Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

Garifuna Soul

Por: Manuel Ramos Negrete

2012-10-19 04:00:00

En Apizaco estamos acostumbrados a encontrarnos en cada cuadra a un migrante centroamericano que solicita apoyo; sin embargo, para la mayoría de nosotros es difícil saber de qué parte de Centroamérica provienen algunos de ellos porque su acento es muy similar, salvo por ciertos modismos, sus facciones son diversas, pero las actitudes ante ellos son de solidaridad de algunos que les comparten comida, una moneda, agua y apoyo a la Casa del Migrante, de vez en vez algún apizaquense les da trabajo temporal para que junten unos pesos y sigan su trayecto. Pero, por otra parte, la actitud de la gente es a la defensiva y se alejan de los migrantes, llaman a la policía para hacer una limpieza racial en los alrededores de la vía del tren.

El pasado 14 octubre, los apizaquenses se dieron la oportunidad de conocer más de la gente de Centroamérica, a través de la extensión del Festival Cervantino, al centro de Apizaco llegó con ritmos caribeños, melodías africanizadas, guitarras y baile, desde Honduras, Aurelio and the Garifuna Soul Band. Música que nos recuerda que en México también tenemos esa tercera raíz africana.

Con gran gusto y orgullo, Aurelio nos comentó en un entre acto la felicidad con que venía a mostrar su música, mezcla de ritmos africanos y cantos indígenas de la isla de San Vicente, los garifunas permanecieron allí hasta la llegada de los ingleses, quienes los consideraron enemigos naturales por la gallardía e interés por preservar sus raíces, posteriormente fueron expulsados de San Vicente y se instalaron en las costas caribeñas de Honduras, esta etnia hoy día tiene presencia en Belice, Guatemala, Nicaragua. También Aurelio recalcó que en tierras Garifunas adoran la música ranchera y cual más, las cantan en fiestas y veladas bohemias.

El domingo pasado, la guitarra eléctrica y bailes de los Garifuna Soul Band contagiaron un sentimiento de hermandad que sólo la música puede potenciar, de tal suerte que todos olvidaron la imagen del migrante sospechoso de ser drogadicto y ratero. Allí, arriba del escenario, Aurelio era el que bajó de un brinco de la bestia, para beber agua de sus hermanos apizaquenses, he allí un lazo más fuerte que los convenios económicos, entendimiento y conocimiento de nuestros vecinos sureños, sueño bolivariano, que se antoja  paliativo a nuestros tiempos violentos.

Recomendación: CD. Garifuna Soul, Aurelio Martínez. Ed. Stonetree Records.

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.