Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Viernes, 3 de diciembre de 2010
La Jornada de Oriente - Tlaxcala -
 
 

 EDITORIAL 

LA ESTRATEGIA EDITORIAL DE TLAXCALA

 

La encuesta nacional de lectura muestra que el 56.4 por ciento de los entrevistados lee libros, 42 por ciento periódicos, 39.9 por ciento revistas y 12.2 por ciento historietas. Los niveles de lectura de libros son menores entre la población de estrato socioeconómico bajo (48.9 por ciento).

Buena parte de la producción de los libros llenan las bodegas en razón de su poca demanda y llegado el momento, por problemas de espacio o deterioro, terminan en la venta por kilo para ser reciclados.

El municipio de Tlaxcala ha diseñado una estrategia que debería ser imitada por las instituciones públicas que editan libros para fomentar el hábito de leer.

Con motivo del aniversario del 485 de su fundación, el ayuntamiento capitalino editó varios títulos y los presenta al público, sólo que en la convocatoria–invitación establece que a los asistentes se les obsequiará un ejemplar.

En un país en que al año se lee un promedio anual de 2.9 libros por persona, es difícil pensar que alguien se interese por participar, fuera de los pequeños círculos de intelectuales o académicos; sin embargo, cada vez es mayor la asistencia. Empezó con 200 y ahora asisten mil.

La estrategia es un acierto por varias razones, entre otras porque las ediciones se hacen con recursos públicos, es decir de los impuestos y se convierte en una forma de retribuir con cultura a la población que permanece alejada o ajena a ella.

Pero sobre todo porque al producir conocimiento local y ponerlo al servicio de los habitantes, se amplía el saber y la identidad, se estimula la lectura y la convivencia.

Esta es una práctica que deberían copiar la UAT, el ITC, el Coltlax y el Colhitlax. Lo cual es mucho mejor que mantener las bodegas llenas.

 
Copyright 1999-2010 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV