Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

?La muerte de AMLO?

Por: Ricardo Nava Olivares

2012-09-11 04:00:00

Se necesita izquierda en México. La historia nos ha demostrado que ante los embates de la derecha, el papel que juega la izquierda es fundamental para contrarrestar el modelo económico vigente en el país, si no hubiera izquierda probablemente los dueños del poder económico y político ya habrían vendido toda la nación.

El problema es que la actual izquierda está dividida a la mitad, por una parte está la izquierda institucional que aspira al poder para obtener prebendas y la izquierda que también aspira al poder para distribuir la riqueza entre los mexicanos, son incompatibles y, por ende, es deseable caminar por separado.

La hipótesis que la división de la misma afectará el crecimiento y posicionamiento de una u otra no tiene fundamento, sería iluso suponer que el actual reposicionamiento del PRD en el país obedece al trabajo político de sus dirigentes, el crecimiento fue producto de otras variables y la principal fue la figura de Andrés Manuel López Obrador, 15 millones de votos, pudieron ser más, no fue así precisamente por la forma en que el PRD se condujo en los últimos años, el PRD institucional fue uno de los principales obstáculos para el reposicionamiento de AMLO, el líder de la izquierda tuvo que enfrentarse al PRI, al PAN y a una parte muy importante del PRD, que en el fondo no quería que hubiera el cambio verdadero.

Los actuales discursos de los diputados y senadores ya en funciones, de los gobernadores electos, de los dirigentes del PRD e incluso el propio Marcelo Ebrard, confirman los dichos, los perredistas están preparando el féretro donde colocarán a Andrés Manuel, muerte por inacción.

Para la clase política del sol azteca, AMLO estorba, pues es un líder incomodo que de alguna manera u otra sigue incidiendo a través de sus denuncias públicas sobre temas de la agenda pública y con ello ha logrado frenar en la medida de lo posible las concertacesiones en la clase política y además ha logrado movilizar a sectores sociales y empresariales para limitar los excesos del mercado voraz, a ello se suma que sus estrategias de política social fueron incorporadas en el gobierno federal, en temas como la pensión de adultos mayores, de ayuda a las madres solteras y el Seguro Popular, entre otras que surgieron del gobierno de Distrito Federal.

Por ende, la élite perredista prefirió sumarse al gobierno de Enrique Peña Nieto, la idea en efecto es dejar solo a AMLO y en su momento también se sumarán a los argumentos mediáticos cuyos adjetivos calificativos le han endosado al líder de la izquierda, hoy como ayer lo acusan de estar enfermo de poder, loco, mesiánico, autoritario, etcétera, la idea es crear entre el imaginario colectivo que es necesario y apremiante mandar a descansar al ex candidato presidencial.

El problema es que AMLO no se retirará de la política y no tiene por qué hacerlo, si no que se lo pregunten a los políticos del PRI, siguieron en política a pesar de haber perdido la silla presidencial en el año 2000, la hipótesis de esos años fue también la muerte del PRI, hoy somos testigos que el tricolor nunca murió y hoy está a tres meses de recuperar el gobierno federal, esa clase política hoy reaparece en los medios, en el Congreso y en el equipo de transición, pero lo cierto es que el Peje ya no tiene cabida en el PRD y por ello su lucha política y social deberá hacerla en otra fuerza política, por el bien de él y por el bien de México, salirse de la izquierda institucionalizada es su única opción.

Deslindarse del PRD no significa perder seguidores, pues miles de mexicanos lo seguirán, no sabemos y no podemos anticipar que ese esfuerzo por mantenerse en la agenda pública le será suficiente para volver a competir por la Presidencia, pero de que hay AMLO para rato, lo habrá, tendrá que sortear los distintos caminos que implica construir una nueva opción política, pues una vez más será embestido por la clase política y económica que controla el país, tendrá que sufrir el descrédito de los medios masivos de comunicación y de los editorialistas pagados para denostarlo, pero acostumbrado a la exclusión y a la marginación mediática, hará lo que ha hecho en los últimos años, trabajar en piso de cemento o terracería, este cambio permitirá una sacudida al interior del grupo cercano al tabasqueño, pues seguimos confirmado que varios de sus allegados trabajaban en un doble discurso, tendrá pues que limpiar la casa para ganar credibilidad en un nuevo escenario político.

México necesita de la izquierda y por supuesto que necesita de AMLO, la historia nos sigue demostrado que los cambios políticos, económicos y sociales requieren de hombres y mujeres que a través de su lucha alcanzan logros colectivos, prescindir de él es cerrar las posibilidades de ponerle límites al poder político en México. Por lo visto hasta ahora los perredistas institucionales han decidido por unanimidad enterrar a AMLO, lo malo para ellos es que a pesar de todo, Andrés Manuel no ha muerto.

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.