/home/dominios/www.lajornadadeoriente.com.mx/htdocs/templates/movil/header.php

» Puebla » Sección » Economía

En 2012 van 130 arraigos en Puebla

Por : Kara Castillo

2012-11-02 04:00:00

 

Hasta septiembre de este año la Procuraduría General de Justicia (PGJ) en Puebla ha gastado 956 mil 580 pesos en las medidas de arraigo que fueron dictados a 130 personas, lo que representa un costo promedio de 7 mil 358 pesos, por cada medida cautelar realizada.

De un arraigo registrado en 2010, se dispararon a 23 en el primer trimestre del 2011. En 2012 hasta la primera quincena de septiembre, 130 personas han sido sujetas a esta medida que se lleva a cabo en moteles, según la respuesta 296812 a la solicitud de información pública que realizó este medio.

Según la información de la PGJ, el secuestro, robos de infantes, de vehículos, trata de personas, homicidio calificado, falsificación de documentos, violación y asociación delictuosa, han sido la causa de las medidas cautelares dictadas en Puebla, aunque la dependencia se negó a precisar los datos.

La PGJ también omitió informar el resultado de estas medidas de arraigo, el número de  procesos legales iniciados y el porcentaje de los ciudadanos que obtuvieron su libertad por no encontrar elementos en su contra.

En su respuesta, la dependencia recurrió al artículo 33 de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Puebla y argumentó que dicho dato “pondría en riesgo la vida, la seguridad, los bienes y la familia o la salud de los implicados”

A nivel nacional, de 2009 a 2011, en promedio, fueron arraigadas al día entre 165 y 174 personas por presumirse que son culpables de algún ilícito. En este periodo fueron ingresadas al Centro de Arraigos de la capital del país cinco mil personas de manera mensual, cuya capacidad máxima es para 120 personas. 

En 2011, del total de arraigados, a 28 por ciento se le instauró un proceso y 72 por ciento restante quedó libre.

Según estadísticas de la Procuraduría General de la República, en 2008 la dependencia federal erogó 8 millones 581 mil 144 pesos en el presupuesto para atender el Centro de Arraigo. Para 2009, éste creció en casi un millón de pesos. En 2011, los fondos ascendieron a los 11 millones 323 mil 433 pesos. En promedio, la PGR gasta 140 pesos al día por cada persona que cumple una medida cautelar.

La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos en su informe “El impacto en México de la figura del arraigo penal en los Derechos Humanos” presentado en septiembre de 2011, explica que la figura del arraigo fue introducida en la Constitución mexicana en 2008 como una medida federal preventiva para privar de libertad a personas sospechosas de pertenecer al crimen organizado.

Supuestamente, el arraigo es utilizado como un medio para investigar a presuntos delincuentes, pero en la práctica, se utiliza como un tipo de vigilancia pública que permite más tiempo a las autoridades para establecer si el detenido es culpable o inocente.

Esta medida constituye claramente una forma de detención arbitraria contraria a las obligaciones en materia de derechos humanos que México ha adquirido y viola, entre otros, los derechos de libertad personal, legalidad, presunción de inocencia, las garantías del debido proceso y el derecho a un recurso efectivo. Por otra parte, el arraigo amplía las posibilidades de una persona de ser sometida a tortura u otros tratos crueles, inhumanos o degradantes.

El organismo insiste en que la figura del arraigo es contraria a los principios de un Estado de derecho democrático y viola diversos tratados internacionales de derechos humanos que México ha ratificado, entre ellos el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) y la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH).

Kara Castillo

Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2012.
Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.