Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

Por qué creo que va a ganar EPN

Por: Francisco Corona Pérez

2012-07-02 04:00:00

Porque la mayoría de la población de este país no cuenta con acceso a internet y no forma parte de esa corriente de opinión que prevalece entre los jóvenes, estudiantes universitarios y parte de la élite intelectual del país que cree en el cambio verdadero.

Porque los campesinos–parte del voto duro del PRI– tampoco acceden a facebook, twitter, ni forman parte del movimiento #YoSoy123.

Porque muchos ciudadanos de a pie, esa mayoría desinformada o informada por Televisa, TV Azteca, la señorita Laura, Rocío Sánchez Azuara y demás corifeos de las televisoras, son mayoría a quienes se compra con pepcilindros, bolsas, jarras, mandiles, dicen que entre 50 y 500 pesos, playeras y pulseras con la imagen del candidato, etc.

Porque para a una gran parte de mujeres, no importa que EPN sea ignorante o corrupto, sino que está bien guapote. Y con esa carita no puede ser cierto lo que los envidiosos–izquierdosos o la derecha de este país digan de él.

Porque la ventaja que tiene EPN en las encuestas ha sido construida por años en campañas televisivas desde sus tiempos como gobernador del Estado de México y que el movimiento #YoSoy132 apenas pudo raspar un poco su imagen.

Porque EPN es el minimí, en versión mejorada del innombrable, y cuenta con el apoyo monetario del grupo Atlacomulco.

Porque AMLO incorporó a su Morena a personajes de la calaña como Manuel Bartlett, a priistas de hueso verde y colorado que al no encontrar acomodo en las candidaturas del PRI, saltan al PRD y se ostentan como defensore de la democracia y la izquierda, esa vieja olvidada y menospreciada por sus propios partidarios.

Porque los mexicanos no hemos construido una memoria histórica que nos permita ubicar a estos personajes en el tiempo, en el espacio y en sus acciones.

Porque el grado de escolaridad de nuestro país es de apenas tercero de secundaria y las encuestas que dan como triunfador a AMLO se han hecho en universidades donde el nivel de estudios supera con mucho al de la mayoría desinformada, inconsciente y poco educada.

Porque Fox demostró que hasta un ignorante puede gobernar México y si EPN no pudo ni citar tres libros, eso no es obstáculo para dirigir los destinos de una nación bajo los principios del neoliberalismo económico.

Porque hay muchos ciudadanos de a pie que miran el futuro con la nuca (Mafalda dixit) y dicen que en los buenos tiempos del Revolucionario Institucional no faltaba de comer y había mucho dinero, que ellos sí sabían gobernar; a pesar de la deuda externa o de la devaluación del peso.

Porque los mexicanos somos nostálgicos y así como después de la Revolución añorábamos los tiempos de orden, paz y progreso del Porfiriato, hoy muchos tienen fresco el recuerdo de que durante la era de la Solidaridad estuvimos a punto de formar parte del primer mundo y sólo el PRI nos puede llevar a ese espacio prometido.

Porque la mayoría de la población es guadalupana y cree en los milagros. ¿Y qué es el ritual de la elección?, la renovación periódica de la fe y la esperanza en que por fin México va a cambiar; de la misma forma en que cada nuevo mundial de fútbol creemos a pie juntillas que ahora sí vamos a ser campeones del mundo.

Porque Marcos calló hace mucho y su silencio y la ausencia de sus palabras no guía a muchos que esperaban que se sumara también al cambio verdadero, de la misma forma que la clase pensante de este país.

Porque murió Carlos Fuentes y sus palabras también son necesarias en momentos históricos como éste, donde la prole, la plebe y demás habitantes de Nacotitlán carecen de la guía de un líder intelectual y moral como él.

Porque AMLO no cuenta con el apoyo de la siniestra Elba Esther Gordillo.

Porque AMLO es candidato del Partido del Trabajo (PT) y su partido, el PRD, tiene un papel marginal y poca presencia en muchos estados del país.

Porque el PT es el partido fundado/financiado por el hermano incómodo y es el mismo que tuvo en su momento como candidata a Cecilia Soto.

Porque al firmar el acuerdo por la civilidad para respetar el voto ciudadano y comprometerse a no impugnar los resultados de la elección, con todo y las señales claras que apuntan a la renovación de las viejas prácticas fraudulentas y que forman parte de la cultura política de los políticos y de los propios ciudadanos, AMLO se pone voluntariamente la soga que el juez tiende para atarlo de pies y manos.

Porque la democracia–electoral–participativa presupone la existencia de CIUDADANOS y de una SOCIEDAD CIVIL, que en nuestro país es apenas un proyecto en permanente re–construcción.

Porque AMLO, por cuidar su imagen y no caer en las preferencias electorales como en 2006, se construyó una nueva imagen amorosa que no cuadra con su propia naturaleza, ni acaba de convencer al electorado apático o indeciso, ya que el paso de “cállate chachalaca” a “yo no soy rencoroso, soy amoroso”; se sospecha, no es un cambio verdadero.

Porque lo preferíamos rijoso y provocador, porque había más verdad en su: “Al diablo sus instituciones”, que en su versión light remasterizada.

Porque los manifestantes son potenciales votantes, pero en tanto no se reproduzca ese apoyo masivo en las urnas, las manifestaciones le harán a EPN lo que el viento a Juárez.

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.