"Periodismo regional a la medida de su tiempo"

EnviarEnviar ImprimirImprimir

Puebla > Justicia
jueves 20 de septiembre de 2007

Huesca y Pacheco se negó a hablar sobre el cura Nicolás Aguilar

Martha Garrido Ortega

Como en otras ocasiones, el arzobispo de Puebla, Rosendo Huesca y Pacheco, se negó a hablar sobre el cura Nicolás Aguilar Rivera, acusado de haber violado a más de 60 niños tanto en México como en Estados Unidos, y aseguró que él no tiene relación o información sobre este caso.

En días pasados se presentaron pruebas de que el cardenal Norberto Rivera brindó protección a Nicolás Aguilar desde hace 20 años; también se dieron a conocer textos en los que se comprueba que el arzobispo de Puebla permitió en 2001 que el cura acusado de abuso sexual continuara ejerciendo el ministerio del sacerdocio en la parroquia de Santa Clara Huitziltepec.

Ayer, Huesca dio una breve entrevista después de participar en un acto en la Universidad Iberoamericana; cuando se le cuestionó sobre el tema, se limitó a decir que no sabía nada. “De eso no hablo nada”.

A pregunta expresa de una reportera sobre las acusaciones que pesan en su contra por encubrir a Nicolás Aguilar, se limitó a decir: “No tengo nada que ver en el asunto”; ¿pero por qué lo involucran?, insistieron; “No lo sé”, respondió.

Por último, dijo desconocer las intenciones que hay detrás de las acusaciones en su contra, y negó que alguna autoridad civil, o incluso el cardenal Norberto Rivera, lo haya llamado para hablar del caso: “Jamás, nada; lo único que sé es lo que hay en los medios”.

En otro tema, el arzobispo opinó sobre la situación de las universidades en el estado: “Hay un magnífico esfuerzo de las autoridades, y siento que comienza a dar frutos. El punto gris es que no todos los jóvenes tienen cupo; estamos en un déficit que aún no resolvemos del todo, pero se están abriendo centros tecnológicos en la periferia del estado, y eso dará oportunidades a la juventud de poder estudiar”, concluyó.