Rayuela

Dicen quienes saben que del amor ciego al odio jarocho sólo hay un pasito. Y si hay dinero de por medio, tantito peor.