Viernes, agosto 19, 2022
- Anuncio -

Enfermedades nuevas y el Síndrome de Burn-out

- Anuncio -

Relacionadas

Gobierno de Atlixco inicia instalación de semáforos que la ciudadanía solicitaba desde hace años para prevenir accidentes

La presidente municipal Ariadna Ayala dio arranque a la instalación de semáforos en dos de los principales accesos del...

Cornada

En la aprobación/reprobación de cuentas públicas, el Congreso aplica la máxima juarista:  “a los amigos, justicia y gracia. A...

El próximo mes esperan concretar el Clúster de Agave región Tehuacán

Tehuacán. Se tiene un avance importante en la consolidación del Clúster de Agave en esta región, mismo que surgió a...

Destacadas

Presentan tres ONG internacionales un recurso para apoyar lucha del pueblo maseual

En apoyo a la demanda del pueblo maseual de no ser consultado sobre tres concesiones mineras que ya fueron...

Reitera el pueblo maseual rechazo a la consulta sobre tres concesiones mineras

El pueblo maseual reiteró su rechazo a ser consultado sobre las concesiones “Atexcaco I”, “Atexcaco II” del grupo Ferrominero...

Iniciarán investigaciones contra Mario Marín para frenar su excarcelación: Barbosa

Sobre el caso Lydia Cacho, el gobernador Miguel Barbosa Huerta dijo que su administración iniciará investigaciones contra el exmandatario...

  A partir del 2022, el burnout o síndrome de desgaste ocupacional fue incluido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la nueva Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11). Esto significa que todos los países deberán considerarlo como un padecimiento laboral.

     En 1974, el Psiquiatra Herbert Freudenberger (1927 – 1999), trabajando para una clínica de toxicología en Nueva York, describió un síndrome (es decir, conjunto de signos y síntomas) al que le denominó “burnout” que en inglés significa agotamiento y que era particularmente notorio en los profesionales de la salud.

     Más o menos por esas fechas, la psicóloga social Cristina Maslach, estudiando las respuestas emocionales de socorristas, calificó a los afectados de lo que llamó una “sobrecarga emocional”. Las alteraciones que marcan este problema que se considera ya como un grave dilema de este siglo se caracteriza por cambios en la esfera psicosomática como fatiga tanto física como emocional; insomnio; gastritis; colitis; tensión muscular y malestar general. Hay también modificaciones en la conducta como irritabilidad; ausentismo laboral; falta de concentración; autoestima disminuida y distanciamiento afectivo. Por último, se han identificado problemas neurológicos como depresión; dolores de cabeza; mareos que pueden llegar hasta el vértigo; ansiedad; disminución de la condición física; dolores musculares, principalmente de espalda y otros no claramente definidos.

- Anuncio -

     Lo sorprendente de todo esto gira alrededor de la tensión laboral crónica, es decir que es una enfermedad generada en el medio o ambiente de trabajo.

     Aunque se presenta en un amplio grupo de personas sometidas a enérgicas tensiones emocionales y profesionales, es particularmente frecuente en los médicos, que a menudo somos incomprendidos, principalmente en el medio institucional.

     Muchos estudios han revelado altas tasas de alcoholismo y fármaco dependencia, así como conflictos matrimoniales, trastornos psiquiátricos, depresión y su mayor complicación que es el suicidio. Los médicos también tenemos un alto índice de enfermedad cardiovascular, cirrosis hepática, gastritis y colitis. Más aún, también hay estudios en los que se ha demostrado que hay tres veces más riesgo de padecer accidentes de tráfico en individuos que atienden enfermedades, que en la población general.

     Es increíble cómo los médicos hemos ido perdiendo la confianza que antes se tenía. Muchas personas tienen la errónea idea de que no nos podemos enfermar; de que nos acostumbramos dura y fríamente al dolor; que establecemos conductas pusilánimes ante la muerte y que incondicionalmente, debemos brindar atención. Los hospitales actuales son verdaderas catedrales de miseria donde todos sufren: pacientes, familiares de los pacientes, enfermeras, personal que hace la limpieza, trabajadores administrativos y también los médicos. Además, se imagina que consultar no es un proceso cansado pues constituye una actividad en la que se permanece sentado. Lo cierto es que hay investigaciones que sustentan una serie de repercusiones a nivel cerebral y glandular que alteran el denominado sistema neuroendocrino y que provocan daños por su efecto el metabolismo general. Esto explica las altas tasas de enfermedades crónicas y degenerativas que padecemos los médicos a temprana edad. En este sentido, es fundamental que nosotros mismos aceptemos esta condición como una patología, que requiere necesariamente apoyo psicológico y, por otro lado, se recomienda que cada 5 o 7 años, se proceda a un proceso de “desintoxicación” de la asistencia médica a través de cursos de actualización, que no solamente se orienten a mejorar la ayuda de los enfermos sino a incrementar la competencia y acrecentar la motivación.

     La pandemia por el coronavirus SARS-CoV2 ha hecho evidente que nos enfrentamos a patologías nuevas. Si bien, los seres vivos evolutivamente y desde el punto de vista biológico debemos de afrontar un mundo dinámico, los mecanismos adaptativos son superados por un medio que se presenta en formas violentas, amenazantes, intimidantes e impetuosas. La evolución es sobrepasada por el irracional modo de vida moderno, que efectivamente ha incrementado la expectativa de vivir más años, pero con una pobre calidad en la mayoría de los seres humanos.

     Se han planteado una serie de estrategias para contrarrestar estos fenómenos. Con modelos variados, generalmente se coincide en que, para abordar este problema de salud se deben de jerarquizar tareas, dando prioridad a las más importantes y urgentes; poner límites reales a lo que se puede exigir y lo que comienza a afectar; alimentarse bien; realizar actividades de ocio; reducir el consumo de alcohol, tabaco, café y sustancias psicoactivas; practicar ejercicio cotidianamente; dormir bien y, sobre todo, pedir ayuda en caso necesario; pero sobre todo considerar que el trabajo más fructífero es el que brota de las manos de un hombre sano y feliz.

Comentarios: [email protected]

 

- Anuncio -

Ultimas

Gobierno de Atlixco inicia instalación de semáforos que la ciudadanía solicitaba desde hace años para prevenir accidentes

La presidente municipal Ariadna Ayala dio arranque a la instalación de semáforos en dos de los principales accesos del...
- Anuncio -
- Anuncio -