Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Martes, 12 de abril de 2011
La Jornada de Oriente - Tlaxcala - Sociedad y Justicia
 
 

Dirige Luis obra de teatro feminista

 

Cuatro actrices jóvenes representan Lilith vs Eva, la cual esboza en refulgurante recorrido los traumas que someten a la mujer, refiere el director de la obra, José Luis Castilla  n  Foto Alejandro Ancona
VÍCTOR HUGO VARELA LOYOLA

“En el principio de los tiempos, aún antes del Génesis, cuentan los ancianos que existía el paraíso terrenal. Ahí vivían en su inocencia Adán y Lilith. Él quería que ella lo obedeciera y cumpliera sus deseos. Ella le dijo: somos iguales. Adán entró en cólera y la expulsó del paraíso. Entonces pidió a su creador que le diera una buena mujer y recibió a Eva.

“Mientras tanto, Lilith juró vengarse de Adán. Ella recorrió el mundo seduciendo varones, consumando el sexo con ellos y matándolos al final. Y los hijos que nacían de esos trágicos encuentros, se volvían cómplices de su venganza. Sin embargo, Lilith no estaba satisfecha, así que retornó al paraíso perdido convertida en serpiente, sedujo a Eva y la convenció de comer el fruto prohibido, quien a su vez, sedujo a Adán para caer en la tentación y terminar excluidos de la placenta originaria”.

Los dos párrafos anteriores son el resumen que hace José Pina de la obra de teatro Lilith vs Eva que se presenta todos los fines de semana en el Foro Alternativo de Teatrubu, que es dirigida por José Luis Castilla y actuada por Nayeli Barrera, Claudia Anaya, Legna Muñoz y Andrea Xochipa.

“Desde entonces –abunda José Luis Castilla– las dos mujeres habitan el mismo cuerpo en una lucha constante entre ser dócil y cruel con el hombre, entre someterse o rebelarse a un mundo en su mayoría machista, pero que, afortunadamente, ha ido evolucionando en pleno siglo XXI, aún cuando faltan muchas batallas por conquistar. Llevando siempre dentro de sí a una Lilith y a una Eva”.

–¿Qué significa para ti esta obra?–, se le inquiere.

–Una mezcla de sensaciones y sentimientos se van conjugando al transcurrir las escenas, reconocerse como mujer en uno de los personajes o pasajes de la obra provoca que alguien asienta con la cabeza afirmando, una persona más sólo baje la vista, unas lágrimas ruedan por los rostros, no faltan las risas, los cuchicheos cómplices o el simple silencio, estados de ánimo van y vienen sin previo aviso.

Lilith vs Eva pretende ser una radiografía de la mujer, misión casi imposible ante la complejidad, controversial, contradictoria, paradójica, interesante, atractiva, incompatible, que puede ser una mujer, pero que no deja de ser un maravilloso laberinto de emociones, sentimientos, pasiones, actitudes, afanes, anhelos y sueños que invitan a explorar a cualquiera. Hoy, un sencillo reflejo de ese enigmático ser fracturado por siglos y que sigue en la búsqueda constante de igualdad, negada desde sus orígenes”.

La obra se estrenó el pasado 8 de marzo en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, y el próximo fin de semana concluye su primera temporada en el Foro Alternativo Teatrubu, ubicado en avenida Juárez, número 84, en Tlaxcala capital, las funciones son los viernes a las 20 horas y sábados a las 19 horas.

Lilith vs Eva es el precio de ser mujer, es dicotomía. Luz y sombra. Blanco y negro. Mujer: madre abnegada y a la vez represora; hija que a tientas busca su camino en la vida en un mundo opresivo. Machismo lacerante que marca el destino femenino”, asienta el director general de Teatrubu.

José Luis considera que se trata de una pieza teatral que en fulgurante recorrido esboza apenas los traumas que someten a la mujer, que son representadas por cuatro jóvenes actrices Nayeli Barrera, Claudia Anaya, Legna Muñoz y Andrea Xochipa, quienes viven, sufren y exigen respeto a su condición femenina.

–¿Cómo ha sido recibida la obra?–, se le pregunta.

–El espectador es llevado de la mano por las actrices en un vistazo a su cotidianeidad, su vida diaria: la niñez, la adolescencia, la mujer madura y casada, la profesionista. Todo el derrotero de una vida tan individual como ellas mismas… pero tan parecida a la de todas, responde el director teatral.

“En ese caminar señalan, acusan a un mundo dominado por el varón, quien dicta las reglas, las normas a las que deben someterse.

“A partir de una idea de Lorena Illoldi, la compañía Teatrubu retoma la corriente feminista que se esparce a pasos agigantados en el orbe, para mostrar las llagas, las heridas y las cicatrices que el machismo ha impuesto a la condición femenina, en esa ansia por derrumbar su vigencia”.

La obra tiene una duración de 60 minutos, que “son intensos, donde se escuchan poemas de Silvia Plath, Mario Benedetti y Elías Nandino, sirven para bosquejar la complejidad del tema, en un pequeño escenario de 5 por 4 metros y simbólica escenografía, con el público prácticamente sobre ellas”.

El también actor abunda que el trabajo recae con todo su peso en esas cuatro mujeres que se encienden en el escenario, bajo discretas luces, para llamar la atención hacia ellas, hacia todas. “Ellas exigen un lugar en el mundo, respeto a su condición. No concesiones, no indulgencias… no. Sólo el acatamiento universal a su derecho de ser como son: tan humanas como todas y como todos”.

De acuerdo con José Luis Castilla, Lilith vs Eva es un trabajo actoral digno de verse en una Tlaxcala tan anémica de expresiones teatrales ambiciosas y con calidad.

 
Copyright 1999-2011 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV