Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

La misión imposible de Joseph Blatter

Por: Horacio Reiba

2013-01-14 04:00:00

 

En la semana aparecieron declaraciones muy formales del presidente de la FIFA, condenando a desaparición la figura del representante de jugadores y cualquier otro tipo de intermediario en la trata de futbolistas. Es decir, que el señor Blatter abomina ahora del Frankenstein que el organismo que preside ayudó a crear hace dos décadas o cosa así. Enmarca tan insólito propósito la cuenta atrás emitida hace tiempo por la Uefa –a través de su presidente Michel Platini–, amenazando con desafiliar a los clubes que para 2015 permanezcan endeudados, ya sea con otras instituciones o con sus empleados y jugadores. Y como esa espada de Damocles ya ha hecho sus primeras víctimas –la más notoria de ellas el Málaga, suspendido de las competencias europeas para la temporada 2013–2014–, al máximo jerarca del organismo con sede en Zürich no se le ocurrió mejor manera de exorcizar el caos financiero imperante –y el sismo que sin duda sacudiría al futbol si la Uefa llega a cumplir su ominosa promesa–, que declarar la guerra a los encarecedores del producto, convertidos muchos de ellos en multimillonarias empresas globales, capaces de manipular, directa o indirectamente, los destinos de equipos, torneos y jugadores prácticamente a voluntad. Siempre con la maximización del lucro como meta.

Desde luego, es Europa donde se da la más alta concentración del pernicioso fenómeno. Pero ningún futbol, en ninguna latitud, se encuentra a salvo del mismo. Estos “Semanálisis” llevan años reiterando el círculo vicioso que la intermediación oficializada creó. Lo venimos repitiendo prácticamente desde que el mal empezaba a despuntar. Al grado que no dejo de preguntarme si a estas alturas no se habrá convertido para el lector en molesta letanía. Que continúe haciéndolo responde a la íntima convicción de que los aficionados todos somos rehenes de los tratantes de piernas tan tardíamente anatemizados por Blatter. Y porque si en Europa el problema central puede estar en los monstruosos adeudos acumulados, en México las consecuencias del trasiego incesante de jugadores y técnicos se ha tornado en fuego graneado contra la línea de flotación de nuestro futbol, cuya calidad como espectáculo ha decaído en proporción directa al enriquecimiento de no pocos vivales, favoreciendo además todo tipo de corruptelas que son, por desdicha, otro de los temas recurrentes de esta columna.

A propósito del Puebla. En su estreno con Lapuente al mando, la franja cayó en casa ante el campeón Tijuana por 1–2. Mal resultado a cambio de un aceptable desempeño, al menos para tratarse del primer partido oficial de un equipo “nuevo” –lo malo es que ya son incontables los años y minitorneos que se nos viene presentando un Puebla “nuevo” cada seis meses. En cualquier caso, el esfuerzo no alcanzó para rescatar esos puntos de local a los que el equipo tendrá que aferrarse en lo sucesivo si desea eludir el descenso. Aun hay un margen favorable frente a los supercoleros Querétaro y Atlas, pero el que los dos consiguieran sendos empates en la primera fecha y una victoria en la segunda resulta inquietante.

Superioridad inconclusa. Tras la derrota inicial, el Puebla no perdió el temple y, ayer a mediodía casi vence al Toluca en la Bombonera. La verdad es que tuvo a tiro los tres puntos, y que el único equipo con cara de tal que hubo en el campo fue el visitante. La clave estuvo en un concienzudo trabajo de recuperación a medio campo en el que sobresalieron Noriega y el ecuatoriano Castillo, bien auxiliados por el adelantamiento de Orozco y Chávez atrás y el retroceso de Damarcus Beasley y el Venado Medina adelante. Ahí, Lapuente pudo y debió ganarle la partida a Enrique Meza, cuyo Toluca, sin Sinha y presionado por su propia tribuna, se vio perdido y a merced de la red de auxilio poblana la mayor parte del tiempo.

Pero no todo fue miel sobre hojuelas. Porque una vez conseguido el gol de apertura –media vuelta de Félix Borja en el área, cruzando por bajo al magnífico guardameta Talavera abajo tras amortiguar con el pecho un servicio de Damarcus, a los 62’–, Lapuente se remitió a sus hábitos más rancios y decidió apuntalar el cuadro bajo y esperar con líneas retrasadas. De suerte que hasta un equipo tan desorientado como el Toluca de ayer empezó a ganar terreno y adquirir confianza, hasta que, faltando dos minutos para los 90, llegó lo inevitable: doble pared Silva Benítez y derechazo del Pájaro hacia el otro poste para batir inobjetablemente a Alexandro Álvarez.

Tras ese empate que debió ser victoria, Puebla tiene 92 puntos en la tabla del descenso para un cociente de 1.0574, mientras que Atlas y Querétaro alcanzaron con sus triunfos de este fin de semana aparecen igualados con 84 y 0.9655, respectivamente. En lenguaje beisbolero, su desventaja con respecto a la franja se redujo a dos victorias y dos empates de diferencia.   

Espejismos. Dicen las voces y plumas interesadas que el Clausura 2013 empieza mejor que el desastroso minitorneo anterior. Temerarios como son, lo dicen apoyados en lo ocurrido en apenas dos jornadas. Y desde luego, en el paso aparentemente triunfal de los equipos mediáticos de todos conocidos –América y Cruz Azul básicamente. Se trata del viejo truco: hay que armar mucha bulla porque si no esto no vende. Y entonces las televisoras entrarían en shock y los merolicos sentirían amenazados sus ingresos. En el fondo, el invento ése de Liga MX lo único que hace es cumplir su vocación de carroza rodante, que ni a calabaza llega, para solaz de incautas quinceañeras.

Los que no levantan cabeza ni con exorcismos son Chivas, Pumas y Toluca, que solo podía ser subcampeón en una Primera División como la de México. Por lo pronto, tienen desconcertados y desconsolados hasta a sus paleros más notorios. Lo único cierto es que en un futbol donde la calidad se volvió humo y la inconsistencia es ley, cualquier equipo seguirá condicionado a rachas de uno u otro signo, y jugadores y entrenadores a lo que entone el coro de tratantes de piernas y batutas al oído a los directivos.

Por ahora, las opiniones están divididas entre los que ensalzan al América –tras dos triunfos al hilo, uno casi de milagro sobre Monterrey y otro más claro el viernes en su visita a Tuxtla Gutiérrez–, le reconocen méritos de campeón a Tijuana –avalados por seis puntos ganados a ley, por estrechas que hayan sido sus victorias sobre Puebla y León– y festejan el aceptable inicio del Cruz Azul –que reúne cuatro puntos pero ha hecho cinco goles y asistió el sábado a la aparente resurrección de Christian Giménez–, o los que se enredan en vanas discusiones sobre el arbitraje, los malos modos del Piojo herrera, la cuesta arriba que le espera al Maestro Galindo y otros tópicos de parecido jaez.

A nosotros, con las vicisitudes del Puebla de Lapuente nos basta y sobra para tener garantizado un Clausura más que movidito.

Messi y lo demás. El futbol europeo celebró el lunes su gala anual para premiar lo mejor del año recién ido, y a nadie sorprendió que el protagonista de la noche fuera Lionel Messi, al adjudicarse su cuarto Balón de Oro consecutivo –un hecho sin precedentes– como reconocimiento a un 2012 pletórico, en el que rompió la marca de goles anotados con su equipo de club y su selección (91 en total) y continuó maravillando a tirios y troyanos. Esa presea y la entregada a Vicente del Bosque como mejor entrenador borraron de un plumazo la retahíla de premios repartidos en la ocasión.

Todo muy en su punto. Aunque no deja de sonar poco serio que, en la selección del once ideal de 2012, la liga española no haya dejado títere sin cabeza (cinco del Barça, cinco del Madrid y Radamel Falcao). Para mayor inri, los tres finalistas en la disputa del Balón de Oro fueron Messi, Iniesta y Cristiano. Es decir, que España no le dejó nada a nadie.

Y eso que la selección la hacen técnicos y capitanes de los principales equipos y selecciones del mundo. 

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.