Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Jueves, 21 de octubre de 2010
La Jornada de Oriente - Tlaxcala - Estado
 
 

Provoca caos vial una movilización de la Organización de Pueblos del Altiplano

 
VÍCTOR HUGO VARELA LOYOLA

Militantes de la Organización de Pueblos del Altiplano (OPA) marcharon este miércoles para exigir al gobierno del estado el reconocimiento oficial de ocho planteles de bachillerato, la apertura de más instituciones de enseñanza en la entidad y la salida del titular del sector, Miguel Ángel Islas Chío.

El contingente integrado por cientos de alumnos, profesores y padres de familia de alrededor de 10 comunidades inició su recorrido –el cual provocó caos vial por los lugares donde pasó– en la Secundaria Técnica número 4, ubicada en Chiautempan, alrededor de las 9 horas y tras atravesar parte de ese municipio arribaron cerca de las 12 horas a la explanada del zócalo capitalino donde realizaron un mitin.

La principal demanda de los integrantes de la OPA es que el gobierno del estado otorgue una clave oficial a ocho preparatorias que actualmente operan con un permiso estatal bajo el nombre de Centro de Bachillerato Tecnológico, Industrial y de Servicios (CBTIS), pero no reciben ningún tipo de apoyo público.

Liderados por el fundador del Movimiento de Bases Magisteriales de Tlaxcala (MBMT), Manuel Campos Bárcenas, los manifestantes pidieron que fueran recibidos por el gobernador Héctor Ortiz Ortiz o alguno de sus representantes a efecto de plantear sus demandas.

Al respecto, Héctor Horacio López Flores, integrante de la OPA, dio a conocer que los bachilleratos que buscan su reconocimiento oficial son los que operan en Tocatlán, Tecopilco, Tepetitla, Texcalac, Unión Ejidal, Texmola, Tlaxco, Cuahuixmatlac, Tenancingo y Huamantla.

Asimismo, refirió que buscan el reconocimiento de dos secundarias técnicas –ubicadas en los municipios de Tenancingo y Huamantla– y del jardín de niños Villas Marina.

“Los CBTIS que no son reconocidos atienden a unos 2 mil alumnos porque las escuelas tienen una justificación legal, ya que su fundación no es por capricho, sino porque hay necesidad en las comunidades, pero la falta de claves oficiales ha provocado que unos 150 maestros que laboran ahí no tengan un salario, los planteles carecen de mobiliario, pues son los padres de familia quienes gestionan recursos para que subsistan”.

Refirió que los CBTIS con clave federal tienen apoyos para construcción y ampliación de aulas, talleres y laboratorios, becas para los alumnos y la basificación de trabajadores.

“También exigimos la salida de Miguel Ángel Islas Chío de la Unidad de Servicios Educativos de Tlaxcala (USET), pues en ocho años ha saqueada a la institución y no estamos de acuerdo con que cada año lleve a directivos a pasear a hoteles cinco estrellas cuando varias escuelas no reciben ni una butaca”.

 
Copyright 1999-2010 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV