Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

Asamblea de dueños o parto de los montes

Por: Horacio Reiba

2012-02-20 04:00:00

 

Los del “pacto de caballeros” están, ahora sí, seriamente preocupados por el pronunciado declive sobre el cual se desliza aceleradamente el futbol “profesional” mexicano. Por caballeros –eufemismo colosal– se debe entender dueños del balón. O más precisamente, quienes con sus cámaras, micrófonos y ondas hertzianas dominan el negocio. Ellos fueron los verdaderos convocantes de la reunión del martes, pomposamente motejada de Asamblea del Máximo Circuito, una manera de llamar la atención aunque sólo sirviera para poner en aprietos a los reporteros, que se las vieron y desearon tratando de extraer aunque fuese alguna breve nota con los resultados de la junta de marras, que si para algo sirvió fue para recordarnos aquel mitológico parto de los montes, genialmente recreado por Juan José Arreola (“En medio de terremotos y explosiones, con grandiosas señales de dolor, desarraigando los árboles y desgajando las rocas, se aproxima un gigante advenimiento. ¿Va a nacer un volcán? ¿Un río de fuego? ¿Se alzará en el horizonte una nueva y sumergida estrella? Señoras y señores: ¡Las montañas están de parto!”); y cuyo desenlace anticipara hace dos milenios Horacio, el ilustre poeta latino (Parturient montes, nascetur ridiculus mus: “y parieron los montes; nació un ridículo ratón”).
 
Todos a temblar
 
En el fondo de la cuestión está esa congoja común que une a los presuntos propietarios de equipos con los verdaderos amos de nuestro balompié: la rebelión de los anunciantes. Pues si los primeros pasan apuros cada vez mayores para conseguir patrocinadores interesados en pagar porque sus marcas y productos aparezcan publicitados en sus estadios y en la indumentaria de los futbolistas, los segundos ya constatan en toda su crudeza el creciente desinterés público por sus transmisiones televisivas y radiales, con la consecuente caída de cotización de los avisos comerciales, fuente de ingresos millonarios que, en su ciego optimismo, creían inagotable. 
En realidad, los dichos anunciantes se vieron lentos para aceptar lo que llevaba por lo menos una década abriéndose paso; algo tan simple y evidente como que la pobreza de los espectáculos ofrecidos era notoriamente incapaz de retener a la gente, que de manera natural fue emigrando hacia ofertas más atractivas, predominando por supuesto las transmisiones futboleras, pero con origen en otras latitudes. 
Quizá el detonante haya sido, efectivamente, el casi nulo poder de convocatoria de la liguilla última, seguida, según se dice, por una raquítica teleaudiencia. Pero consta a nuestros lectores que esa disminución del interés general no es ninguna novedad. Una crisis que probablemente detonó el pasado fin de año, pero que hace tiempo venía anunciándose en el aire ante la impavidez de los supuestamente interesados. 
 
Operación mercadotecnia
 
Calladitos todos al final de la junta, el único autorizado para abrir la boca fue Decio de María, alto empleado de Televisa que también cobra como secretario de la Femexfut. Y salió con cosas tan vagas como “crear una identidad a la liga y darle una marca”, “Introducir protocolos atractivos”, “Incentivar fuerzas básicas”, “Desarrollar el arbitraje”, “Mejorar la relación con los medios” y otras banalidades por el estilo. Cuando habló al fin de “Fortalecer el aspecto mercadológico”, todo mundo entendió que lo anterior había sido puro humo. Algo asimismo implícito en el anuncio de que los señores van a tomarse un plazo de 60 días antes de anunciar “medidas concretas”.
 
Operación bozal
 
Otro de los ocho puntos en la lista de propósitos aireada por De María habla de “Trabajar los códigos de ética”. Pero no pasaron ni tres días para que el mundo supiera qué entiende por ética el empresariado futbolístico y en qué va a consistir su “mejoramiento de la relación con los medios”, pues el viernes hacían público su improcedente veto al diario Récord, seguramente acordado en la misma junta ya que está suscrito por todos los clubes de Primera con la honrosa excepción de la UNAM. 
 
Caballero con dama al lado
 
Otra nota de fuerte circulación durante la semana se centró en las declaraciones del propietario de las alicaídas Chivas, cuya deriva hacia el fondo de la tabla nada tiene que ver con el superliderato que hace apenas par de meses ostentara el Rebaño (que así de consistente es nuestro futbol). Por supuesto, nada relevante salió de dicha charla, excepto la pesarosa confesión de que está pensando en reforzar al equipo. 
Chivólogos expertos mascullan que la voz ejecutiva en la organización la lleva doña Angélica Fuentes, primera dama en funciones y responsable de la idea de mantener un plantel joven y barato, el mismo que terminó puntero del torneo anterior, pero que en el presente sumaba un punto de los primeros 18 en disputa. 
Trayectoria, por cierto, muy parecida a la de Pumas, otro club cuyos dueños mantienen un elenco de bajo perfil, alguna vez triunfador a favor de la magra calidad del resto.
 
Barça y Milán,
en caballo de hacienda
 
Todo país que se respete tiene un club predestinado a conocer la frustración en sus formas más variadas y perversas. En Alemania, ese equipo es el Bayer Leverkusen, que recibió al Barcelona en partido de octavos por la Champions League. 
Este Bayer –que no Bayern, como el multivictorioso de Munich–, con un pasado sin títulos, pudo entrar en la historia grande hace justo una década. Faltan-do dos semanas para el cierre de temporada 2001–2002 iba líder de la Bundesliga, era franco favorito para ganar la copa germana y, por si fuera poco, le discutiría la Champions al Real Madrid en la final del 14 de mayo en Glasgow. La triple corona, nada menos. Un sueño que, en 50 años, sólo dos clubes europeos habían podido sustanciar. 
No pudo ser. Leverkusen habría asegurado la liga con sólo vencer a uno de los coleros en la penúltima jornada, pero la perdió al fallar un penal su arquero But, que era quien usualmente los cobraba. Desmoralizado por completo, el guardameta iba a contribuir con nuevos yerros a la derrota del favorito en el último partido y en las dos finales pendientes, ganada la de Glasgow por el Madrid con aquella volea fabulosa de Zinedine Zidane (2–1).
El martes, el equipo de la aspirina presentó escasa resistencia al devastador contragolpe catalán, que hizo cera y pabilo de una defensiva que les jugó en línea, con la particularidad de que siempre algún zaguero se quedaba colgado, habilitando a los golosos atacantes blaugranas. Dos goles de Alexis Sánchez y uno de Messi sellaron el 1–3 definitivo.
Si esta eliminatoria parece resuelta, más lo debe estar la llave Milán–Arsenal, luego del 4–0 feroz aplicado por los lombardos a los londinenses en el Giuseppe Meazza. 
 
Gol tapatío en Amsterdam
 
Eliminado ya de la Champions, el ManU se consuela participando en los dieciseisavos de final de la Europa League. El jueves le tocaba visitar al Ajax –otro grande en horas bajas—y en el propio Arena Stadium le impuso un claro 0–2, goles de Young y Javier Hernández, el pequeño y picante Chicharito, clavo ar-diente del que, hoy por hoy, pende nuestro mermado orgullo futbolero.
 
Cobrar o no cobrar, es la cuestión
 
La directiva del San Luis, equipo de Televisa, ha sido tajante en su arenga previa al partido contra Chivas: si ganan podrán cobrar; de lo contrario, no verán ninguna plata. Y donde manda capitán no hay Constitución que valga.
Pero qué les vamos a contar a los jugadores del Puebla, vitalicio campeón nacional en materia de impagos. Por ahí podían empezar su reestructuración los caballeros del pacto, tan preocupados por las utilidades y futilidades del negocio.
Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.