Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Jueves, 21 de octubre de 2010
La Jornada de Oriente - Puebla - Cultura
 
 

Inauguraron Testigo silencioso, un altar contemporáneo de escultura y de grabado

 

Antonio Alarcón y Marco Antonio Durán en el Museo Universitario, donde informaron que las 22 calacas de la exposición están hechas de papel reciclado / Foto Abraham Paredes
PAULA CARRIZOSA

22 cráneos hechos de papel y una instalación compuesta por cubos en los que aparecen grabadas las calacas de diversos íconos de la cultura popular, como los pachucos y Tin Tan, forman parte de la exposición Testigo silencioso, de los artistas locales Marco Antonio Durán y Antonio Alarcón, que encontraron en la muerte el hilo conductor de la obra que se expone en el Museo Universitario Casa de los muñecos.

“Esta es una ofrenda contemporánea de escultura y grabado”, expresó Durán durante la inauguración de la colección, que está integrada por 13 grabados que están en la parte superior del inmueble, además de tres cilindros, el cubo y los 22 cráneos, dos de ellos en gran formato.

Para Alarcón, el título Testigo silencioso refiere a la atención que cada uno presta ante algún acontecimiento o personaje de la historia.

Con la elaboración de las esculturas, intentó señalar al “testigo” que hay en cada persona. Una calaca, por ejemplo, es la “calavera del bicentenario”, y en ella se denuncian las cosas que fueron emitidas en las conmemoraciones federales: la pobreza, el hambre, la desigualdad y la injusticia.

Otra más es la calavera a la que le falta el orificio bucal. Esa, señaló el escultor, está dedicada al “nuevo zapatismo”, el cual “silenció casi a la par que comenzó a hablar”.

Las 22 calacas, algunas adornadas con espinas, otras con clavos y algunas copiando el estilo de las calaveras prehispánicas, están hechas de papel reciclado.

En el caso de la obra gráfica de Durán, se trata de una instalación compuesta por unos 20 cubos que en alguna de sus caras tienen la figura de algún personaje popular: la calaca de Chaplin o la de un camionero que conduce un autobús lleno de pasajeros–calaveras. También están los esqueletos de John Lennon, del Quijote y de María Félix.

“El proyecto comenzó con la idea de hacer un tributo a los compañeros que han muerto y que transformaron el arte y la cultura en la Universidad Autónoma de Puebla”, precisó; por ello, hay referencias a Alfonso Vélez Pliego, fundador del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades que lleva su nombre, o al ingeniero Luis Rivera Terrazas, al que se le dedicó el Instituto de Física.

La colección se exhibirá hasta el 5 de noviembre próximo, en la 2 Norte número 2, en el Centro Histórico de Puebla.

 
 
Copyright 1999-2010 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV