Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

Los colmillos del Lobo

Por: Horacio Reiba

2012-11-19 04:00:00

 

Esta semana, el do de pecho lo ha dado Lobos BUAP, desahuciado por la mayoría luego del 3–0 adverso que se trajo de Mérida, y vencedor el sábado de los yucatecos para ubicarse sólidamente en semifinales luego de barrer cuatro por cero a su victimario del primer día, cuyo exceso de confianza se reveló injustificado, a juzgar por el abismo existente entre su tibia propuesta en el partido de vuelta y el futbol y determinación derrochados por los llamados lobeznos, sinónimo cachorril del que tienden a alejarse cada vez más para merecer un respeto adulto, similar al que Jack London dispensa a Colmillo Blanco en un cuento memorable.

Sobre el césped del Estadio Universitario sólo hubo un equipo y su superioridad tardó muy poco en cobrar dividendos, pues apenas corría el minuto cuatro cuando el brasileño Aparecido abrió el marcador. Y como su paisano Eduardo Dudú de Sauza lo secundara a los 27, y el veterano Adrián Sánchez también se hizo presente en la pizarra justo al cierre del primer tiempo, el complementario se vivió bajo el peso del empate a tres y la tensión consiguiente, que iba en aumento a medida que la defensiva visitante mantenía el resultado, apuntando hacia una definición por penales.

Y sería justo a los noventa cuando cayó el tanto decisivo –obra nuevamente de Dudú–, que no sólo convirtió a Lobos en el vencedor de la eliminatoria y semifinalista de la Liga de Ascenso MX, sino además permitió que se desatara el festejo más jubiloso que ha vivido en su corta existencia el coliseo estudiantil enclavado en CU.

 

Slim extiende sus dominios

El mismo sábado circuló profusamente el anuncio de la adquisición, por el grupo Carso, de buen número de acciones del club español Real Oviedo, que de esa manera salaba el peligro de desaparición. Víctima de una administración a la poblana, este club de indiscutible raigambre, con una escuela que tradicionalmente aportó futbolistas de gran brillo en distintos clubes de la península y el extranjero, había fijado el 17 de noviembre como la fecha clave para reunir los 2 millones de euros necesarios para evitar la disolución del club, agobiado por las deudas y, como símbolo de una debacle de varios años, refundido en Tercera División.

 

Una historia singular

El Real Oviedo es uno de los equipos tradicionales de España, orgullo de Asturias junto a su gran rival regional, el Sporting de Gijón. Tanto sportingistas como carballones, por encima de sus módicas trayectorias en Primera División, han disputado durante casi un siglo por el orgullo de producir futbolistas de élite, surgidos de sus propios semilleros. Las actuales vicisitudes del Oviedo, su casi inminente desaparición, suponían, por tanto, un brutal golpe anímico para los ovetenses, futboleros o no. Y, paradojas de la vida, esto lo supo interpretar como nadie un ciudadano británico, Sid Lowe, corresponsal en España del diario londinense The Guardian pero residente en la capital asturiana durante sus años de estudiante de intercambio. De entonces data su devoción por el Real Oviedo, equipo en el que militaron alguna vez el Chepo de la Torre –a fines de los 80– y Carlos Laviada, allá por la década del 30.

Enterado de la caótica situación del club –en el que metió mano hace años un alcalde ansioso de notoriedad, inventándose un equipo hechizo con la intención de hundir al tradicional, náufrago de las deudas y desaciertos de sus dirigentes: como decía, una típica administración a la poblana–, Lowe abrió una cuenta de twitter conminando a sus seguidores a adquirir acciones del club (cada una cuesta 10 euros). Y en apenas dos semanas los resultados ya eran sorprendentes: 800 mil euros en acciones, repartidos entre compradores de 60 países, incluidos, por supuestos, españoles sin trabajo “invirtiendo” en la empresa sus exiguos ahorros, abuelos y amas de casa decididos a evitar la desaparición del equipo de su ciudad, y muchos ingleses, seguidores de jugadores egresados de las juveniles del Real Oviedo que triunfan hoy en la Premier –como Juan Mata (Chelsea), Santi Cazorla (Arsenal) o Michu (Swansea). No faltaron aportaciones llegadas de Estados Unidos, Azerbayán o Australia, y para este fin de semana la compra de acciones había cubierto casi los dos millones indispensables para garantizar la supervivencia del club cuando Elías Ayub hizo el anuncio de la aportación de 2 millones y medio de dólares, lo cual convierte al grupo de Slim en socio mayoritario, con 35 por ciento del capital social del club y la más amplia capacidad de maniobra para, continuaba Ayub, hacer del Real Oviedo un equipo competitivo, devolverlo al circuito máximo y promover un provechoso intercambio de jugadores con el Pachuca y el León, los dos equipos mexicanos en los que el citado grupo empresarial invirtió fuerte en meses recientes. Por lo pronto, tendrán que armarse de paciencia, pues allá el futbol es cultura popular, algo completamente ajeno a televisoras, compraventa de franquicias y demás trasiegos mercachifles tristemente arraigados entre nosotros.

