De enero a noviembre, 520 menores poblanos fueron repatriados de EU; 89 eran niñas y 10 estaban solas: Segob

Es Imagen

De enero a noviembre de 2020 un total de 520 menores de edad de origen poblano fueron repatriados de los Estados Unidos al estado, al agudizar la crisis por la epidemia de Covid-19. De la totalidad de los deportados, 89 eran niñas, 36 menores de 11 años y 10 no iban acompañadas de un adulto.

Esto de acuerdo con el reporte de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación (Segob), en el que resaltó que, con estos números, la entidad poblana se ubicó en el séptimo lugar nacional con más niños deportados.

Las autoridades federales precisaron que la mayor repatriación de niños al estado de Puebla se dio durante los meses de septiembre (65), octubre (67) y noviembre (66), por la situación de la emergencia sanitaria.


En contraparte, los meses con menos deportaciones fueron abril, con solo cuatro casos del mismo número de varones, y mayo, con 14, de los cuales cinco eran niñas.

A nivel nacional, la dependencia federal registró que las deportaciones de menores de 17 años de edad a territorio mexicano fueron de 10 mil 953 personas en los últimos once meses del año pasado, 9 mil 201 fueron hombres y mil 752 mujeres.

La mayoría (9 mil 446) era menores de 12 a 17 años,  mientras que 7 mil 912 viajaban a los Estados Unidos sin compañía.

La Segob también destacó que en el país mil 507 de los niños eran menores de 11 años de edad.

La lista de estados con más niños deportados es Guerrero con mil 465 casos; le sigue Tamaulipas con mil 302; Chiapas con mil 107; Oaxaca con 913; Guanajuato, 769; Veracruz, 598; y Puebla con 520.

La fuente de las estadísticas es de la Unidad de Política Migratoria y del Registro e Identidad de Personas, ambas áreas de la Segob, con base en información registrada en los puntos oficiales de repatriación del Instituto Nacional de Migración (INM).

La migración infantil, debe estar por encima de los valoraciones políticas: Redim

Por su parte, la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) emitió un comunicado en el que exige que los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes migrantes debe estar por encima de criterios administrativos de las políticas migratorias.

“Es lamentable escuchar discursos discriminatorios contra la migración infantil que agudizan la violación de sus derechos, al mantener una postura rígida que justifica los malos tratos contra las niñas y niños”, se lee en el escrito.

Para la organización civil, la migración infantil es un fenómeno global, en el caso de México y Centroamérica la búsqueda de llegar a los Estados Unidos corresponde a varios motivos: huir de la violencia extrema que se está viviendo en los países centroamericanos, la búsqueda de reunificación familiar y la propia cultura de la migración ya arraigada en los países latinoamericanos y en algunas zonas de México.

Destacó que el incremento de niñas y niños que viajan, solos o con sus familias, ya alcanzó carácter de crisis humanitaria por la cantidad de víctimas, las precarias condiciones de viaje, los crecientes riesgos asociados al crimen organizado trasnacional, la corrupción policiaca y migratoria, la impunidad ante las agresiones y especialmente por las omisiones de los gobiernos que en la ruta migratoria carecen de programas y políticas públicas focalizadas para prevenir, atender y reparar la discriminación y violencia que les persigue.

Al final, reveló que las cifras son preocupantes: se calcula que anualmente entre 11 mil y 13 mil niñas y niños mexicanos no acompañados son deportados de los Estados Unidos.

Asimismo, estimó que cerca de 50 mil menores de edad cada año logran ingresar a territorio de EU sin sus padres.

Concluyó que las políticas migratorias en el marco de los derechos de la infancia deben buscar que las personas menores de 18 años puedan estar protegidos en el trayecto y cuando llegan a México o a los EU ofrecerles las condiciones necesarias para permanecer en el país el tiempo necesario en tanto se garantiza un retorno seguro a sus familias y comunidades.