Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

A un paso del oroolímpico

Por: Yassir Zárate Méndez

2012-08-10 04:00:00

Hoy le vamos a bajar a los decibeles. Es tiempo de fútbol. El Tri se ha puesto a un paso de la gloria olímpica. Lo que miles de jugadores tuvieron (tuvimos: los aficionados también llegamos a tener ilusiones) sólo como un sueño, hoy 18 elegidos están a 90 minutos (o quizás un poco más), de lograr la máxima hazaña del balompié mexicano.

Por lo pronto el equipo ya hizo historia, al asegurar al menos la medalla de plata. Pero ahora queremos más, luego de la dinámica que trae la selección desde los Juegos Panamericanos de Guadalajara. Una vez superado el fiasco que representó la Copa América de hace un año, donde por primera vez en la historia de las participaciones de la selección en el torneo futbolístico de equipos nacionales más antiguo del mundo, no se clasificó a la segunda ronda, digo, luego de ese sonoro fracaso que retumbó en los centros de la tierra mexicana, que acarreó múltiples críticas, que ni siquiera por ser la Sub 23 fueron atemperadas, insisto, tras esa vergüenza de ocupar el último lugar, el equipo que entrena El Flaco Tena ha sabido encontrar los suficientes revulsivos.

Si en su momento tuvieron que hacer frente a la expulsión de varios jugadores por el escándalo en Quito con sexoservidoras, a lo que se sumó la pérdida de otros elementos por el presunto dopaje de elementos de la selección mayor, acabaron por sobreponerse y cosechar triunfos importantes, como la medalla de oro en los Panamericanos, que fue un buen examen de preparación, a pesar de que los otros equipos llevaron jugadores de una edad menor a la de los mexicanos.

Cosa distinta fue el Torneo de Esperanzas de Toulon, donde enfrentaron a equipos que incluso estaban clasificados para Londres (que en realidad el fútbol se repartió por varias ciudades durante la justa olímpica). La final que ganaron a Turquía, a pesar del tropezón contra la escuadra francesa, abrió la puerta a la ilusión, que ahora se encuentra a punto de materializarse.

El palmarés mexicano en fútbol no está a la altura de los anhelos de los aficionados. Una Copa Confederaciones, jugada de local, no es suficiente. Y es que lo que parecía casi un sueño guajiro, se ha ido convirtiendo en una espesa realidad. La progresión que ha tenido el fútbol a nivel de selecciones menores, con los dos campeonatos infantiles, le ha arrojado combustible al fuego de la ilusión.

Está en las piernas de los 18 de Wembley pasar a la historia, una que empezó una tarde en Montevideo, en 1930, y que ha cosechado más frutos amargos que dulces. Enfrente está un equipo que derrocha talento a raudales, pero que a veces juega sobrado por la soberbia que caracteriza a los brasileños, lo que a veces lleva a hacerlos pasar malos ratos. La genética compensa a la soberbia.

México versus Brasil. El pasado nos condena, y nuestra euforia y ansias de ganar algo del tamaño de un oro olímpico agravan la situación. Llegar a esas alturas demanda pensar únicamente en el triunfo. Ojalá salgan conectados, para que puedan escribir una página de la historia del fútbol nacional con letras de oro. La más brillante, en caso de que caigan los goles.

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.