Búsquedas en el diario

Proporcionado por
       
 
Martes, 20 de julio de 2010
La Jornada de Oriente - Puebla - Cultura
 
 

El día de hoy inaugurarán el museo de Gilberto Bosques, diplomático poblano

 
PAULA CARRIZOSA

Este día las autoridades estatales inaugurarán en el municipio de Chiautla de Tapia el museo dedicado a la memoria de Gilberto Bosques Saldívar, el diplomático poblano que como cónsul general de México en Francia rescató a miles de judíos que eran perseguidos por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Alrededor del mediodía el secretario de Cultura, Alejandro Eliseo Montiel Bonilla, y el director de Museos, Óscar Alejo, inaugurarán el recinto que estará dedicado a difundir la labor del diplomático mexicano, quien vivió algunos de los episodios más significativos de la historia del siglo XX: la Revolución Mexicana, la Guerra Civil Española y la dictadura de Francisco Franco, la primera y la segunda guerras mundiales y la Revolución Cubana.

Ubicado en la planta baja de la presidencia municipal de la comunidad, la colección resultó de la colaboración de la Secretaría de Relaciones Exteriores y las donaciones de diversos objetos personales que hiciera la hija del embajador, Laura Bosques.

En su natal Chiautla y con apenas nueve años de edad, Bosques Saldívar vivió el levantamiento armado contra el dictador Porfirio Díaz, lo que lo estimuló a tomar conciencia de los problemas sociales, por lo que él mismo se consideró como “un hombre de la Revolución Mexicana”.

En el año 1938 el general Lázaro Cárdenas, entonces presidente de la República, lo nombró cónsul general en París, y en ese cargo tuvo oportunidad de ayudar a miles de judíos.

Otro de sus aportes diplomáticos fue el de proteger a los españoles contrarios a la dictadura de Francisco Franco. Entre los beneficiados se encontraron figuras como el poeta Max Aub, la pensadora María Zambrano, el productor cinematográfico Miguel Altolaguirre y el pintor de origen austriaco Wolfgang Paalen.

En 1942 el embajador Bosques fue trasladado a Marsella, y como cónsul de México benefició a los republicanos que pasaban sus días en campos de refugiados en el sur francés. Fue en ese mismo año cuando la representación diplomática mexicana fue asaltada por las tropas alemanas, por lo que él y su familia fueron arrestados y confinados en los Pirineos, en el centro de Francia, y luego fueron llevados a Alemania, en donde fueron intercambiados por otros prisioneros.

De Lisboa partieron a Nueva York, y desde ahí Gilberto Bosques Saldívar y su familia llegaron a México, donde la comunidad judía y unos 7 mil españoles les otorgaron una “gran recepción” como agradecimiento.

El recinto, además de narrar la trayectoria del diplomático, coadyuvará para que el personaje pueda convertirse en el primer latinoamericano en ser nombrado por el gobierno israelí como “Hombre justo entre justos”, categoría que se les otorga a las personas que de una forma u otra ayudaron a salvar a judíos.

 
 
Copyright 1999-2010 Sierra Nevada Comunicaciones - All rights reserved
Bajo licencia de Demos Desarrollo de Medios SA de CV