Logo de La Jornada de Oriente
Cargando...

» Puebla » Cine

Amigos desde la infancia y para el fin del mundo

Por: Alfredo Naime

2012-09-21 04:00:00

Con Ted la comedia fantástica está de regreso y
en muy buena forma, si bien con una historia, un
lenguaje y unos personajes no dirigidos al
público infantil

No siempre puedes tener al mismo tiempo dos películas con Keira Knightley. La hermosa inglesa se deja ver ahora mismo en Buscando un amigo para el fin del mundo, de Lorene Scafaria, y en Un método peligroso, de David Cronenberg. Sigo pensando (apenas botón de muestra) que aquellas imágenes de Knightley en Realmente amor –cuando llega a buscar el video de su boda a la casa del mejor amigo de su esposo– tienen el rango de irrepetibles. Más adelante voy a comentar el primero de esos films. Antes quiero referirme a Ted, de Seth MacFarlane, sobre un osito de peluche (el del título) que cobra vida por la magia de un deseo navideño, pero que además crece en edad al parejo del niño al que se lo regalan. Eventualmente ese niño seguirá siendo John, ya en tamaño Mark Wahlberg, mientras que su felpudo amigo se convierte en un oso mujeriego que fuma yerba.

Así las cosas, con Ted la comedia fantástica está de regreso y en muy buena forma, si bien con una historia, un lenguaje y unos personajes no dirigidos al público infantil. El argumento tiene que ver con cómo la sola presencia de Ted impide que John –ya de 34 años– madure y asuma por completo las responsabilidades adultas, en especial ante su novia Lori (Mila Kunis). Todo fluye muy divertido, narrativamente sin mancha, hasta que la película decide convertirse en Mi pobre angelito, lo que le provoca algunas dificultades. Y es que a la inicial (y natural, siendo una fantasía) suspensión de credibilidad, hay que sumarle una segunda, de menos candor, para aceptar un giro forzadón que aleja a la película de la ocurrente ruta que transitaba. Sin embargo su desenfado, sus brillantes diálogos (con varias excelentes referencias fílmicas y a la cultura pop) y su imaginativo concepto alcanzan para sostenerla en territorio disfrutable, lo que permite recomendarla. Por cierto, en Ted aparecen –en pequeños roles y como ellos mismos– Sam Jones (el mismísimo Flash Gordon), la talentosa Norah Jones (a quien incluso escuchamos cantar) y, en un cameo de homenaje, Tom Skerrit (aquel de Mash, Alien y Top gun). Ahora queda la pregunta: ¿habrá secuela? El director MacFarlane es sincero: “lo estamos pensando...”.

En cuanto a Buscando un amigo para el fin del mundo, parte de una premisa inquietante: un asteroide de 120 kilómetros de diámetro chocará en tres semanas contra el planeta y acabará con la humanidad entera. Esto por definición es tonalmente un drama, pero en realidad el primer acto de la cinta se asume como una especie de melodrama ligero –casi una comedia– para establecer parámetros acordes al nuevo escenario: por ejemplo, ir o no todavía al trabajo, con la ropa que sea; la posibilidad abierta a todos de ser nuevo presidente de la compañía (dado que el puesto ha quedado vacante); asistir a cenas sólo para saber qué hará cada quien en los días que le restan; aprovechar las circunstancias y acostarse con ese o esa antes inalcanzable, etcétera. Tras ese primer acto, poco a poco, obligadamente, el temperamento del film cambia dando paso a los rasgos del drama humano (después de todo, no hay posibilidad de final feliz). Pero no en un tono de tragedia fatalista o desgarrada. Florece en cambio un cierto ambiente de fraternidad, de genuino deseo de reconciliación, de saldar pendientes, de valorar a la familia, que sugiere más bien melancolía que desesperación. Este tono dulce encuentra su cauce y foco en dos solitarios que recién se conocen: Dodge (Steve Carell) y Penny (Keira Knightley). Ambos piensan en terceras personas, en buscarlas; y en contra del tiempo y el contexto se ayudan mutuamente para encontrarlas. Pero dios y el destino siempre deparan caminos misteriosos, resoluciones inesperadas, incluso cuando los afectos truncos, los deberes inconclusos y los compromisos por cumplir se nos vienen encima, cual si tuviesen el peso y tamaño de un asteroide.

Share
La Jornada
Nacional Michoacan
Aguascalientes Guerrero
San Luis Veracruz
Jalisco Morelos
Zacatecas  
Tematicas
Defraudados Izquierda
AMLO Precandidatos 2012
Servicios Generales
Publicidad
Contacto
© Derechos Reservados, 2013. Sierra Nevada Comunicaciones S.A. de C.V.