3 periodistas agredidos en mitin de la UPVA, por una riña provocada por agentes de Vía Pública

Al término de la marcha por el 47 aniversario de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes “28 de Octubre” (UPVA) , la tarde de este miércoles se suscitó una riña entre personal de Vía Pública de la Secretaría de Gobernación Municipal (Segom) y comerciantes agremiados a la organización, quienes salieron en defensa de una vendedora a quien la autoridad le decomisó su mercancía. Como parte de ese conflicto, tres periodistas –entre ellos Rafael García Otero, de La Jornada de Oriente—fueron agredidos por miembros de la UPVA y le robaron o dañaron sus equipos de trabajo.

Horas después de ese episodio, el Consejo General de Representantes de la UPVA reconoció que ocurrió la agresión contra periodistas y por esa razón solicitó una disculpa pública a los medios de comunicación agraviados. Se comprometió a reprar el daño provocado y que buscará adoptar protocolos que eviten en futuras agresiones confrontaciones contra miembros de la prensa.

El incidente ocurrió de la sigiente manera: justo cuando el fundador y líder principal de la UPVA, Rubén Sarabia Sánchez Simitrio se encontraba al micrófono en el mitin central, una decena de agentes del ayuntamiento de Puebla despojaron a una ambulante de su mercancía, mientras la jaloneaban en las escaleras de la plancha del zócalo de la ciudad.


Al presenciar la situación, los comerciantes de la “28 de Octubre” pidieron una explicación al jefe de Departamento de Vía Pública, Juan Carlos Chavarría Silvia, quien afirmaron que respondió de manera agresiva y golpeó en el pecho a uno de los vendedores por cuestionar su actuar.

Para la Unión Popular de Vendedores Ambulantes, el funcionario perdió el control de toda la situación-

“Como los demás elementos trataron de seguir agrediendo a nuestro compañero y a la vendedora ambulante, otros más salieron en su defensa generándose así una gresca innecesaria, consecuencia derivada de la pérdida de control de los agentes municipales”, se afirmó en un comunicado.

La agrupación afirmó que a consecuencia de ello y de la trifulca generada resultaron afectados los periodistas Melanie Isahmar Torres Melo del periódico Milenio; Rafael García Otero, perteneciente a la casa editorial La Jornada de Oriente, y Oscar Sánchez, perteneciente a la Primera Nota y a Así lo Dice Puebla.

En el caso de García Otero, fotoperiodista de esta casa editorial, no sólo fue golpeado sino lo obligaron a borrar las imágenes tomadas y le arrebataron su teléfono móvil.

La Unión de Popular de Vendedores Ambulantes admitió que el actuar irresponsable de algunos de sus agremiados, los cuales ignoraron la política y protocolo para interactuar con los medios de comunicación, cayeron en la provocación, “por lo cual públicamente ofrecemos disculpas y repararemos, en la medida de lo posible, el daño causado”.

Aclararon que la política de la organización siempre ha sido y será la de total respeto y apoyo a los trabajadores de los medios de comunicación y sobre todo a quienes trabajan como periodistas, reporteros y foto reporteros.

Por lo tanto, anunció que buscarán a organizaciones especializadas para que les ayuden a capacitar a los comerciantes en protocolos de interacción con los medios de comunicación, a fin de evitar que se repitan hechos similares.

También hizo un llamado a las autoridades a establecer el dialogo necesario para que este tipo de conflictos dejen de existir.