Estiman que a mediados de 2021 se podrá recuperar toda la actividad de las transportadoras turísticas de Puebla

Es Imagen/ Katia Fernández

Será hasta mediados del 2021 cuando se regularice el servicio de transportadoras turísticas ubicadas en esta entidad federativa. Mientras tanto, los propietarios pierden alrededor de 200 mil pesos mensuales por cada unidad parada, debido a la pandemia de Covid-19. 

Así lo indicó Andrés Morales Flores, representante de la Asociación de Transporte Turístico de Puebla (Transtur) y consejero de la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo (Canapat), quien dijo que mientras no exista una vacuna contra el SARS-CoV-2, no podrán retomar el nivel operaciones que tenían en 2019. 

Informó que llevan 140 días detenidos, lo que ha ocasionado el despido de 160 operadores y afectación en otros 2 mil 500 que, aunque siguen contratados, solo laboran cada dos días. 


Expuso que aunque hay destinos que ya se reactivaron destinos como Acapulco, Puerto Vallarta o Guadalajara, los poblanos no están viajando por diversión, pues temen enfermar de Covid-19. 

Además, las empresas de transporte turístico dependen en gran medida de la realización de viajes escolares, pero al no haber todavía un retorno a las aulas, también son afectados por ese lado. 

Transtur cuenta con 32 de las aproximadamente 70 empresas de este ramo ubicadas en el estado, una de ellas –de la que se reservó su nombre- suspendió su área turística y solo mantiene la del traslado de pasajeros. 

Cada una de ellas cuenta con entre uno y 30 camiones, por lo que su inversión se encuentra detenida. Una unidad pesada, modelo 2019, tiene un costo de entre cuatro y cinco millones de pesos. 

Pero tampoco se pueden deshacer de ellas, puesto que nadie se las quiere comprar en este momento, por lo que los propietarios han tenido que vender otros bienes inmuebles para poder cubrir los gastos fijos y salarios. 

Además, indicó Andrés Morales, están equipando las unidades para que sean seguras para el regreso, pero esto les representa una inversión promedio de 15 mil pesos por cada vehículo. 

El dinero se destina a la la adquisición de gel antibacterial, dispensadores para este y de jabón, una mampara de mica para el operador y sanitizante para frecuentemente limpiar las unidades, entre otros. 

Además, necesitan seguir adquiriendo combustible para arrancar las unidades, ya que de no hacerlo se dañarían los sistemas. 

Comentó que algunas empresas lograron contratos con Volkswagen, la cual incrementó el número vehículos para transporte de personal; y esporádicamente llegan a realizar viajes. 

Con ese ingreso solo cubren los gastos, pero dijo que están conscientes de que no es tiempo  de ganancias sino de subsistencia y de mantener los empleos.