“Y descendió a los infiernos”; Marzo: harán crisis petróleo y peso; La tortilla sube a 24 pesos en el norte

Dinero

Enrique Galván Ochoa

¿No iba a hablar fuerte y claro –sobre corrupción, el crimen, y la desigualdad? Ese era el propósito original que anunció Francisco antes de emprender su viaje; sin embargo, conspiraron para desviarlo. Fue una astucia recibirlo en calidad de jefe de Estado, no como un simple misionero. Quedó sujeto al protocolo que debe seguir el representante de un gobierno; lo desangelaron. Ha hablado (valga la metáfora) sin bajarse del papamóvil. Primero lo vimos como rock star del costoso musical del aeropuerto. Luego descendería a los infiernos de su propia Iglesia, donde cardenales y obispos luchan por el poder y el dinero. “No se dejen corromper –les dijo– por el materialismo trivial ni por las ilusiones seductoras de los acuerdos debajo de la mesa”. (Ahora se sabe que el jefe del cártel macielista, Norberto Rivera, supuestamente estuvo saboteando los preparativos de la visita porque le quitaron la coordinación y los recursos) De ahí que algunos actos hayan deslucido. También veríamos al Papa rodeado por la seráfica clase política. Sin escape posible tuvo que dejarse fotografiar, o tomarse una selfie, junto a los querubines: el converso (al priísmo) Chucho Zambrano, el beatífico gobernador de Veracruz, Javier Duarte, o el milagroso Virgilio Andrade. Después de la bendición, se retiraron flotando en aromas de santidad. Epítome de los primeros días de la visita papal: la fotografía en que aparece el presidente Peña Nieto recibiendo devotamente la comunión. Cualesquiera que pudieran ser sus pecados, Virgilio lo absolvió y la Iglesia lo perdonó.

Llamaradas

Yéndose Francisco, nos espera el purgatorio. Petróleos Mexicanos (Pemex) estima que el precio de su crudo pesado Maya, el que más vende como parte de su mezcla de exportación, puede caer tan bajo como a 19 dólares por barril a finales de marzo, de acuerdo con un documento interno revelado por Reuters. El viernes pasado los embarques de Maya a Estados Unidos cotizaban alrededor de 24 dólares. Una caída de esa proporción dispararía el dólar libre a 23 pesos, lo cual ya ha sido anticipado por analistas de varios bancos. ¡Que Dios nos agarre confesados!


Más llamaradas

El mito de que la devaluación del peso no genera inflación – the Legarreta’s myth– no da para más. La segunda cadena de cines del país, Cinemex, contempla la posibilidad de subir los boletos, las palomitas de maíz y la dulcería. No son productos de primera necesidad, pero la tortilla sí. En Hermosillo se vende hasta en 24 pesos el kilo y el alza es generalizada en el país.Por cada peso que se devalúa nuestra moneda frente al dólar, la tonelada de maíz sube 150 pesos, informó a La Jornada Juan Carlos Anaya, director del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas.

@VoxPopuli

Asunto: moches

En tu columna del viernes pasado publicaste un mensaje mocho, ya que sólo apareció tu respuesta, no el mensaje original. Se ve muy chistoso. ¿Mocho o moche?

Elena Ramírez

R: Ni lo uno ni lo otro. Fue un problema técnico. Salió completo en la edición impresa, pero no en la online. Va de nuevo:

“Con todo respeto, invito al jefe de Gobierno a que visite alguna de las estaciones del Metro dentro del horario de las 7 a las 9 de la mañana para constatar la forma cruel e inhumana en que decenas de miles de personas, la mayoría trabajadores y estudiantes, luchan a brazo partido para poder entrar a los vagones de este medio de transporte. Aún es tiempo de evitar una tragedia o un fatal accidente que mancharía para siempre el brillante desempeño del jefe de Gobierno del aún Distrito Federal.

Ignacio Romero R./Ciudad de México

R: Aquí quedó impresa tu invitación. Anda muy afanoso atendiendo el negocio. No los Bisquets de Obregón, sino las fotomultas.

Twitteratti

Si el precio de la tortilla sigue subiendo, en los restaurantes van a tener que dar chocolates Ferrero Rocher de botana en lugar de totopos.

@AlexandroTorino

¿Quién hace más milagros, Virgilio Andrade o el Papa?

Radiob @radiobbbb

El Papa fue a Ecatepec a hablar de resistir las tentaciones de la riqueza, el orgullo y la vanidad. Onésimo, mientras tanto, se retuerce.

Gerardo Esquivel@esquivelgerardo

Twitter: @galvanochoa

FaceBook: galvanochoa