Verificará Coeprist que sistemas de agua no estén contaminados con metales pesados

Con una inversión de 2 millones de pesos, la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Tlaxcala (Coeprist) realizará 200 muestreos en sistemas de abastecimiento de agua, tomas domiciliarias y drenajes en las comunidades aledañas al río Atoyac, a efecto de descartar la presencia de metales pesados que pongan en riesgo la salud de la población.

Ignacio Ramírez Sánchez, comisionado de la Coeprist, informó que el gobierno estatal aplicará el programa Vigilancia Epidemiológica del río Atoyac con el objetivo de descartar la presencia de metales pesados en los sistemas de abastecimiento de agua potable a la población y en caso de que se detecte una situación fuera de la norma, se procedería a cancelarlos y el suministro del líquido a la población sería a través de pipas como ocurrió con los habitantes del río Sonora en la región norte del territorio nacional.

“Vamos a tener monitoreados los sistemas de abastecimiento cercanos al río Atoyac, como se hizo en Sonora por el derrame, vamos a estar muestreando metales pesados para hacer vigilancia sanitaria al río y cualquier sistema de abastecimiento que no cumpla con la norma se va a cerrar”, refirió.


En entrevista, Ramírez Sánchez anticipó que a partir de abril próximo se iniciará con la toma de muestras, que serán enviadas al laboratorio ABC de la Ciudad de México que analiza la presencia de metales pesados en las descargas residuales.

“El objetivo es descartar que el agua que se consume y se utiliza en las comunidades aledañas al río Atoyac esté contaminada con metales pesados, los muestreos que hizo la Coeprist el año pasado no estaban contaminados porque estaban dentro de la norma”, mencionó.

Además, dio a conocer que se ampliará el catálogo de metales, ya no sólo se vigilará la presencia de plomo y arsénico, sino una gama de 15 metales que se van a medir en esta ocasión.

Ignacio Ramírez especificó que el laboratorio ABC va a determinar donde tomar las muestras, esto es, en qué descargas municipales, tomas domiciliarias e incluso en las industriales.

Mencionó que la facultad de la Coeprist es verificar la calidad del agua de consumo humano y enfatizó que la instrucción del gobernador Mariano González Zarur, a través de la Secretaría de Salud (Sesa), es monitorear la contaminación del río Atoyac, junto con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Consideró que a la fecha los sistemas de abastecimiento de agua a la población no están contaminados en algunos metales, por lo que este año “vamos a verificar que no haya la presencia de otros metales como ocurrió en Sonora, pues de ser así se clausurarían para no poner en riesgo la salud de la población”.