Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Miércoles, 13 de julio de 2011
La Jornada de Oriente - Puebla - Política
 
 

Policías estatales custodian actos públicos de Moreno Valle

 
MARTÍN HERNÁNDEZ ALCÁNTARA

Un impresionante dispositivo de seguridad se montó en la zona de los cerros de Loreto y Guadalupe ayer por la mañana ante la presencia del gobernador Rafael Moreno Valle, para un acto de entrega de reconocimientos a estudiantes del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del estado de Puebla (Cecyte).

En las inmediaciones del Museo Imagina, el Centro Expositor y de Convenciones y el Centro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) no sólo había unos 70 policías –que llegaron en un camión de pasajeros y cuatro camionetas–, sino también dos docenas de elementos del Ejército Mexicano.

En la zona también había algunos integrantes del cuerpo de seguridad personal del mandatario vestidos de civiles en estado de alerta. Se dispuso además una valla metálica para franquear el paso de Moreno Valle, como se acostumbra hacer en las visitas del presidente de la República.

La seguridad del gobernador fue reforzada desde la trifulca que protagonizaron miembros de su escolta con militantes del Sindicato Mexicano de Electricistas la semana pasada en Huauchinango.

En el Museo Imagina, sede del acto del Cecyte, el mandatario indicó en su discurso que no permitirá que crezcan, “como sucedió en el pasado, islas de impunidad o cotos de poder que vayan en contra de los intereses del Estado y de los poblanos. Asumí el compromiso de transformar al estado, y por tanto enfrentaremos cualquier obstáculo que pretenda impedirlo con la fuerza de la legalidad”.

Cuando el gobernador se marchó con rumbo a la sede del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) lo siguieron tres camionetas de la Policía Estatal repletas de uniformados, que se sumaron a la escolta personal del mandatario en la que participan unas dos decenas de guaruras. 

En las inmediaciones del DIF, ubicado en el Centro Histórico de la ciudad, también se montó un dispositivo poco visto en un acto habitual del gobierno estatal, el cual incluyó no sólo el despliegue policiaco antes mencionado –ya no hubo soldados–, sino que se obstaculizó el tránsito en la 5 de Mayo, entre la 18 y la 16 Poniente con vallas metálicas y cruzando una grúa de Tránsito.

De hecho, el acceso al recinto, siempre libre, ayer quedó completamente restringido por la puerta principal, y los invitados a la Segunda Entrega de Créditos a la Palabra de la Mujer tuvieron que ingresar por la puerta de la 18 Poniente, la cual también estaba severamente custodiada.

 
 
Copyright 1999-2011 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV