¿Ya aceptaron autoridades recomendación de CNDH por contaminación del río Atoyac?

Germán González Juárez

De la recomendación número 10/2017, emitida el pasado mes de marzo por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por la contaminación al río Atoyac y sus afluentes, es importante señalar que esta problemática ha sido tema de debate y lucha de decenas de pobladores  afectados y ante ello un grupo de personas, desde hace más de 13 años, se constituyó como la Coordinadora por un Atoyac con Vida.

Esta organización comunitaria –sin fines de lucro–, acompañada por el Centro Fray Julián Garcés Derechos Humanos y Desarrollo Local, emprendió una lucha en la búsqueda de sus derechos humanos a un medio ambiente sano, a la salud y a una vida digna, entre otros.


Preocupadas y preocupados por las enfermedades que están acabando con la vida de las personas, tales como la leucemia, insuficiencia renal, púrpura trombocitopenia y malformaciones congénitas, entre otras, provocadas presumiblemente por la instalación de corredores industriales, los cuales vierten sus desechos al aire y a las aguas del río Atoyac, en 2011 presentaron una queja ante la CNDH, en la que se evidencian las acciones y omisiones de las autoridades de los tres niveles de gobierno responsables de contribuir en la contaminación del río Atoyac, Xochiac y sus afluentes, violentando así el derecho a la integridad personal, a la vida, a la salud, a la vida privada y protección de la honra, a la protección de la familia, derechos de la niñez y a un medio ambiente sano, entre otros.

El resultado de esta queja surge seis años después y ratifica parte de  lo que la población ya venía denunciando, pero únicamente contempla la violación a tres derechos humanos: a un medio ambiente sano, saneamiento del agua y acceso a la información, hubiera sido conveniente que se consideraran los otros derechos humanos que han sido violentados.

Estamos a punto de cumplir un mes de que se emitió la recomendación y se desconoce si las autoridades a las que está dirigida esta recomendación ya la aceptaron formalmente; confiamos que así haya sido y ya estén trabajando en la elaboración del Programa Integral de Restauración Ecológica o de Saneamiento de la Cuenca del Alto Atoyac, pues tienen seis meses para presentarlo, como indica el órgano defensor

Como sociedad civil exigimos que las autoridades  actúen efectivamente en la reparación del daño, que se acaten y cumplan los principios de restitución, satisfacción y garantía de no repetición, por lo que queda estar pendiente de dicho programa y no quede solo en simulación del Estado como ha sucedido.