Mafia de chupaductos amenaza de muerte a presidentes de Tochtepec y Cañada Morelos

Los presidentes de los municipios de Tochtepec, Marcos Pérez Calderón, y el de Cañada Morelos, Gaspar Rojas Torres, han sido amenazados de muerte por la mafia de “chupaductos” que opera en el triángulo del robo de combustible, con el objetivo de que se les permita operar en la “ordeña” de los ductos sin ser molestados por ninguna autoridad de dichas demarcaciones.

Carlos Rodríguez

Cambio


Lunes 7 de septiembre de 2015

Ladrones de combustible han amenazado de muerte a los presidentes municipales de Tochtepec, Marcos Pérez Calderón, y al de Cañada Morelos, Gaspar Rojas Torres, con el fin que los dejen operar en la “ordeña” de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) que cruzan por sus territorios.

Ambos ediles ya dieron cuenta de estos hechos al Gobierno del Estado, y pese a las llamadas intimidatorias que han recibido en más de diez ocasiones en lo que va de sus administraciones, descartaron reformar su seguridad personal.

En el caso del primero, detalló que textualmente se le ha dicho: “¿Cuánto quieres por dejar pasar mis vehículos? Déjame trabajar. Sabemos tu ruta y la de tu familia”.

Reconoció que los policías municipales están indefensos ante estos grupos de la delincuencia organizada que operan en esa zona, debido a que cuentan con mayor presupuesto y, por ende, mejor armamento; su municipio sólo cuenta con 30 policías para el cuidado de 19 mil 701 habitantes.

“Es triste decirlo, pero es la realidad, hacer frente y vivir con las amenazas de este grupo organizado; obviamente atentamos contra los intereses del grupo, pero hacemos lo humanamente posible y lo que nos permite nuestra capacidad policial”, indicó.

Una operación “descarada”

Pérez Calderón y Rojas Torres admitieron que la forma de operar de los “chupaductos” se ha vuelto “descarada” en el último año y que la vigilancia por parte del Ejército es escasa, pese a que estos municipios se ubican en la zona roja de las tomas clandestinas.

El alcalde de Cañada narró que las amenazas que ha recibido han sido desde números no identificados, lo que no ha impedido que los uniformados locales sigan participando en operativos para acabar con estos criminales.

En el caso de Cañada Morelos, este municipio apenas cuenta con una docena de policías para la seguridad de más de 17 mil habitantes –de acuerdo con el Inegi– y por la colindancia con Veracruz se han registrado hechos violentos.