las reformas constitucionales de 2013, es para encubrir la corrupción de los tiempos de la denominada «casita blanca»; hecho que, lejos de provocar la renuncia del Presidente de ese tiempo, solo terminó en una reforma constitucional que ahora nos deja en peores condiciones: con la reelección y, luego, con una reforma judicial con la que el Congreso de la Unión se ha habituado, una donde autorizan y aprueban lo que no entienden o, en definitiva, no leen.

Además, si cabe ser más imprudente, esta administración pública federal ha puesto como parte de sus héroes emblemáticos a Francisco I. Madero, quien tanto combatió la reelección en México. Se está olvidando la lucha tan emblemática que, al final, provocó una revolución, la cual se trató del movimiento bélico más violento y con más muertes de todo el siglo XX en toda América Latina. Parece que siguen retumbando en todos los rincones de la nación la proclama de Porfirio Díaz: «La reelección de Juárez pone en peligro las instituciones nacionales, ya que el Congreso y la Suprema Corte se convirtieron en nuevos instrumentos del Ejecutivo al igual que las autoridades de algunos Estados; la ineptitud, el favoritismo y la corrupción han arruinado la prosperidad de México».

Hoy, estamos a unos días de confirmar si la ciudadanía de a pie tiene la conciencia de lo que ha sucedido con las reelecciones en México o si ha olvidado esos pasajes históricos tan bélicos y lamentables que se han presentado en todos los tiempos de este México tan revolucionario, todo simplemente por la reelección. Es evidente que hay tareas pendientes en esta generación, como una serie de reformas que impidan las reelecciones; porque esto se convirtió, después de la revolución y con la Constitución de 1917, en un derecho fundamental de los gobernados, esto es: que los funcionarios no puedan reelegirse. Esto forma parte de una de esa serie de derechos fundamentales, derechos que no se pueden trastocar, como sucedió en el año de 2013 con la posibilidad de la reelección de diputados y de presidentes municipales, así como con la reforma jurídica de este año 2021, que permite la prórroga de la presidencia en el Poder Judicial; como si en esta nación algunos de los funcionarios públicos fueran imprescindibles para la vida nacional. (Web: parmenasradio.org).

- Anuncio -

Ultimas

Tras un año cerrados por epidemia, Cabildo aprueba reapertura de panteones en el municipio de Puebla a partir del 24 de junio

El cabildo capitalino aprobó este jueves la reapertura de los panteones en el municipio de Puebla a partir del...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -