Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Viernes, 3 de diciembre de 2010
La Jornada de Oriente - Puebla - Atlixco
 
 

El aguacate, la nueva ruta productiva de Atlixco, reconoció Jiménez Aguayo

 
MIGUEL ANGEL DOMÍNGUEZ

Atlixco. El fin de semana anterior el secretario de Desarrollo Rural (SDR), Gustavo Jiménez Aguayo, reconoció que este municipio, además de consolidarse como verdadero productor de nochebuena, amaranto, gladiola, plantas de ornato, miel, sorgo y peces, ya retomó el camino para recuperar, en breve, la amplia cosecha de aguacate.

Más de 150 sembradores de aguacate de esta región buscan, con autoridades locales y el Instituto Tecnológico Superior de Atlixco, rescatar la cuenca productora de esta legumbre que décadas atrás era una de las más importantes del país.

Durante una charla con este diario, Rodolfo Juárez Cruz, secretario general de la Sociedad de Producción Rural “El mejor clima, el mejor aguacate”, recordó que todo empezó a complicarse para este sector con la aparición de una plaga. “Atlixco, lamentablemente, dejó de ser hace 40 o 50 años un área importante por el ataque severo de una enfermedad o plaga llamada ‘la tristeza del aguacate’, que es causada por un hongo. En esa época arrasó con todos los cultivos de esta zona”.

Rodolfo Juárez festejó que a diferencia de años anteriores hoy la agronomía avanzó considerablemente y “ya contamos con herramientas nuevas para el control efectivo de las enfermedades. No olvidemos que en la mayoría de los cultivos agrícolas 50 o 60 por ciento del costo de producción es para aplicar fungicidas e insecticidas”.

Según los productores, en aquella época había sembradas en esta región cerca de 10 mil hectáreas que prácticamente se perdieron, y hablamos de dos variedades particularmente: 5 mil hectáreas del “fuerte” y la otra mitad de “criollos”, ya que el Hass no tomaba gran importancia”.

 

La explicación

Debido a la existencia de diversos problemas ecológicos, fitopatológicos y, sobre todo, a la demanda anual insatisfecha en la entidad de aproximadamente 20 mil toneladas, un grupo de académicos, de forma conjunta con autoridades del gobierno estatal, emprendió en este año el proyecto denominado “La ruta del aguacate” con el objetivo de rescatar y promover ese cultivo, informó Margarita Blancas, jefa del Departamento de Vinculación del Instituto Tecnológico Superior de Atlixco (ITSA).

Durante una entrevista, la también veterinaria de profesión informó que uno de los primeros planes a corto plazo de esa escuela es contribuir a reactivar la cadena productiva de esa materia prima, particularmente de la especie Hass, en siete municipios del valle de Atlixco y parte de la Mixteca: Acatlán de Osorio, Atlixco, Calpan, Huaquechula, Izúcar de Matamoros, Tepexi de Rodríguez y Tochimilco. Esto será posible, detalló, a través de informar, organizar, capacitar y proporcionar asistencia técnica a los agricultores de la zona.

Puebla cuenta con 2 mil 800 hectáreas de las variedades fuerte, Hass y criolla, con promedio de producción anual superior a las 7 mil toneladas, que son el sustento de más de 450 familias en municipios como Atlixco, Tochimilco, Chichiquila, Teziutlán e Ixtacamaxtitlán.

El análisis sostiene que el aguacate en esta área geográfica de los volcanes quedó expuesto a un sinnúmero de problemas como los ecológicos, los suelos inadecuados y fitopatológicos, “razones suficientes de peso para considerar poco pertinente el incremento de ese fruto. A eso debe añadirse el predominio de huertos de criollo o variedad fuerte con poca resistencia a las plagas y con muy mal manejo poscosecha”.

 

El reinicio

En la comunidad de San Pedro de Benito Juárez se instalaron en el mes de marzo 50 hectáreas comerciales de aguacate Hass, para lo cual el gobierno del estado destinó una inversión de 3.5 millones de pesos, anunció el secretario de Desarrollo Rural, Gustavo Jiménez Aguayo.

Explicó que los recursos permitirán la compra de planta, abono orgánico, nemátodos (trichoderma), agroquímicos y sistema de riego, además se brindará a los productores permanente asesoría técnica sobre prácticas de podas y manejo agronómico de su cultivo, todo ello en busca de un esquema técnico de producción que permita alcanzar los niveles de calidad para la exportación. Atlixco, dijo, tiene el clima idóneo para el desarrollo de este fruto.

 

El aguacate padre

La historia del aguacate de California se remonta a Puebla, pero especialmente a Atlixco, cuentan los especialistas. “A Atlixco llegó en 1911 un americano de 21 años, Carl Schmidt. Era empleado del vivero West Indian, en Altadena, California. Su tarea era buscar en los mercados mexicanos los aguacates de excelente calidad y localizar los árboles de donde provenían. Cortó las raíces de los mejores árboles, los numeró y los envió por Wells Fargo para Altadena.

“Muchas raíces no se adaptaron a la tierra y el clima de California, pero el número 15, el cual había sido cortado por Schmidt del jardín de Alejandro Le Blanc, precisamente en Atlixco, floreció. Cuando sobrevivió a la gran helada de 1913, su fortaleza fue oficialmente reconocida y se le dio el nombre de padre... gracias a su vigor y fuerza”.

 
 
Copyright 1999-2010 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV