Viernes, agosto 19, 2022

Con la lengua al rojo

Ninguna mujer como Anita

Ninguna mujer como Anita/ como Anita Ekberg/ Mundo rebosante de dulzura/Catedral/ Manjar de hordas desatadas por miles sobre el pasto dorado de su cabellera/ Sonrisa luminosa como el fin de la oscura caverna de Platón/ Vocecilla apagada tras un baño nocturno en la fontana de Trevi...

El monte también combate*

Somos los hombres nogales, los cedros, los ahuehuetes Las mujeres ceibas, palmeras, oyameles, las parotas, Llevamos ají en nuestro nombre y pica Los intestinos de hartos y alevosos. Somos sombra, cobija, corazón marcado, Seña y contraseña. Somos el monte, Lumbre y fronda, manglar,  morada, Espejo donde...

Desamparada por la caída histórica

Desamparada por la caída histórica de sus pechos, los esconde, furtiva,                         en mi boca. No se apenen, les digo, rociándolos de amaneceres. Anímense, les propongo, puliendo con la lengua                       su botonadura. Les sorbo su amargor y se dulcifica su entrega. Luego les soplo… dejamos de tocar el suelo y abrazados...

Arritmias

Gitano fragor de cuerdas, a este corazón se le atasca la carreta. ¡Vamos! Silba al rocinante y este alza las ancas y cocea. ¡Vamos! Fustiga a que empuje el carro el noble rucio distraído ante potrancas del potrero ajeno… Tendrá que apearse y pujar con desangelada fuerza… Si...

Ah, las poetas pueden

Pueden tener las piernas largas para decirlo todo a los estetas como las de Ana Ajmátova, o lucir la dulce sonrisa de la Wislawa, que refresca en ironías. Pueden ser gruesas y abrasantes, muy abiertas, rosas sin linderos, cántaros de néctar, vasijas de orgasmo. Pueden mirarse...

La visita puntual

En las noches de angustia –cuando sentía que el mundo al dormir se despoblaba– aparecía insurgente y preciso con un punzar en el silencio, resonando de orgullo y bajo de la cobija, el pequeño insurrecto. La resurrección de la vida, el perseguidor de la carne que cobraba por...

Historias al quebrar el alba

Una Pasas ante la fuente de la bañista, con la cual –te he confiado te recuerdo. Entonces te asombras: “qué bien me encuentras”. Pero sólo percibes lo sinuoso de tu cuerpo, no adviertes la sonrisa donde copulan tus labios de cabrita con los ojos de paloma. Dos Vas...

Sirenas

La bella forma que termina en pez. Horacio. 1 Mujer demediada entre la voz que imanta y el cuerpo que escama. 2 El marino absorto duplica su pregunta con la daga enhiesta: ¿Cómo separaré esas piernas? ¿Y cómo separar mi oído de sus labios? 3 El timonel creyó escapar de su canto, pero lo trae prendido en el caracol que...

Mestizajes

¿Cuántas maneras han de mestizarte? Tiene la piel canela suave como el durazno.   Besa y me sabe a piña. Huele su cáliz a mango.   Arde guinda en sus labios. Granadas, si sonríe. Suelta al andar vainilla. Parpadean sus orquídeas al aire.   Tanta fronda humedece, mas no enfría, brisa...
- Anuncio -

Más Recientes

Queda en manos del grupo barbosista la estructura directiva de Morena

Con el aval del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena, el grupo político que lidera el gobernador Luis Miguel...
- Anuncio -