Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

Aquino se va, el Puebla se reencuentra

Por: Horacio Reiba

2013-02-04 04:00:00

En México todavía es noticia de primera plana la contratación de un futbolista local por un club europeo, aunque se trate de un Segunda División como el Villarreal. De modo que Javier Aquino fue, para la prensa nacional, el nombre propio de la semana. El habilidoso oaxaqueño deja al Cruz Azul, su equipo de origen, y emigra al levante español, donde el submarino amarillo era hasta antes de su descenso la temporada última una especie de equipo modelo, dada la desproporción entre una nómina siempre modesta y su destacada colocación en la tabla a lo largo de la década anterior. Roto el encanto, está luchando por regresar a Primera, aunque su desventaja respecto del líder Elche era, hasta la semana anterior, de 18 puntos, y su colocación la octava en una tabla en la que ascienden los tres primeros. Subir no será para Aquino y compañeros una misión imposible, pero casi (para su consuelo, el segundo lugar, Almería, les saca “únicamente” siete puntos.)

Independientemente de desear lo mejor al carrilero cementero –no sería el primer peso liviano que se desempeñe con éxito en Europa–, conviene hacer un recuento de los mexicanos que alguna vez cruzaron el Atlántico para incorporarse a clubes de por allá. Si además hacemos mención de su equipo de origen, nos topamos con esta triste verdad: son apenas cinco los equipos en cuyos viveros se cultivaron al menos cinco de estos raros especímenes. Al resto difícilmente le dan sus fuerzas básicas para medio nutrir sus propias filas, cuajadas, eso sí, de extranjeros de medio pelo.

Vean ustedes si no. Ha sido Pumas nuestro principal exportador con estas nueve transacciones: Hugo Sánchez (Atlético de Madrid; 1981), Manuel Negrete (Sporting de Lisboa, 1986), Luis Flores (Sporting de Gijón, 1986), Luis García (Atlético de Madrid, 1992), Alberto García Aspe (River Plate, 1998), Francisco Fonseca (Benfica, 2006), Héctor Moreno (AZ Alkmaar de Holanda, 2008), Pablo Barrera (West Ham United, 2010), Efraín Juárez (Celtic Glasgow, 2010).

Las dos escuadras tapatías, reconocidas productoras de buenos jugadores, se encuentran empatadas con seis exportados. Los egresados de la academia del Atlas son:  Rafael Márquez (Mónaco, 1999), Jared Borgetti (Bolton Wanderers, 2005), Pavel Pardo (Stuttgart, 2006), Mario Méndez (Vélez Sársfield, 2007), Andrés Guardado (Deportivo La Coruña, 2007) y Edson Rivera (Sporting de Braga, 2011). Y del Guadalajara han salido: José Manuel de la Torre (Real Oviedo, 1988), Carlos Vela (Arsenal, 2005), Carlos Salcido (PSV Eindhoven, 2006), Francisco Javier Rodríguez (PSV Eindhoven, 2008), Omar Bravo (Deportivo La Coruña, 2008) y Javier “Chicharito” Hernández (Manchester United, 2010).

Por último, con cinco por vivero, están los capitalinos América y Cruz Azul, otros que han procurado mantener viva la cantera. Los exportados de origen americanista han sido: Javier Aguirre (Osasuna, 1986), Carlos Hermosillo (Standard de Lieja, 1989), Germán Villa (Espanyol, 1998), Cuauhtémoc Blanco (Valladolid, 2003) y Francisco Guillermo Ochoa (Ajaccio, 2010). En tanto que el quinteto de emigrantes cruzazulinos lo integran: Guillermo Mendizábal (Rayo Vallecano, 1985), Francisco Palencia (Espanyol, 2001), Ricardo Osorio (Stuttgart, 2006), Aarón Galindo (Grasshopers de Zürich, 2007) y Javier Aquino (Villarreal, 2013).

Naturalmente otros jugadores nativos han emigrado a países de menor prosapia futbolera; EU y la Conacacaf llevan en eso delantera, pero nuestro propósito ha sido señalar sólo a quienes firmaron contratos en ligas de mayor relevancia que la nuestra. También es verdad que, entre éstos los hay que nacieron al profesionalismo en clubes mexicanos no considerados en esta relación, debido a que dichos equipos no han alcanzado a exportar siquiera a cinco de sus egresados (el que más, con tres, es el Monterrey: Francisco Javier Cruz, Luis Hernández y Antonio de Nigris).

Flojo comienzo. No correspondió el Tri al entusiasmo de la chicaniza fiel, pues lo del miércoles en Phoenix fue lo que Tuca Ferretti llamaría uno de tantos partiditos moleros, nada para nadie, y eso que Dinamarca puso sobre la grama un combinado turístico y novatón, apenas en el límite del oficio medianamente aprendido. Y ese equipo, sin más jugadores sobresalientes que el portero Jansen y un central negro con poca pinta de danés, Okore de apellido, tuvo suficiente para controlar las esporádicas y tibias ofensivas verdes. Si aquello no terminó sin goles, cúlpese a la decisión del árbitro de conceder un par de penales que a lo mejor otro deja sin marcar. El primero lo cobró certeramente Fabián –tan sonámbulo como sus compañeros en todo lo demás– y el del empate lo metió Cornelius, el grandulón 11 de los escandinavos, luego de ser fauleado por Torres Nilo, que tuvo su noche negra lo mismo que, por la derecha, el otro lateral mexicano, Paul Aguilar.

No hay mucho que agregar, salvo que con Cirilo Saucedo debutó Xolos como proveedor del Tri, que el estadio registró una gran entrada y que la paisanada apoyó sin cesar a los pupilos del Chepo. En vano.

Empate Madrid–Barça. El miércoles, en el Bernabéu, semifinal por la Copa del Rey, partido de ida. Real Madrid pone en liza un cuadro bajo de emergencia, integrado solamente por suplentes, acaso sin sospechar que uno de ellos será la estrella de la noche. El Barcelona no tiene inconveniente en recurrir al tiqui–taca, ese tener, hacer y deshacer con el balón que tan bien domina. Luego de un primer tiempo bien jugado pero sin goles, asume el mando del encuentro y, a los 50’, Cesc Fábregas abre el marcador. Y también la llave de varias ocasiones desperdiciadas, pues los catalanes se mueven a su antojo y hacen del arquero local Diego López –debutante, por lesión de Casillas– uno de los héroes de la noche.

El otro también es de la casa blanca: se trata de Raphaël Varane, moreno de nacionalidad francesa y con 19 años que juega de central. No sólo, en pleno desborde culé, salvará dos goles inminentes en meta propia: también se eleva para cabecear una falta lanzada con telémetro por Özil para batir espectacularmente a Pinto, cerca ya del final (81’). El empate a uno deja las espadas congeladas en lo alto. Hasta finales de febrero, cuando se juega la revancha en Camp Nou.

Messi y Cristiano jugaron los 90 minutos pero se notó poco su presencia. Peor aun: el sábado, en Granada, el portugués anotó en meta propia el único gol del partido. Y el jueves, también en Madrid y en la otra semifinal copera, el Atletico recibió y venció 2–1 al Sevilla en el Vicente Calderón en un duro partido. Y lo hizo sin Radamel Falcao, ausente por lesión.

La carrera de las tortugas. El Atlas, con todo y sus apremios económicos, se está despegando y amenaza con dar alcance al Puebla, que continúa en situación confortable gracias a la victoria de ayer sobre el Morelia –un 3–1 sin nada que objetar, excepto por el ataque de conservadurismo que presentó la Franja en el segundo tiempo–, y que el Querétaro entró en un bache del que mucho le costará salir, si es que sale. La diferencia entre los rojinegros y los otros coleros es que, por una vez, sus directivos obraron sensatamente, mantuvieron el frente a Tomás Boy –pese al pésimo Apertura que jugó su equipo– e hicieron algo que antes era muy común y se conocía como reforzar al plantel, prescindiendo de la paja y procurando tapar los agujeros más notorios. Total, que los atlistas cazaron Jaguares en Tuxtla (1–2), son ya cuartos en la general y mantienen un interesante tono de juego en medio de la mediocridad desatada de nuestro futbol, donde cualquiera le gana a cualquiera porque ninguno vale tres cacahuates. Y las pocas excepciones –Xolos y Tigres, que empataron en el Volcán un vibrante partido; América, que despachó sin despeinarse a un desesperado visitante queretano– tampoco apantallan a nadie.

En resumidas cuentas, el Querétaro se hunde, anclado en 85 puntos y con un cociente miserable (0.9444), mientras el Atlas se le despega y llega a 1.000, y la franja suma ya 7 puntos en el torneo, 98 en los cinco últimos campeonatos –que son los que cuentan para efectos de cálculo– y alcanza su cociente un valor de 1.0888, que por ahora nos mantiene a salvo de sobresaltos.

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.