Gustavo de Hoyos: subsidios a combustibles ya son insostenibles

El presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos aseveró que la reforma educativa se debe aplicar en todo el país y no permitir que en la mesa se negocie la ley

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walther observó que es insostenible la política de subsidios a los combustibles, por lo que la solución al incremento de su precio será cuando el mercado de las gasolinas se regularice y quede ya abierto a cualquier competidor en cuanto a la importación, aunque por los requisitos todavía es complejo hacerlo en México.

Lo anterior, con relación a que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció nueva alza a los precios máximos de la gasolina aplicables a partir de julio. La gasolina Magna subirá 24 centavos, a 13.40 pesos por litro; la Premium aumentará 34 centavos, a 14.37 pesos, mientras el costo del diésel se mantendrá sin cambios a 13.77 pesos por litro, informó la dependencia en el Diario Oficial de la Federación.

“La cantidad de recursos destinada por el gobierno a este sector ha sido enorme y a la larga es insostenible una política de subsidios a los combustibles, es transferir recursos que deberían ir a gasto social, desde luego que no puede ser de un día para otro, por lo que la solución al final de cuentas va a ser cuando el mercado de las gasolinas se regularice y quede ya abierto a cualquier competidor, estamos en ese camino, pero hay requisitos para la importación  de gasolinas, aun cuando técnicamente ya estamos  n la posibilidad de hacerlo, pero todavía se hace complejo, refirió Gustavo de Hoyos.


De Hoyos Walther consideró que el mejor camino es no permitir subsidios, sino permitir  que cualquier persona pueda acceder a este mercado y eso hará que los precios vayan muy rápido a la baja”.

En cuanto a la declaración del aspirante a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump de pretender eliminar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en caso de arribar a la Casa Blanca, el dirigente de la Coparmex aseguró que el camino de Norteamérica es la integración, “no tengo ninguna duda que más allá de precandidatos, candidatos y más allá de algún jefe de gobierno, la integración de Norteamérica es irreversible”.

Gustavo de Hoyos mencionó que en el marco de la democracia de estados Unidos, hay cosas que se dicen en las campañas internas de los partidos y en las elecciones abiertas, pero es muy diferente el ejercicio de gobierno

“No tengo duda que ningún político en Estados Unidos tendrá la capacidad para revertir algo que involucra a cientos de miles de empresas y al bienestar de los norteamericanos,  me parece que los exabruptos que se dan en una campaña política hay que entenderlos en esa dimensión. La integración de Norteamérica va a seguir avanzando porque esos cerca de mil 700 millones de dólares diarios que son materia de comercio internacional,  no querrá ningún político que se eche para atrás, por no decir la integración política y social tan intensa que tienen las familias que viven en la frontera y que tienen procesos migratorios anuales y rebasa por mucho cualquier intención de un político cualquiera que sea”.

Consideró que las declaraciones de Donald Trump hay que entenderlas como una lucha política para obtener una candidatura, pero “una vez que esté sentado quien sea, hombre o mujer, en la Presidencia de las Estados Unidos, entrará la moderación, (el TLCAN) es una ruta que será difícil de revertir porque paulatinamente se ha ido consolidando “.

Gustavo de Hoyos exige liberar carreteras en Oaxaca

Por otra parte, llamó al gobierno federal a liberar las carreteras en Oaxaca entre este jueves o viernes, pues el abasto en las tiendas está cercano al 15 o 20 por ciento y no pueden operar las tiendas en esas condiciones.

“La exigencia a la autoridad es que atienda la integridad de las personas y de los establecimientos, así como que no se interrumpa la posibilidad de distribución de productos porque el desabasto traería la escasez de alimentos y el encarecimiento de la canasta básica.

Asimismo, que las muestras de inconformidad del magisterio por la reforma educativa “generan conflictos graves que afectan en Oaxaca, de manera muy grave en Chiapas, muy delicado en Guerrero y de bastante cuidado en el caso de Michoacán, en ese orden, desde luego los daños extremos son en Oaxaca porque se han traducido en cuestiones a la afectación de la integridad y a la vida de las personas”.

Gustavo de Hoyos advirtió que las movilizaciones podrían ocasionar en un periodo corto que algunas tiendas y cadenas de autoservicio pudieran cerrar, “hay al menos 60 establecimientos comerciales de tamaño mediano y grande que están considerando esa posibilidad, fundamentalmente porque no se tiene el abasto de productos”.

De Hoyos Walther dijo que las pérdidas económicas se calculan en mil 700 millones de pesos, pero hay una gran afectación que tiene que ver con la vida cotidiana y la operación de fuentes de empleo que se han perdido, “por eso la exigencia de que esa situación tenga una solución inmediata, desde luego que respaldamos que la autoridad  tenga momentos de comunicación con las personas inconformes, pero esto de ninguna manera debe posponer una acción puntual de la autoridad para no afectar los derechos de terceros, de la gente que quiere transitar por el centro y realizar sus actividades económicas en Oaxaca”.

“La reforma educativa se debe aplicar en todo el país y no permitir que en la mesa se negocie la ley, en la mesa se pueden atender los reclamos sociales, pero mientras la ley no se cambie, se debe cumplir”, aseveró Gustavo de Hoyos.