En todo caso, y pensando en nuestro Puebla, me quedo con lo dicho por el concejal de Izquierda Unida Alberto González a propósito del Real Oviedo: “el dueño puede ser cualquiera, pero el equipo es de la ciudad”.

 

Semifinales: todo en orden

A propósito del León, qué tal cueriza la que se llevó Cruz Azul en la ciudad curtidora, donde, efectivamente, de nada valió la vida artificial que diera a los cementeros un arbitraje infame en el partido de ida porque, en la vuelta, el meneo que les aplicó la Fiera del Bajío sería memorable. Si ya calificaba a los el Panzas Verdes el primer gol de Britos, a los 9’, el segundo del uruguayo (32’) y el 3–0 definitivo marcado por Delgado (86’) confirma a los dirigidos por Matosas como uno de los mejores del torneo.

Recién ascendido, este León de ensueño ha sido capaz de romper la mexicana monotonía del toquecito lateral y el pelotazo con un juego alegremente ofensivo, que abre el campo y alterna paredes cortas con cambios de ritmo en veloz búsqueda del área contraria. Así fueron cayendo sus goles el sábado, y por eso el León fue líder en anotaciones durante la etapa regular del torneo (34 por 17 en contra, lo que da un superávit de +17, con mucho el mayor de la Primera División).

Y todo eso prácticamente con el mismo plantel que hace menos de seis meses logró el ascenso.

 

Por una vez, la lógica manda

Mucho habría que escudriñar en la estadística de nuestras devaluadas liguillas y minitorneos para dar con unas semifinales a cargo de los cuatro primeros de la tabla general. Barrido el Cruz Azul en León y apabulladas las Chivas por el superlíder Toluca, el América se había colado ya pese a caer en casa ante un Morelia sin la capacidad ni el empuje suficientes para salvar esa hipoteca de 0–2 que les Águilas les hicieron firmar en su propia reducto: el 1–2 del Azteca fue un menguado consuelo, útil si acaso para exhibir las inconsistencias del cuadro del Coapa, atenido como siempre al martillo de Christian Benítez.

Quedaba pendiente, cuando esta columna se elaboró, el destino del duelo entre el segundo de la general, Xolos de Tijuana, y el alicaído Monterrey. Pero tan de capa caída andan desde hace buen rato los rayados que nadie apuesta un adarme por la voltereta, luego de la merecida victoria mínima lograda por los de Mohamed en el Tecnológico. Por lo que es más que probable que tengan esta vez los tijuanenses la representación norteña sobreviviente, lo que confirmaría unas insólitas semifinales entre los cuatro primeros.

 

Carrerón de Hamilton

Se estrenaba ayer en Austin un autódromo ultraflamante con la vuelta del GP de los Estados Unidos, tantos años ausente del calendario de la F–1. Y fue un estreno de lujo, con tres campeones mundiales haciendo podio o cuatro, si contamos a Mario Andretti, invitado de honor a la premiación–. Lewis Hamilton había partido segundo detrás de Sebastian Vettel y su casi invencible Red Bull. El casi lo puso el propio británico, que en trance de abandonar McLaren tras firmar para la Mercedes quiso dejar la impronta de su grandeza mediante épica persecución al actual monarca de la categoría, a quien rebasó increíblemente en la vuelta 43 de las 56 de que constaba la carrera. Fue el instante cumbre pero no el único momento estelar de una competencia abundante en emociones fuertes. Y como Fernando Alonso entró tercero, lo cual significa que el tewutón lo aventaja por sólo 13 puntos, el campeonato se decidirá hasta el próximo domingo en el circuito paulista de Interlagos, escenario del GP de Brasil que pone punto final a una temporada histórica.

Aunque varios millares de mexicanos pusieron mucho calor y color al ambiente, no fue un día afortunado para Sergio Pérez que entró undécimo, detrás incluso del venezolano Pastor Maldonado, noveno. Esta nueva decepción sirvió para atizar otro poco la hoguera encendida por quienes vienen criticando a McLaren por su contratación como segundo titular para 2013. Sustituyendo nada menos que a... Lewis Hamilton. Pese a todo, Checo se mantiene décimo en la clasificación de pilotos de este año con las mismos 66 unidades que tenía antes de las últimas cinco carreras, en ninguna de las cuales no logró puntuar. 

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.