Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Miércoles, 26 de octubre de 2010
La Jornada de Oriente - Puebla - Salud
 
 

Crecen la diabetes e hipertensión en niños, advierte  Barrientos Pérez

 
AMÉRICA FARIAS OCAMPO

La diabetes tipo II, la hipertensión y la resistencia a la insulina, padecimientos que hace menos de 10 años sólo se presentaban en adultos, ya están perjudicando a infantes. También, en los nosocomios públicos ya se están registrando casos de niños con complicaciones por diabetes, como lesiones en la retina y riñón, así como pie diabético, informó Margarita Barrientos Pérez, ex presidente de la Sociedad Mexicana de Endocrinología Pediátrica.

La especialista, refirió que tan sólo en el Hospital del Niño Poblano (HNP), 25 por ciento de los niños que se atienden por obesidad presenta alguna de las enfermedades antes mencionadas.

En entrevista con La Jornada de Oriente, la endocrinóloga señaló que la obesidad es el principal fenómeno que está contribuyendo a que males como diabetes tipo II y la hipertensión estén apareciendo en la población infantil.

Explicó que la diabetes tipo II es la que evoluciona más lentamente, y no necesita de inyección de insulina desde su aparición. En los adultos las complicaciones pueden aparecer después de los 10 años de su diagnóstico.

Sin embargo, en los niños la diabetes mellitus tipo 2 evoluciona con mayor rapidez que en la población adulta.

Refirió que en el Hospital del Niño Poblano han atendido casos de niños de entre cuatro y seis años con pie diabético, alteraciones en la retina o en el riñón.

En Puebla la primera causa de mortalidad es la diabetes. Datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) revelan que en el año 2000 hubo 2 mil 661 decesos por esta enfermedad degenerativa; en cambio, en 2006 la cifra incrementó a 4 mil 173.

Las estadísticas que hay en el estado de diabetes son globales, y se desconoce cuántos casos hay de diabetes infantil, así como el número de muertes que genera a este grupo de población.

La endocrinóloga señaló que la obesidad es el primer factor de riesgo para desarrollar diabetes, síndrome metabólico –que es un mal que aunque haya insulina en la sangre las células dianas (sobre las que debería actuar la insulina) no responden a ella–, hígado graso y otras enfermedades crónicas que hace unos años sólo se presentaban en la población adulta, como los infartos.

Agregó que por la obesidad también se llega a elevar el riesgo de tener hígado graso, un problema que puede desencadenar una cirrosis.

 
 
Copyright 1999-2010 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV