Los huehuetones animarán el carnaval de San Nicolás Tetitzintla, que cumple 124 años

El tradicional huehueton de San Nicolás Tetitzintla se esconde tras su máscara de ixtle pintada a mano y su sombrero artesanal de cartón, adornado con cuatro vidrios que representan los cuatro puntos cardinales y cuatro flores que son las estaciones del año, todos ellos, elementos que se complementan con 28 listones de colores.

Cubierto del rostro, el huehueton, palabra náhuatl que refiere al viejo, saldrá nuevamente del 22 al 25 de febrero como parte de su tradicional carnaval que cumple 124 años, colocándose como el segundo más antiguo en el estado, después de Huejotzingo con 152 ediciones.

Con un rey feo que los anima, aseguran que son los huehues “más gritones y alegres” del estado, o por lo menos de Tehuacán, municipio al que pertenecen. Eso lo demuestran, cuando entre sus bailes de El cable o La bicicleta hacen una pausa para hacer tronar, contra el suelo, su chirriante chicote de cuero crudo y trenzado.


Ese chicote, explica Miguel Ángel González Dimas, presidente auxiliar de San Nicolás Tetitzintla, es uno de los elementos más importantes de esta tradición de más de un siglo.

Lo es, abundó durante una conferencia de medios, porque tres días antes del inicio de la cuaresma, parejas que traen alguna diferencia (por amistad, por vecindad, por asuntos económicos) se dan tres “chicotazos” con ánimos que a veces se caldean, pero que los lleva a estar seguros de algo: que están purificados.

Hace un año, por ejemplo, participaron en este acto 150 parejas, es decir, 300 personas que con solo tres chicotazos en la espalda, limaron cualquier antigua aspereza.

A la comparsa de huehuetones, indica el edil Miguel Ángel González, la complementa otra comparsa de gorilas y diablos, que hacen más alegre el carmaval. El rey feo, apunta, tampoco va en solitario: a su lado van la reina del carnaval, la reina de los huehues y la reina de las comparsas.

Destaca que, cuestionado por el actual momento que atraviesa Tehuacán y su gobierno acéfalo, el presidente municipal señaló que el tradicional carnaval de San Nicolás Tetitzintla “ha sido cuidado de manera responsable” por su gobierno auxiliar.

“Nosotros hemos caminado de manera responsable como junta auxiliar. Debemos de trabajar, no juzgar la falta de presidente municipal. El área de Cultura no nos está apoyando; solo contamos con recursos propios y el apoyo de amigos y de los regidores”, concluyó el alcalde.