Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Miércoles, 26 de octubre de 2010
La Jornada de Oriente - Tlaxcala -
 
 

 EDITORIAL 

LOS SUBSIDIOS DE LA UAT

 

La propuesta que el Ejecutivo federal envió a la Cámara de Diputados puso en alerta a la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) porque se pretende disminuir en 7.5 por ciento los subsidios extraordinarios que reciben las Universidades Públicas Estatales (UPE).

La principal fuente de ingresos de las UPE es el subsidio que se obtiene de los gobiernos federal y estatal, de conformidad con el acuerdo que existe entre estos dos, que en el caso de Tlaxcala es del 80 por ciento la Federación y el 20 por ciento el estado, sin contar los ingresos propios.

A lo largo de los últimos 50 años, tres han sido los criterios utilizados para otorgar el subsidio: el primero se basó en el número de estudiantes, el segundo adoptó el criterio de la plantilla reconocida por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el actual se hace con base en el concepto de irreductible.

El irreductible son los recursos que una UPE recibió el año anterior como presupuesto ordinario, más un incremento determinado por la SHCP asociado a servicios personales y gastos de operación. A éstos, anualmente se agregan los subsidios extraordinarios.

Los subsidios extraordinarios se integran por una serie de fondos de asignación o concurso, a través de los cuales una UPE accede a dinero que no es regularizable, es decir, no pasará a formar parte de su irreductible, sino que se ajusta a reglas de operación y convocatorias anuales.

En la última década han existido entre 12 y 17 fondos concursables, entre otros los de Apoyo al Desarrollo de la Educación Superior, de Apoyo para Reformas Estructurales, de Asignación Adicional al Subsidio Ordinario, para Incremento de la Matrícula, para Reconocimiento de la Plantilla, de Consolidación, de Apoyo para Saneamiento Financiero, Ampliación de la Oferta Educativa, de Aportaciones Múltiples, etc.

El peso de los subsidios extraordinarios es lo que permite a las UPE moverse ya que el ordinario sirve para el pago de sueldos y gastos de operación. Para las IES, sólo en 2008 llegó a significar hasta el 25 por ciento de su presupuesto total. En ese año recibió 403 millones de subsidio ordinario y 98 millones de extraordinario. ¡He ahí la preocupación!

 
Copyright 1999-2010 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV