Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

Periódico de ayer

Por: Manuel Ramos Negrete

2012-06-29 04:00:00

Buscando en libros de usado me encontré una colección de discos sobre el mundo del piano, editado por Le Monde, una colección muy bien organizada, con comentarios perfectamente redactados por musicólogos y a pesar de eso accesibles al gran público. En dicha colección podemos encontrar los grandes nombres del piano: Claudio Arrau, Maurizio Pollini, Alfred Brendel, Martha Argerich, Sviatoslav Richter; generación que en los años sesenta y setenta, forjaron y consolidaron su carrera pianística, las joyas de esta colección me parece son los casos de algunos pianista menos mediáticos y con un repertorio poco común para su época, ejemplo de lo dicho antes es Marcelle Meyer (Francia 1897–1958).

¿Cuál es la particularidad de Marcelle Meyer? Marcelle fue una pianista francesa que estudió nada más y nada menos que con Alfred Cortot, quien fue alumno de Chopin y forjó una escuela de interpretación pianística heredada directamente del hipocondríaco Chopin. Ahora bien, Marcelle Meyer se integra a la vida cultural de París de la mano de su primer esposo, Pierre Bertin, socio de la comedia francesa, escenógrafo, actor de cine, director de teatro y como diríamos hoy día: gestor cultural. De esta relación, Marcelle departirá entre otros con Jean Cocteau, Ricardo Viñes, Erick Satie, Igor Stravinsky, Maurice Ravel y el grupo de compositores franceses llamados el Grupo de los Seis. Por supuesto esto sólo demuestra su habilidad para las relaciones públicas, pero Marcelle breva muy bien de ellas para posicionarse como la pianista talentosa que era y estrenó las obras de muchos de sus coetáneos: Poulenc, Milhaud, entre otros.

De Poulenc se incluye en este disco una grabación a dúo con el compositor en el segundo piano, con esta actitud Marcelle Meyer deja a un lado el gran repertorio pianístico del romanticismo incluido su abuelo intelectual Chopin, pues a la joven le interesaba más el repertorio de su época. La cereza en el pastel de esta edición es la grabación que Marcelle Meyer hizo sobre las sonatas de Domenico Scarlatti (Italia 1685–1757), obras que en la década de 1920 y 1930 pocos o casi ningún pianista interpretaba, pensemos que los estudios sobre música antigua eran de reciente creación, quizás Marcelle conoció las sonatas por amistad de Ricardo Viñes, pianista español y amigo de Maurice Ravel, como sea la tarea no era fácil, pocos puntos de referencia de interpretación y aún así graba una decena de estas pequeñas grandes obras maestras de Scarlatti, grabaciones históricas y poco antes de las de Clara Haskil y treinta años antes que las de Vladimir Horowitz.

Este disco forma parte de una compilación que el periódico Le Monde hacía en entregas semanales hace algunos años, lo que me recuerda que en México hemos tenido la oportunidad de accesar a música clásica (definición popular de la música de concierto) también en entregas de La Jornada, entregas esporádicas pero también muy bien organizadas, quizás el único comentario que haría a estas entregas pasadas, es que escogieran solamente la disquera Deutsche Grammophon, que ciertamente no es mala y tiene buena reputación, pero desde hace años es también una maquinaria de  mercadotecnia, existen otros grandes intérpretes que no participan de esta disquera como Marcelle Meyer y sería bueno hacer un balance de las diversas propuestas musicales que las disqueras dedican un catálogo a la música clásica.

Como sé que será difícil para usted encontrar la edición de Le Monde, quizás no tenga tanta suerte como yo, pero para escuchar a Marcelle Meyer le recomiendo buscar la siguiente edición, quizás cara pero bien vale la pena.

Box Set CD: Marcelle Meyer, Ses enregistrements 1925–1957. Ed. EMI Classics

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.