Vacaciones de verano dejan derrama económica de 54.6 mdp en Tlaxcala: Secture

El secretario de Turismo, Roberto Núñez dio a conocer que se detectó un incremento en la afluencia de visitantes en Atlihuetzía y Tizatlán con motivo de la próxima canonización de los niños mártires. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

En el periodo vacacional de verano se registró una afluencia de 50 mil 940 visitantes que dejaron una derrama económica de 54.6 millones de pesos y 46 por ciento de ocupación de cuartos en la entidad, informó el titular de la Secretaría de Turismo del Estado (Secture), Roberto Núñez Baleón.

El funcionario estatal precisó que la meta de crecimiento para 2017 en materia de flujo de visitantes es de 10 por ciento y en derrama económica de 13 por ciento, por lo que confió que con las actividades de los últimos cuatro meses del año se alcancen estos objetivos.

En entrevista, Núñez Baleón expuso que el periodo vacacional de verano fue de alrededor de 20 días, sobre todo en el sector educativo, por lo que en este periodo se tuvo un flujo de visitantes de 50 mil 940, el porcentaje de ocupación fue del 46 por ciento y una derrama económica de poco más de 54.6 millones de pesos por actividades turísticas, el promedio de pernocta se mantuvo en 1.3 noches y el porcentaje de ocupación en fines de semana en los hoteles fue de 86.5 por ciento en Huamantla, 84 por ciento en Tlaxcala y 61.5 por ciento en Apizaco.


En comparación con la misma temporada de 2016, dijo que se registró un incremento de 6.5 por ciento de afluencia turística y de 10 por ciento en derrama económica en 2017.

Recordó que por la temporada de avistamiento de las luciérnagas se registró una afluencia de más de 101 mil visitantes, lo que atribuyó a que corresponde a dos meses y la temporada vacacional fue sólo de 20 días, por lo que incluso de entre los 50 mil visitantes hubo quienes también visitaron los centros de avistamiento en Nanacamilpa y Calpulalpan.

Otros lugares que registraron afluencia turística fueron la capital del estado, los pueblos mágicos de Huamantla y de Tlaxco, los centros vacacionales y las zonas arqueológicas.

Además, se detectó un incremento en la afluencia de visitantes en Atlihuetzía y Tizatlán con motivo de la próxima canonización de los niños mártires; así como Buenavista, municipio de Tlaxco, por la Barca de la Fe.

“En la capital del estado, los museos estuvieron llenos, hubo un aumento en el interés de la gente que visitó Tlaxcala por los museos, es decir, el turismo cultural sigue siendo una gran fortaleza en la entidad, el otro sitio que representa mayor captación es el Santuario de las Luciérnagas que coincide con la temporada vacacional de verano, también Huamantla porque parte de los festejos de su feria coincide con esta época como la Noche que Nadie Duerme y el Pueblo Mágico de Tlaxco”.

Roberto Núñez dijo que para este año también buscan incrementar de 1.3 a 1.5 por ciento el promedio de pernocta por turista, pues confió en que lo conseguirán con actividades como la feria de Tlaxcala, los eventos taurinos, eventos culturales y artísticos, así como el turismo religioso por la feria de San Miguel del Milagro que representa una gran afluencia de visitantes que aprovechan para realizar recorridos en la zona textilera de Chiautempan y Contla de Juan Cuamatzi.